T

T

lunes, 25 de julio de 2011

Un casamiento como lo celebraban los alemanes del Volga de antaño

Una tarde que permanecerá por siempre en la memoria como digna recordación de la llegada de los colonos y de sus manifestaciones más tradicionales. Organizó Wolgadeutsche. No faltaron los acordeones, el brindis con licor y las tortas alemanas. (Fuente: http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/).

Es lo que pudieron disfrutar todas las personas que el sábado por la tarde llegaron hasta el Club Germano en Pueblo San José, donde la Asociación Wolgadeutsche preparó la escenificación de un casamiento típico alemán, tal como se hacía hace más de 100 años atrás.
Por supuesto que la llegada al salón fue en carro y con los músicos, que iban a buscar a la novia a su casa para acompañarla en el camino hacia la Iglesia.
En aquellos tiempos no había invitación por tarjeta. Esa tarea le correspondía a una persona que la familia designaba, que recorría los hogares con una rama de cerezo, donde cada familia iba atando una cinta, en señal de adhesión y celebración del próximo casamiento. Como en cada casa se le convidaba al visitante una copita de licor, muchas veces, cuando el alcohol comenzaba a hacer su acción, había que reemplazarlo para continuar la recorrida de invitación.
Como ya se ha dicho, la novia era acompañada al Altar por los músicos y la gente invitada que salía de las casas y se sumaba a una alegre procesión hacia la Iglesia. Previamente muchas de las familias habían participado en la preparación del salón o de la carpa donde se iba a hacer la fiesta, no solamente con sus manos sino aportando también elementos como manteles, sillas, vajilla y por supuesto la elaboración de la

No hay comentarios:

Publicar un comentario