Fue galardonado por la Asociación Argentina de Descendientes de Alemanes del Volga, filial Coronel Suárez
Declarado de Interés Municipal por la Municipalidad de Coronel Suárez
Declarado de Interés Distrital por el Honorable Consejo Deliberante de Coronel Suárez
Declarado de Interés Legislativo Cultural por la Honorable Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires

lunes, 14 de abril de 2014

Ricos Kreppel en el aniversario de Pueblo San José

La intensa lluvia y las condiciones del tiempo en general del sábado impidieron que el torneo de Kosser programado por la sub comisión de este juego tradicional de Independiente encabezada por los hermanos Julio y Tito Hartmann pudiese desarrollarse, motivo por el cual la actividad se reprogramó para el sábado venidero.
Pero… los Kreppel no faltaron.
1500 !!!!!, sí, 1500 Kreppel elaborados por una activa sub comisión de hockey de la entidad roja del Pueblo San José.
Es que como sucede en todas las instituciones, los integrantes de cada grupo de trabajo que colaboran con las instituciones tienen que ingeniárselas para recaudar fondos para sostener las actividades deportivas.
Como este fin de semana se festejaba un nuevo aniversario del Pueblo San José, esta sub comisión organizó una venta de Kreppel.
Todos colaboraron en la venta previa, dirigentes, jugadoras, allegados, todo y lograron venderse 120 docenas, motivo por el cual el sábado desde las 7 de la mañana los organizadores pusieron manos en la masa.
Harina, leche, azúcar, levadura, una pizca de sal, aceite para freír, hoyas, mecheros, garrafas, absolutamente e todo para elaborar los 1500 Kreppel.
Y por supuesto el grupo de colaboradores.
Lluvia y frío del sábado, pero los Kreppel super calentitos y listos para el mate, combo ideal para un día donde no se pudo jugar al Kosser, pero si saborear los Kreppel de Independiente.

Pueblo San José conmemoró su 127º aniversario


Oscar Fogel, Secretario de la Asociación Germano Argentina, destacó el perfil colonizador de nuestros antepasados. El Intendente Fuentes Lema valoró la presencia de esta colectividad alemana del Volga que sembró con fe, trabajo y profunda vocación religiosa nuestros tres Pueblos Alemanes. El Jefe comunal resaltó el compromiso de todos los sectores de la comunidad y el acompañamiento como siempre del Gobierno Municipal. Previamente se compartió la misa en acción de gracias.

El Delegado Municipal Daniel Schwindt fue el encargado de recibir a las autoridades presentes, encabezadas por el Intendente Osvaldo Fuentes Lema junto a miembros del Gabinete, la Presidente del Concejo Deliberante Blanco Stacco y representantes de diversas instituciones de la comunidad, quienes inicialmente se concentraron en la Parroquia San José Obrero del Pueblo San José.
El Padre Mario Schmidt presidió la misa en acción de gracias y finalmente en una jornada totalmente desapacible las autoridades depositaron una ofrenda frente al monumento que recuerda la figura de Don Eduardo Casey, el principal colonizador y propulsor del asentamiento de los primeros colonos que hace 127 años atrás han llegado para dejarnos su inmenso legado cultural, vocación de trabajo y una admirable presencia que hoy distingue a la ciudad de Coronel Suárez por sus Pueblos Alemanes.
El acto se llevó a cabo en el salón chico del Club Germano Argentino del Pueblo San José donde El Coro “Las Voces del Corazón”, bajo la dirección de Marita Marsch estuvieron presentes en el acto oficial con sus característicos repertorios de la música bien tradicional, el himno al Pueblo San José, junto a la colorida presencia de sus integrantes que pertenecen a nuestros tres Pueblos Alemanes.
El Coro “Las Voces del Corazón” es un organismo creado para representar a Coronel Suárez, Santa Trinidad, San José y Santa Maria, siendo embajadores de nuestras tradiciones y cultura y cada acto con su presencia resulta trascendente y con alto impacto emotivo.
Interpretaron el Himno Alemán, el Himno a Pueblo San José y canciones características.
El Ingeniero Osvaldo Fuentes Lema, como Intendente Municipal, dejó también su impresión sobre el presente y el futuro que tiene asignado Pueblo San José, donde en los últimos años se ha reivindicado su lucha y se ha elevado su calidad de vida a través del empuje personal de cada habitante y la obra pública que desde la administración municipal se fue extendiendo hacia nuestras Colonias.
Habló de la raza y de su gente, como así también del entramado social que crece y marca los tiempos y los ritmos de un quehacer general que es notable y sobresaliente.
Fuentes Lema destacó el compromiso de todos los sectores de la comunidad y en este sentido fue detallando el trabajo al servicio de la comunidad de las distintas instituciones, la población renovando el compromiso de seguir apoyando cada una de las realizaciones desde el Gobierno Municipal como viene ocurriendo en todos estos años de un sostenido progreso compartido con toda la población menciono el Intendente Municipal.
Oscar Fogel, Secretario de la Asociación Cultural Germano Argentino del Pueblo San José, habló en representación de las instituciones y también dejó profundas reflexiones sobre los esfuerzos que marcaron un camino que lleva 127 años de lucha, de esfuerzo y de crecimiento que hoy las nuevas generaciones deben reivindicar esas banderas e imitar el ejemplo de quienes nos precedieron e hicieron un porvenir que se disfruta en familia y bajo los mismos principios de fe, trabajo y familia.
En la parte final de su mensaje hizo alusión a los sentidos versos de Monseñor Doctor Enrique Rau en “La Voz de la Raza” reafirmando el texto que sintetiza el sentimiento expresando “Yo no escribo mi historia con espadas, yo no anuncio mi gloria con clarines, yo no ciño mi cienes con laureles, ni conquisto mis tierras con puñales”.
“Mi blasón es la paz, mis espadas son las torpes manceras del arado”.
Mi tesoro el hogar, que es carne y sangre que ofrezco diariamente en las aras de dos y de la Patria….”
En el transcurso de la ceremonia por parte de la Municipalidad de Coronel Suárez el Delegado y el Intendente Municipal procedieron a entregar un aporte económico con destino al Centro de Jubilados y Pensionados del Pueblo San José para lo cual fue la Vice Presidente de la entidad Paulina Minig quien recibió la documentación respectiva que certifica la entrega del subsidio Municipal.
Al término del acto fue servido un café con tortas, participaron abanderados de los establecimientos educativos de la localidad y referentes de las diversas instituciones.

Nilda Bahl, con 88 años, y Florentino Schwab, con la misma edad, fueron destacados en el aniversario de Pueblo San José

 
En el 127º aniversario de Pueblo San José. Después se viene Kerb en los primeros días de mayo. San José está de fiesta.

Dos queridos vecinos recibieron el sábado pasado sus respectivos reconocimientos en el acto oficial programado por la Delegación Municipal de Pueblo San José conmemorando el 127º aniversario de su fundación, para lo cual las autoridades municipales y representantes de las entidades compartieron este momento trascendente de dos queridas figuras de la segunda Colonia.
Nilda Isabel Bahl, nacida el 14 de abril de 1926, es la menor de 13 hermanos y al término de sexto grado, siendo muy joven, comenzó a trabajar en la emblemática confitería Las Delicias, que por entonces era propiedad de su hermano Hilario, y a partir de allí comienza a surcar toda una vida de esfuerzos hasta que finalmente abrió su propio vivero en la casa de sus padres, donde habita actualmente, en la Avenida Eduardo Casey del Pueblo San José.
Ella cuenta que gracias a su padre, que siempre hacia quinta y cuidaba el jardín, descubrió su pasión por esta actividad, que la mantiene hoy rodeada siempre de plantas y de flores.
Por su parte Don Florentino Schwab, quien en marzo cumplió sus 88 años, también tiene toda una historia intensa de trabajo en el campo junto a su familia, largos días de cosechas y siembras y el recuerdo de su casamiento con Ana Schmidt y de su impecable casa donde vive actualmente desde hace 64 años, toda una vida.
Don “Tino” Schwab estuvo acompañado de sus hijas Zulema, Nora y Elba y otros familiares en el momento de la entrega de la tan merecida distinción.
Y mañana, como todos los días, tempranito, a eso de las 6 de la mañana, ya estará saliendo para hacer los trabajos rurales que forman parte de su activa vida.
Ambos distinguidos estuvieron acompañados de sus familiares y allegados mientras entre el Intendente Fuentes Lema y el Delegado Municipal Daniel Schwindt, acompañados por representantes de entidades de la localidad formalizaron la entrega de los diplomas de honor y plaquetas que acreditan la distinción.

Fotografías fiesta aniversario de Pueblo San José









sábado, 12 de abril de 2014

Lanzlieder

Kreuzübel ist mir gangen,
kreuzübel geht mirs noch.
Wär ich bei mein Vatter geblieben,
ein ledig Mädchen wär ich noch.

Du bis alt, dick und fett
und bist auch so schlecht:
greifst und alle seckel nei
und host nichts der bei.

Traducción

Terriblemente mal me fue,
terriblemente mal me va todavía.
Si me hubiera quedado con mi padre,
una muchacha soltera todavía sería.

Tú eres alto, obeso y gordo
y también un desvergonzado:
metes la mano en todos los bolsillos
sin ver ninguna maldad en ello.

Las madres alemanas del Volga

“En la época de nuestros padres, la gente se casaba muy joven; el hombre a los veinte años, y la niña con apenas diez y siete”, escribe el Padre José Brendel recordando los primeros años de las colonias alemanas de la Argentina. La mujer era la dueña de casa en todo el real sentido de la palabra. El hogar era su pequeño reino –y el único-, en que nada se hacía sin ella, y en que todo iba sincronizado alrededor de su mandato y voluntad. La mujer, era la cohesión de todo aquello. Y una vez que llegaban los hijos, ellos eran el incentivo para el trabajo. Los romanticismos no contaban… sino en las leyendas de príncipes, que leían con tanta fruición y les contaban luego a sus niños.

El joven que solicitaba con un solemne ritual la mano de una muchacha, sabía que no podría ofrecerle ni riquezas ni más comodidades que las comunes, fuera de sus brazos fuertes de labrador, y de su espíritu de trabajo; y ambos, de común acuerdo, enfrentaban la vida como viniera, sin hacerle preguntas, sabiendo lo que querían del futuro, y sacrificándose sin titubeos, para conquistarlo. Y una vez que llegaban los hijos, ellos eran el mejor incentivo para el trabajo. Los romanticismos no contaban . . . sino en las leyendas de príncipes, que leían con tanta fruición y les contaban luego a sus niños. A eso hay que añadir como en el caso de los fundadores de las colonias, que apenas casados, iniciaban el gran viaje por mares y tierras en busca de la felicidad y de un terruño en que pudieran vivir con sus hijos.
Y una vez que llegaban los hijos –rememora el Padre Brendel-, ellos eran el incentivo para el trabajo. Los romanticismos no contaban… sino en las leyendas de príncipes, que leían con tanta fruición y les contaban luego a sus niños.
El hogar era su pequeño reino –y el único-, en que nada se hacía sin ella, y en que todo iba sincronizado alrededor de su mandato y voluntad. La mujer, era la cohesión de todo aquello.
Una vez que sus hijas eran mayores, ellas colaboraban activamente en los trabajos, aprendiendo la conducción del hogar de la mejor de las maestras: su madre. En las colonias no se concebía una muchacha casadera, que no supiera cocinar, y conducir una casa. Ningún hombre hubiese mirado a una muchacha así.
Por eso también, los hogares de los alemanes del Volga, eran alegres y felices –sostiene el Padre Brendel-, tanto en la presentación prolija de las habitaciones y dependencias, como en el rostro de sus gentes.
Para comprender mejor la importancia de la madre en el hogar, referiré una anécdota: un señor a quien se le había muerto la esposa, a cuya ausencia no podía acostumbrarse, me dijo un día, en confidencia: "Nunca hubiera creído, que ella era el lazo de unión de mi familia... Ella tan pequeñita y menuda, que hablaba tan poco, era la cohesión de todo, con su gran corazón... y desde que se fue todo se vino abajo... Ella se lo llevó todo. Y pensar, que yo creía que sobre mis hombros descansaba la unión de mi hogar... ¡Iluso de mí!".
Otro detalle ilustrativo de las madres de los alemanes del Volga, son las viejas y amarillentas fotografías de antaño: los cuadros de familia. Allí está ella, rodeada de la corona de los suyos, llevando bien visible entre sus manos el rosario y su libro de Misa...
Sobre sus rodillas se aprendía entre balbuceos el primer Ave María, y la torpeza de los bracitos infantiles dibujó por primera vez el signo indeciso de la Cruz. Antes de que la familia se entregara al reposo, la madre se aseguraba de que todos habían hecho su oración.
Los mayores en silencio, y los más pequeños, cantando su oración en alta voz, bajo la atenta supervisión de la mamá. Y cuando ya todo el mundo se había acostado, pasaba ella por las habitaciones, rociando cosas y personas con agua bendita y pidiéndole a Dios nos librara del mal.
Durante mi vida de estudiante y de sacerdote –cuenta el Padre Brendel-, jamás llegué a mi casa, sin encontrar a mi anciana madre esperándome junto al portón de entrada de la finca. Desde lejos divisaba su batita blanca, y sabía que me estaba aguardando con cada auto que pasaba por la calle. La bata de mi madre era para mí como la bandera de llegada de todas las esperanzas. Y así, años y años de ansias de llegar, y de bata blanca de espera, hasta que llegó el día, en que al regresar, el portón estaba sólo, tan solo, como si le faltara toda mi infancia y juventud... y toda mi vida.

Historia de vida de Nilda Bahl


Intensa tarea cultivando plantas y adornando la Iglesia para los casamientos.

Este próximo lunes Nilda Bahl cumple 88 años y sigue tan activa como siempre: “yo ando todo el día, no paro nunca” dice esta mujer de Pueblo San José que este sábado será una de los vecinos distinguidos por la Delegación Municipal en un nuevo aniversario de la fundación de esta Colonia Alemana.
Lamenta no poder contar con la compañía de su hermano menor (constituían una familia de 13 hermanos) porque por las lluvias en Buenos Aires teme dejar su vivienda sola, ante la posibilidad de inundaciones. Pero igual sabe que va a estar acompañada de los vecinos que la conocen de toda la vida y que bien la quieren.
Nilda empezó a trabajar desde muy jovencita. Primero aprendió con una especialista en el tema el bordado punto smog, para los vestiditos de las nenas; luego trabajó en la confitería Las Delicias, donde uno de sus hermanos se había asociado a Reynal para atender el emblemático negocio de Coronel Suárez.
Cuando esa sociedad terminó y su hermano compró la estación de servicio que funcionara en la primera cuadra de la Avenida Alsina también estuvo allí trabajando por 8 años.
En todo ese tiempo, cuando iba a visitar a sus hermanas a Buenos Aires, tomaba contacto con unos vecinos, japoneses, que tenían un vivero.
Allí aprendió sobre el cultivo de las plantas, también sobre los secretos para lograr buenos resultados. Fueron ellos quienes le aconsejaron que se dedicara a esta actividad y quienes le proveyeron de las primeras plantas que vendió en la vereda de la casa de sus padres, en Pueblo San José. 
Entonces ya estaba al cuidado de sus padres, los dos muy mayores, y esta actividad traía alegría a un hogar donde la huerta familiar había sido una actividad común. También recibió ayuda de la familia Arikawa de Coronel Suárez, de quien dice “es gente muy buena”.
Nilda, por años, fue la propietaria del único vivero que había en San José y aunque ahora hay más competencia de todas maneras conserva sus clientes de siempre, los que confían en su habilidad para el cultivo de plantas y flores. Ahora mismo está esperando que mejore un poco el tiempo para proveerse de todas las flores de invierno, que colorean los jardines.
Nilda Bahl, vecina de Pueblo San José que este sábado será distinguida por su trayectoria en la comunidad de esta Colonia Alemana.

Historia de vida de Florentino Schwab


“Si pudiera casarme otra vez con Anita lo haría”. Un hombre encantador que también recibe este sábado una distinción en el aniversario de Pueblo San José.

Florentino Schwab nació en Pueblo Santa Trinidad pero hace muchos años que vive en San José. Desde que se casó con Anita Schmidt y la madre de su mujer los invitó a vivir en su casa para acompañarla.
Entonces la pareja tenía 24 años cada uno, eran jóvenes pero ya llevaban varios años trabajando: Florentino en el campo, primero con su padre, luego, a los 20 años, cuando su padre le tomó confianza y vio que se había puesto los pantalones largos, como chacarero, trabajando con él a porcentaje en la siembra. Anita, por su parte, era para entonces una modista reconocida y respetada en Pueblo San José que cosía para toda la Colonia y más también.
Tuvieron tres hijas: Zulema, Nora y Elba. Que le dieron 6 nietos, a quienes “Tino” Schwab los nombra como “personas de bien, trabajadores, estudiosos y dedicados a lo suyo, que no toman ni fuman”, apunta el abuelo, lo que dice lo pone muy contento.
Se emociona mucho al enumerar que hace 14 años que falleció su esposa y con convicción en la despedida dice que “si pudiera casarme otra vez con Anita lo haría”.
Cada mañana Florentino se levanta muy temprano, a las 5 de la mañana, y luego de desayunar café con leche se sube a su camioneta y se dirige al campo.
A pesar que tiene desde hace 5 años un empleado de confianza, no abandona las recorridas a caballo por todo el establecimiento, controlando la hacienda, contándola y mirando todos los tramos de alambrado para comprobar que estén en condiciones. 
La única concesión que se ha permitido con los años es, en este último tiempo, quedarse en su casa a la tarde. A la noche lee diarios, revistas y libros para mantenerse informado.
Recuerda cuando la familia de su mujer fue a la casa familiar a decirle que le regalaban la vivienda por haber cuidado de la mamá de su esposa durante tanto tiempo: “de ninguna manera” dijo entonces Anita; “Florentino la va a pagar a la casa porque venimos ahorrando”. 
Así lo hicieron, compraron la antigua y bella casa en la que transitó y sigue transcurriendo toda la vida de esta familia. Y aunque el lugar quede grande ahora, allí está toda la historia construida entre los días y guarda la calidez de una vida juntas construida con mucho amor.
Florentino Schwab, vecino de San José, distinguido en el aniversario 127º de su fundación.

miércoles, 9 de abril de 2014

Freudenfest: Fiesta de la Alegría de los Alemanes del Volga

         Gran fiesta organizada por la Asociación de Descendientes de Alemanes del Volga Unser Leit. Se llevará a cabo el domingo 4 de mayo, a las 12 hs. Actúan Los Gringos del Volga y será en el Club Suabos del Danubio, en Villa Ballester. Aquí el informe completo del evento:

¡Todos a participar y a divertirse entre familiares y amigos!
¡No se pierdan esta gran fiesta!

Pueblo San José se prepara para el 127º aniversario de su fundación

Fuente: http: lanuevaradio.com.ar

“Desde hace unos años estamos buscando que la comunidad de San José se acostumbre a celebrar el aniversario de la fundación del pueblo, como una fecha independiente a la celebración de nuestra Kerb” dijo Daniel Schwindt, Delegado de la segunda Colonia Alemana ante la consulta de La Nueva Radio Suárez.

Ese acontecimiento, el del 127º aniversario de la fundación de San José, tendrá celebración este próximo fin de semana, ya que el domingo 13 es la fecha exacta que la historia de esta localidad reconoce como su fecha de inicio y el momento en que las primeras familias de colonos se instalaron en los terrenos que les habían otorgado a unos kilómetros de la ciudad cabecera, y distante también de las familias que habían llegado para conformar las colonias Santa Trinidad y Santa María.
El día sábado, además del torneo de kosser, habrá misa en acción de gracias y luego el acto protocolar donde serán reconocidos dos vecinos de San José por sus años, su trayectoria y su labor en la comunidad.
También se producirá la inauguración de luminarias que han sido recientemente colocadas en un sector de San José. Por la noche habrá baile en el Club Independiente y el domingo diferentes actividades en la Plaza Sergio Denis.
Daniel Schwindt agradeció la colaboración de las instituciones, “que son las que elaboran las diferentes propuestas y conforman la programación para estos festejos”.

domingo, 6 de abril de 2014

Preparando ricos Brotschnitse

Receta elaborada a partir del libro La gastronomía de los alemanes del Volga, del escritor Julio César Mechior, que está a punto de agotarse en su novena edición. Apúrese a adquirir el suyo antes de que ya no queden ejemplares disponibles. 
















miércoles, 2 de abril de 2014

Campeonato de payana, en Pueblo San José, el 13 de abril

Fuente: lanuevaradio.com.ar

Será para niños en edad escolar primaria. Organizado por la Biblioteca Saint Joseph´s.

Nora Schwab es Coordinadora del Instituto Cultural e integra también la Comisión de la Biblioteca Saint Joseph´s de Pueblo San José, institución esta última que propone para el domingo 13 de abril un campeonato de payana en la Plaza Sergio Denis, en el marco de un nuevo aniversario de la fundación de esta segunda Colonia Alemana.
“La Comisión ha pensado en una propuesta para retomar un juego simple, que ha estado en las generaciones de nuestros antepasados y que por momentos vuelven a jugar los niños, también es el interés hacer propuestas diferentes a los chicos para sacarlos de la computadora y proponerles actividades al aire libre”.
Anunció que “la payana proviene de España, una forma de practicarla allí era con 5 formas de hueso; en quechua la palabra payani significa ‘recoger lo caído’, en Argentina se la ha dicho payana o payanca. Es fácil porque se consiguen 5 piedras, carozos o lo que fuere y se arrojan al aire, permitiendo así una competencia”.
La inscripción para participar de este campeonato está abierta en la Biblioteca de Pueblo San José y para niños de 1ero a 6to grado de las escuelas primarias. Ese día en la plaza habrá también juegos inflables y otros entretenimientos para los niños.

martes, 1 de abril de 2014

Tuvo lugar en la ciudad La Plata la inauguración de la CATEDRA LIBRE DE LA HISTORIA Y LA CULTURA DE LOS ALEMANES DEL VOLGA

Por Prof. Horacio Agustín Walter
Director de la Cátedra Libre
de la Historia y Cultura 
de los Alemanes del Volga en Argentina

 Con un importante acompañamiento de casi cuarenta personas el marco de la Sala de Sesiones de la Presidencia de la Universidad Nacional de La Plata tuve ayer su día con sabor a historia, cultura y patrimonio de la comunidad volguense.

La Contadora Margarita Hollmann, secretaria de la Cátedra, leyó la resolución de la Universidad creando la CL. Posteriormente el Presidente del Centro Argentino Cultural Wolgadeutsche presentó a los disertantes y deseó suerte en el desarrollo futuro de la misma.
A continuación, el Prof. Horacio Ägustín Walter, director de la CL, acompañándose con distintas imágenes hizo una reseña de la historia de la migración de la comunidad volguense hasta su instalación en Argentina, así como también las consideraciones correspondientes a la "larga caminata" hasta llegar a Rusia, su vida llena de esfuerzo y trabajo en las orillas del Wolga y nuevamente en Argentina, en las distintas provincias. Con la idea de que la identidad es la cultura en constante re-construcción, el disertante mostró cómo los alemanes de Rusia fueron adaptándose a los contextos históricos y sociales a través de su trabajo, su decisión de vivir en aldeas y colonias, separados del resto de los inmigrantes lo que también les trajo un costo negativo que se siente a lo largo del tiempo, justamente por su tardía integración a la sociedad global argentina.
Posteriormente la Arquitecta Cristina Vitalone que ha sido una eficaz coordinadora en el trabajo realizado entre el Centro Cultural Wolgadeutsche y el Lemit y que dió por resultado el libro "Partes de otras tierras en nuestra tierra", explicó las características de nuestro patrimonio intangible que resulta ser el modo del trazado de las aldeas y colonias y la riqueza arquitectónica de las primeras viviendas de los alemanes del Volga. Supo generar la necesaria curiosidad de los presentes incitándolos a observar con una mirada precisa los detalles constructivos y también las futuras investigaciones que deberán realizarse para contener y resguardar el acerbo cultural que han formado nuestros antepasados y que es responsabilidad de sus descendientes, des decir nosotros, de seguir investigando, resguardo y difundiendo estas riquezas.
La despedida de los presentes resultó interesante. Era un mosaico de distintos orígenes y lugares. No sólo asistentes de La Plata o Buenos Aires, sino también de Coronel Suárez, Darragueira, Baradero, Colonia Hinojo, Olavarría y otros lugares, lo que muestra la necesidad de seguir profundizando y la alegría de contar con herramientas culturales como esta Cátedra Libre que comienzó a funcionar ayer. La demanda de nuevas actividades será nuestro desafío en cuanto a programación y organización. Lo haremos.

lunes, 31 de marzo de 2014

Con una frase del escritor Julio César Melchior Acción poética pintó el mural #39 rescatando el valor de la palabra


Conmemoraron el primer año de vida. Le ponen reflexiones y pensamientos a diversas paredes de la ciudad. “Una sonrisa en tus labios es un beso en mi alma”.

Seguramente la población habrá advertido en el último año diversos murales con frases que nos invitan a la reflexión y a dejar volar nuestra imaginación y pensamiento sobre un total de 39 murales en paredes de nuestros barrios de Coronel Suárez, en los Pueblos Alemanes y hasta uno que puede apreciarse en la localidad rural de D’Orbigny.
Los integrantes de “Acción Poética” pusieron nuevamente manos a la obra y dejaron plasmado el sábado pasado el mural Nº 39 en la Plazoleta “Emilio Nové Forte” ubicada frente de la Cooperativa Obrera de Avenida Casey, un sector de paso permanente de la población que se dirige a diversos lugares de la ciudad con ingreso y egreso de la ciudad por la Avenida Casey y a nuestros Pueblos Alemanes respectivamente.
 De esta manera conmemoró el grupo el Primer Año de su fundación qAcciue en realidad fue viernes 28 por lo cual al día siguiente se reunieron y merced a la donación del espacio por parte del Instituto Cultural de la Municipalidad quedó concluido el mural del primer aniversario con la frase "Una sonrisa en tus labios es un beso en mi alma” de nuestro reconocido escritor del Pueblo Santa María Julio César Melchior, quien aportó este pensamiento en apoyo a la actividad que han generado en nuestro medio.
La Nueva Radio Suárez al entrevistar a los integrantes de Acción Poética expresaron que la tarea comenzó hace un año atrás, primero con la pintada de paredones con fondo blanco y letras en imprenta mayúscula negra que integra la poesía como parte del paisaje urbano. 
Y luego avanzó por diversos sectores de la ciudad ya que este es un movimiento literario que nace en México hace alrededor de 16 años, propulsado por Armando Alanis, que es un poeta que insistió mucho para que publiquen su obra y como nunca consiguió que alguna editorial lo hiciera tuvo la idea de plasmar esas ideas en paredones. 
Esto se difundió también mucho a través de las redes sociales mientras que aquí en Argentina hace aproximadamente 7 años que surgió en Tucumán y se ha hecho muy popular en este último tiempo inclusive en Coronel Suárez donde acaban de conmemorar el primer año de vida.
Se pintan los murales siempre con la autorización de los vecinos y es todo a pulmón ya que no tienen ninguna orientación ni política ni religiosa, tanto en las frases como en lo que proponen como movimiento en la búsqueda de rescatar el valor de la palabra, con distintas normas que se cumplen, como el que no haya más color que el negro de las palabras, sin ningún dibujo adicional, y que solamente aparezca la palabra desnuda con toda la amplitud de su mensaje.
Todos aquellos que estén dispuestos a donar pintura y pinceles para continuar con esta obra poética que ya lleva un año en nuestro medio pueden comunicarse a través de la dirección de Facebook que tiene el grupo.
Los integrantes de Acción Poética Coronel Suárez agradecen de gran manera a todos los que han participado de los diferentes murales realizados y a toda la población que da su apoyo día a día tanto con la difusión de las fotos publicadas en la página de facebook, así como con sus palabras de apoyo hacia una tarea realizada a puro corazón.
El grupo seguirá pintando cada fin de semana bajo la motivación de “llenar de poesía la ciudad” y llevarla a cada una de las personas de la comunidad.

jueves, 27 de marzo de 2014

Julio César Melchior trascendiendo con su poesía y sus reflexiones los límites del país


Premiado en Chile. Leído, analizado y difundido en México. Este viernes invitado a la apertura de la cátedra sobre los alemanes del Volga en la Universidad de La Plata.

Hace un tiempo atrás una radio de Chile organizó un concurso de poesía del cual participó el escritor de Pueblo Santa María Julio César Melchior, en el que resultó ganador con su poema “María Rosa”, el que fue escrito durante la pasada temporada de verano. 
Recientemente suena su teléfono y del otro lado de la línea había una conductora de un programa radial de un lugar de México, que le informaba que en su programa de dos horas se iban a leer algunas de las reflexiones y poesías de Julio César, por lo que le pedían que siguiera la transmisión a través de Internet. 
Se encontró que las dos horas del programa estuvieron destinadas a leer y a analizar algunas de sus producciones literarias, mientras los oyentes interactuaban en forma permanente con la conductora. Consultado sobre esto, Julio dijo que “cuando me hablaron por teléfono desde México me daba la sensación que estaban hablando de otra persona. Me dijeron que les había impactado la manera que tengo de abordar el amor y los temas cotidianos, los decires que se transmiten en unas pocas palabras”.
A todas estas alegrías en su vida de escritor hay que agregarle otra más: este viernes está invitado a participar de la apertura de la cátedra sobre alemanes del Volga en la Universidad de La Plata.
Por otra parte informó que desde hace por lo menos dos años, en una radio de Santa Rosa (LU33 Emisora Pampeana), en un programa semanal en un micro denominado Hilando Recuerdos, conducido por Juan Carlos Reier, se leen algunos de sus escritos en el periódico que viene elaborando desde hace tanto tiempo y que ha recogido infinidad de historias de los alemanes del Volga.
Consultado sobre este presente, Julio César dijo que “uno cuando escribe muchas veces lo hace para sí mismo, es como lanzar una botella al mar que empieza a hacer recorridos con vida propia. Todas estas cosas las estoy haciendo desde un lugar muy pequeño y encontrar que tienen tanta repercusión me da mucha alegría por mí y por todas las personas que quiero”.

sábado, 22 de marzo de 2014

Actos por el 127º aniversario de Pueblo San José


Sábado 12 de abril:
13:30 hs: Torneo de Kösser en Club Atlético Independiente. Organiza Subcomisión de Kösser. Auspicia Dirección de Deportes de la Municipalidad de Coronel Suárez.
18 hs.: Santa Misa.
19 hs.: Inauguración de luminarias. Av Alemanes del Volga y Juan José Paso.
19:30 hs.: Acto Protocolar en el Salón de la Asociación Cultural Germano Argentina. Actuación del Coro “Las Voces del Corazón”. Palabras alusivas en nombre de toda la comunidad a cargo del Secretario de la Asociación Cultural Germano Argentino, Sr. Oscar Fogel. Palabras del Sr. Intendente Municipal Ing. Osvaldo Fuentes Lema. Entrega de distinciones a los abuelos de mayor edad y en su persona, el reconocimiento a todos los mayores que tanto han trabajado por el progreso y el desarrollo de nuestra querida comunidad: Nilda Bahl y Florentino Schwab.
21 hs.: Cena Show en Independiente con la actuación de Gabriela Rey. Organiza Escuelita de Fútbol CAI.
Domingo 13 de abril:
13:30 hs: Juegos e inflables para todos los chicos de la comunidad en la Plaza Sergio Denis. Auspicia Dirección de Deportes y la Delegación Municipal de Pueblo San José.
16:30 hs.: Final Torneo de Payana organizado por la Biblioteca Sankt Joseph´s.
Delegación Municipal de Pueblo San José. Av. Alemanes del Volga 4325 - teléfono 424239.

miércoles, 19 de marzo de 2014

Lágrimas de ángeles en el Volga

Fuera cae nieve. Es invierno. La aldea es un cúmulo de chimeneas respirando humo en la inmensa vastedad de la estepa rusa. Nadie recorre las calles. Ninguna persona osa salir y enfrentar la tempestad. Hace días que nieva. Sólo se ven caer copos de nieve, blancos y fríos copos de algodón. Caen y caen del cielo y se amontonan en los techos, en los patios, en la aldea entera.
Adentro de la casa, la leña crepita, el fuego calienta la cocina. La madre fríe Kreppel, los niños juegan; el padre arregla un zapato trabajando con lezna, aguja e hilo; el abuelo y la abuela conversan. Los minutos transcurren. Se hacen horas. Llega la noche. La familia se sienta alrededor de la mesa. Rezan. Cenan. Cantan, con voces melancólicas y desbordadas de nostalgia, antiguas canciones que los ancestros trajeron en la alforja del corazón desde Alemania.
Afuera es noche cerrada. Oscura. Dejó de nevar. Las estrellas brillan cual cristales de oro. Semejan lágrimas de ángeles suspendidas del corazón de Dios.

martes, 18 de marzo de 2014

El nacimiento de las colonias

Amanece. El rocío le pone gotas de sudor a los caballos que tiran del arado y perlas transparentes a las rosas que florecen en el jardín. El sol asoma en el horizonte, limpio y puro, alargando sombras, entibiando la mañana,  alegrando el alma de esperanza y sueños renovados. El labrador trabaja la tierra; la mujer desmaleza el jardín, entre pétalos de colores.
La mañana se despereza y bosteza en una brisa que pasa y se pierde en la vastedad de la pampa. En su agitar de alas acaricia los trigales, meciendo  sus rubias cabecitas de oro llenas de granos que el  molinero transformará en harina y el panadero en pan.
El cielo es un lienzo azul donde Dios dibuja una bandada de pájaros: gorriones y tordos que en una estela de puntos oscuros, se diluye en el horizonte. Unas nubes que pasan parecen siluetas blancas de formas varias. Esbozos que perfilan el escenario donde se proyecta una casita de adobe, un horno de barro exhalando humo, un molino, algunas vacas, una veintena de ovejas y un perro celoso cuidándolas; una mujer desmalezando su jardín y un labrador trabajando la tierra con un arado.
Un cuadro de la Argentina naciendo al mundo: una familia de colonos alemanes del Volga recién inmigrados al país a fines del siglo XIX colonizando la pampa virgen, ese inmenso trozo de suelo donde en el futuro brillará el nombre de una ciudad, Coronel Suárez, y el de tres pueblos: Santa Trinidad, San José y Santa María.

50 años del Jardín Parroquial Santa María

Por Luján Streitenberger,
Directora Escuela y Jardín
Parroquial Santa María

Un 16 de marzo de hace 50 años se fundaba en Pueblo Santa María nuestro querido Jardín Parroquial, por iniciativa de la Hermana Benita, que en aquel entonces era Directora y Superiora de la Congregación “Siervas Misioneras del Espiritu Santo”, contando siempre con el apoyo del Padre Juan Peter, con el objetivo de atender e iniciar a los más pequeños de la comunidad en una educación sistematizada e integral, formando además a los niños en la fe católica, legado primordial de nuestros ancestros.

Con el paso de los años y al retirarse la Congregación, quedó a cargo de maestros laicos hasta el día de hoy; siendo su actual Directora Lujan Streitenberger, su Vicedirectora Miriam Cattini, su Secretaria Fabiana Maldonado, y sus docentes Karina Geringer, Claudia Glock, Stella Roth, Marta Holzmann y Marina Seitz, acompañadas siempre por nuestro Cura Parroco Padre Antonio Vedellini y contando con el apoyo incondicional de Ángel Graff. Año a año sigue creciendo con el esfuerzo de todos: docentes, familias, Unión Padres de Familia y comunidad en general, quienes demuestran siempre su cariño hacia nuestro Jardín y lo valoran por su nivel académico y su perfil religioso. Aún quedan muchos sueños y proyectos por realizar, pero sabemos que juntos: niños, docentes y familias, haremos que nuestro Jardín siga creciendo con mucho amor. Queremos comunicarles ademas que durante el ano iremos realizando diversas actividades para festejar este grato acontecimiento e invitamos a toda la comunidad, a ex alumnos, ex docentes, a que se acerquen a participar, pues dentro de poco estaremos convocándolos para formar la Comisión de Festejos. ¡Muy feliz cumple, querido Jardín Parroquial Santa María!