T

T

viernes, 2 de septiembre de 2011

Los más cálidos recuerdos en torno a un querido establecimiento educativo que cumple 125 años

Manuel Valea y su esposa Teresa Larregain han estado siempre muy cerca de la Escuela Nº 3 de Pueblo San José. Es innegable que “Los Valea” tienen su propia historia en el Pueblo San José. El abuelo de Manuel donó los terrenos para que se construyera el edificio que hoy ocupa la Escuela Nº 3, sobre la Avenida Alemanes del Volga, muy próxima a su domicilio particular, y que este sábado estará cumpliendo 125 años de vida. (Fuente: http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar).

Él mismo, siendo niño, iba a jugar con sus amigos a la obra que se estaba levantando hacia el año 1945 - 46. En ese entonces, cuando las mezclas se hacían a mano, más de una vez tomaban la pala para trabajar la arena con el cemento.
Teresa, por su parte, docente de muchos años, luego de recorrer varios establecimientos educativos se titularizó como maestra en la Escuela Nº 3 en el año 1983 y de la cual fue Directora hasta que se jubiló en 1993.
Manuel Valea y Clemente Schwindt recorrieron palmo a palmo, casa por casa, Pueblo San José buscando la matrícula potencial para el jardín de infantes que sentían que debía tener este establecimiento educativo.
Y como entonces desde la Dirección General de Escuelas le habían pedido que también hicieran la matrícula proyectiva, a cada mujer embarazada que veían en Pueblo San José le preguntaban su fecha para tener familia, para calcular si ese hijo por venir podía ser alumno del jardín de infantes que finalmente después se creó en esa escuela y que hasta hace unos pocos años atrás compartió edificio con la Escuela Nº 3.
Una anécdota: nadie se explicaba por qué la galería de la escuela está hacia el sur, por lo que los días de invierno, en las lluvias o cuando hay viento es imposible estar en el lugar. Hace unos años se dieron cuenta en la Dirección de Escuelas que el constructor había agarrado el plano al revés, por lo que había invertido la edificación de todas las instalaciones.
Son algunas de las anécdotas que guarda entre sus paredes este establecimiento educativo y que tan bien conocen Manuel y su esposa Teresa; es que por afectos, por vecindad, por haber integrado las comisiones Cooperadoras, por relación docente, han seguido el pulso de crecimiento de esta escuela que cumple 125 años, los que estará festejando este próximo sábado.
En la ocasión será inaugurado un nuevo mástil en el patio del establecimiento, que llevará el nombre de una querida Directora: Julieta Vexenat de Pascual; y la biblioteca que abre sus puertas, después de dos años de preparación y organización, pasará a llamarse “Manuel Valea”, en honor a uno de sus más firmes colaboradores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario