T

T

miércoles, 14 de noviembre de 2012

EL “CIELO” NOS UNIÓ (*)


Por Angie Schmidt
Eres mi reflejo, mi esencia misma
que Dios quiso que yo viera en ti,
sentires comunes, llantos acallados
palabras tiernas… amor al fin.
Tu alma y la mía se buscan así…
Día a día, la distancia se agota,
hermosa “misión” pronto a cumplir,
tú ya lo sabes, no te detengas
yo ya lo sé y me dejo ir.
Tu camino y el mío se buscan, se gustan,
quieren estar juntos por fin…
No te resistas, no te preocupes
que tu alma y la mía caminan así.
Tu alma y la mía se buscan así…
El “cielo” quiso que nos descubriéramos
Con las mismas palabras y con el mismo dolor,
dolor que ha quedado preso en el hastío
y que ya no tiene lugar dónde vivir.
Deja que,
tu alma y la mía se busquen así…
Amor, ya no sufras distancias y ausencias,
cambia el dolor por la gratitud;
amor, ya no llores por mí en silencio
porque ya Dios, veló por los dos.
Amor, ya no sufras por mí en silencio
ya no hay motivos: ¡¡yo estoy con vos!!

(*) “Cielo” es Dios.