T

T

domingo, 23 de octubre de 2011

Aunque sea un día malo, no dejes de sembrar


Aunque tú creas que es un día malo, no dejes de sembrar. Porque aún en el dolor más profundo, siempre terminarás cosechando lo que siembras hoy. Por eso siembra buenas acciones, con alegría y felicidad, y mañana terminarás levantando una buena cosecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario