T

T

viernes, 22 de abril de 2011

Reflexión para Pascua

Es una lástima que en el mismo instante que nosotros estamos viviendo esta solemne fiesta en paz y rodeados de nuestros seres amados, lluevan bombas sobre las cabezas de inocentes, hombres, mujeres y niños. Es una lástima que en alguna parte del mundo haya personas llorando de hambre mientras nosotros estamos pensando en el huevo de chocolate más grande que vamos a comer. Es una lástima que niños en alguna parte trabajen 16 horas por día sin ser pagados, sin escuela, sin esperanza y sin futuro. Es una lástima que la humanidad sufra de la soledad porque los hombres han aprendido a construir muros más bien que puentes.
Es una lástima que muchos de nosotros no hagamos nada. Es una lástima que muchos de nosotros ni siquiera tengamos un minuto para detenernos a pensar en todos estos seres desamparados. Es una lástima que muchos de nosotros, que verdaderamente pueden hacer algo, no hagan absolutamente nada. Es una lástima que el hombre se haya vuelto tan individualista y egoísta.
Ojalá que esta Pascua nos haga reflexionar y tomar consciencia que no estamos solos sobre este planeta tierra y que podemos ayudar ayudando a la persona que tenemos al lado. Siempre se puede colaborar para cambiar el mundo. No es necesario ser presidente de un país o líder de ejército. Basta con dar lo que uno puede para que otro mejore su calidad de vida.
¡Feliz Semana Santa y Feliz Pascua!

No hay comentarios:

Publicar un comentario