T

T

lunes, 9 de diciembre de 2013

La Fiesta de la Cerveza concitó el interés de la región

Pueblo Santa Trinidad fue sede de un evento que incluyó la ceremonia de apertura de los barriles de cerveza. Danzas, orquestas típicas, patios de comida, entre otras atracciones conformaron la propuesta que se desarrolló a lo largo de tres días. Una carpa que albergó a unas 500 personas que disfrutaron del menú tradicional que identifica a nuestras tradiciones de los Alemanes del Volga. Juan Hippener, incansable, prometió seguir promoviendo estos acontecimientos que hacen honor a nuestros antepasados.

Durante el fin de semana se llevó a cabo la decimocuarta edición de la Fiesta de la Cerveza bajo la organización de la Asociación Descendientes de Alemanes del Volga y la Asociación Germano Argentina del Pueblo San José con un gran despliegue en el Anfiteatro del Pueblo Santa Trinidad que incluía patios de comidas de las empresas gastronómicas locales e instituciones de la localidad anfitriona, la gran cena de gala que se organizo bajo una carpa para dar cabida a unas 500 personas aproximadamente.
Desde el viernes la actividad fue constante, con público paseando por el amplio predio, disfrutando de los servicios que se ponían a disposición de la gente, pero indudablemente el impacto fuerte estuvo presente en la cena y luego en los espectáculos musicales que se desarrollaron al aire libre y bajo una noche maravillosa que facilitó que la concurrencia disfrutara de todo el espectáculo que se había organizado incluyendo el gran Spiker cervecero que llegó custodiado por los monjes y el encargado de romperlo fue Juan Hippener, mientras Elsa Kette distribuía pedacitos de "Pretzel", una masa muy salada que se degusta antes de esta celebración generando sed y en consecuencia la posibilidad de disfrutar de la cerveza.
El show fue imparable con las actuaciones de Los Hermanos Papp, los ritmos tradicionales del Grupo Astral y el colorido musical de Los Herederos del Ritmo quienes conformaron un elenco ideal para el gran baile que se mantuvo hasta altas horas de la madrugada con un clima que congregó no solo a quienes participaron de la cena, sino también a los asistentes a los patios de comida que se sumaron a la gran maratón bailable con la música característica y contagiosa que preside una celebración tradicional.
Un párrafo aparte merece el Grupo de danzas de Bahía Blanca "Así Bailan Nuestro Abuelos" quienes aclararon que su denominación correcta es “Bailan” tiempo presente y no "bailaban" como siempre anunciaban los presentadores.
En el acto protocolar habló primeramente el Delegado Municipal del Pueblo Santa Trinidad Fabián Maier quien agradeció a Juan Hippener y su grupo por acercar las tradiciones alemanas a toda la gente conservando y promoviendo una tradición que es tan cara a los sentimientos de nuestros pueblos.
Luego fue invitado a hablar Hugo Schwab, Presidente de la Asociación Cultural Germano Argentina del Pueblo San José, quien prometió llevar las fiestas a cada colonia alemana con todo esfuerzo y satisfacción por el resultado obtenido.
A su turno Juan Hippener, incansable como siempre, con un fiel grupo de colaboradores que encabeza su esposa Elsa expresó con toda emoción que "Los objetivos solo se logran si uno recorre".
"Desde la primer edición que queremos una Bierfest (Fiesta de la Cerveza) al aire libre, pero nunca tuvimos el coraje de hacerla y ahora estamos acá disfrutando de esta fiesta y de la bendición de una noche bárbara".
"Gracias por acompañarnos y les prometo que mientras tenga salud seguiremos haciendo fiestas en Santa Trinidad, San José, Santa María y porque no en Suárez o los pueblos vecinos".
Juan Hippener reconoció que "Hablamos de mil personas, la hicimos y fuimos por las dos mil, luego tres mil, cinco mil y llegamos a la de los diez mil el año pasado, pero no puedo prometer mas porque no tengo salud para tanto desgaste, pero en la medida que pueda tengan la plena seguridad que vamos a seguir haciendo fiestas, porque estamos dispuestos a trabajar, nos gustan las fiestas, nacimos para realizarlas y nos vamos a morir haciéndolas" concluyo este verdadero defensor y trabajador incansable por sostener una tradición que identifica a nuestros Pueblos Alemanes.
Después del acto protocolar, con entrega del subsidio Municipal que gestiono el Diputado Provincial Ricardo Moccero quien si bien participó del festejo con sus colaboradores inmediatos tuvo que retirarse con anterioridad a la ceremonia, por lo cual fue representado por el Delegado Municipal de Santa Trinidad.
Un fin de semana diferente, con gran concurrencia de público, buen trabajo de los patios de comida a cargo de instituciones, Weimannhaus y Dominga Restaurante, entre otros aportes similares que contribuyeron al notable despliegue que se organizó con gran esfuerzo y dedicación para cerrar el año 2013.
Carne al horno con papas, filssen, chorizo, ensaladas, postre y cerveza, mucha cerveza característica y símbolo de este acontecimiento que resulto de gran atracción en el Pueblo Santa Trinidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario