T

T

sábado, 5 de noviembre de 2011

Con el tiempo...

Por Marcela Haberkorn
Con el tiempo...
aprendí que cada vez que hundo
mis manos en la tierra
gesto esperanzas...
Que la vida y sus diversas expresiones
bañan refrescantemente
mis cotidianeidades...
Que el ocaso deviene en preludios...
que el peso del ancla
se mide primero con el corazón...
que la delgada línea se traspasa
con el deseo y luego con los sueños...
Que un tal vez no augura futuro,
potencia presentes...
Que no me acostumbro a las costumbres,
porque extirpan las novedades...
Que prefiero y necesito cincuenta silencios
hechos actos amorosos
y no dos "te quiero" impotentes prepotentes
y vacíos...
Que la perennidad existe en mi diaria
capacidad de trascenderme...
que la eternidad...comienza hoy...
y finaliza hoy... para siempre...

4 comentarios: