T

T

viernes, 30 de septiembre de 2011

Coronel Suárez y los pueblos alemanes presentes en la Feria de Turismo de la Provincia, en Palermo

 Una carneada tradicional de los alemanes del Volga de Coronel Suárez en plena ciudad de Buenos Aires.

Imágenes del Stand de Coronel Suárez en la feria de turismo que se está desarrollando en la Capital Federal, más exactamente en el pabellón azul de la Rural de Palermo, en Buenos Aires.
El stand tiene como principal oferta turística los pueblos alemanes, recreándose una carneada con elementos típicos y productos de la misma.
Coronel Suárez estará presente del 30 de septiembre al 2 de octubre.
 No dejen de visitarla. Invita Turismo Municipalidad Coronel Suárez.



Un abuelo sin futuro


Miró las estrellas; más allá, la luna; y en el horizonte, el infinito. La colonia estaba cubierta por un manto de silencio y neblina. Las viviendas languidecían en la paz de la noche. Las familias dormían. No había luz. Ni en la casas ni en las calles. Sólo el cielo iluminaba la noche y el alma. Era tiempo para la soledad y la reflexión. Cavilar en lo vivido; recordar años idos; situaciones desperdiciadas; pensar en el presente; decidir el futuro…
El abuelo caminaba lento, imbuido en sus pensamientos, con los ojos vueltos hacia adentro, mirando el alma, su propia y solitaria alma.
Eran las tres de la madrugada. No tenía adónde ir ni adónde volver. Vivía solo. Estaba cansado de tanta soledad. Y de tantos recuerdos. Cada rincón de su hogar le rememoraba un momento feliz: una sonrisa, un gesto, una caricia, un beso… Y los rostros de su mujer, fallecida hacía un año y de sus hijos, ya casados y con su propia familia. Sabía –lo había escuchado de sus propios hijos- que tenía un sólo camino: el geriátrico. Ya no podía vivir solo, le decían. Tenía ochenta años. Se equivocaba demasiado, perdía la memoria, comía a deshora… Lo comprendía… Sí. Lo sabía. Se había dado cuenta de ello. Aunque le dolía, tenía que reconocerlo. Pero lo que necesitaba era afecto y no más abandono. Quería ver más seguido a sus hijos, a sus nietos… Comer con ellos. Reír, contar sus anécdotas, revivir los años felices de su juventud… Quería compartir su sabiduría… Pero, claro, estaba viejo. Molestaba en todos lados. Sus ñañas resultaban ridículas para ser presentadas en sociedad. No podían cargar con él y continuar con una vida normal.
El abuelo pensaba, reflexionaba; caminaba y caminaba bajo las estrellas y la luna… Dejó la colonia sin apenas darse cuenta… Se extravió en la oscuridad del invierno. El frío del cuerpo le era indiferente. Lo que lo consumía era el frío del alma. Para la que ya no había abrigo. No desde el tiempo que comenzó a envejecer.
Caminó y caminó…
A la mañana siguiente lo encontraron sentado, congelado, a orillas del arroyo Sauce Corto, a unos tres mil metros de la colonia.

Historias secretas de las colonias: El pecado



La niña llora. Está triste y sola. Los cabellos enmarañados le cubren los ojos. Antes rubios como un sol, ahora negros como un infierno. Su cuerpo se agita en un espasmo de agonías repetidas. Las imágenes vuelven una y otra vez, una y otra vez… La anciana abriéndole las piernas… La anciana extirpando el pecado cometido…
La puerta de la habitación se abre. Papá satisfecho ingresa y le besa la frente. La humillación ha sido borrada. El inevitable escarnio público fue eliminado. Ahora puede estar en paz consigo mismo y la sociedad. Nadie se enteró de nada. Puede volver a salir a la calle con la frente en alto. Lo demás no importa. El tiempo sepultará las heridas. Era algo que había que hacer y él lo hizo. A pesar de la opinión de su hija; a pesar de sus creencias religiosas; a pesar de su conciencia; a pesar de todo… Era necesario salvar el buen nombre de la familia y el dispuso los medios necesarios para que así sea.
Lo demás no importa.

Fotografía de alumnos de las colonias

Año 1967. Alumnos de escuela primaria: Clara Heit, Cristina Schmidt, Nora Gottfriedt, Lucía Berg, María Reising, Silvia Mildenberger, Inés Schwab, Ullmann, Weigel, Isabel Schwab, Roberto Lindner, Rubén Melchior, Carlos Martel y José “Tito” Gebel.

Fotografía antigua de los pueblos alemanes

Celebración del cumpleaños de Alfredo Roth, antiguo sodero de Pueblo Santa Trinidad. Alfredo Roth fue un eficiente y noble repartidor de soda, trabajo que realizaba con un carro tirado por caballos. 

jueves, 29 de septiembre de 2011

Cuando la vida se acaba


Estaba solo. Solo y cansado. Abrumadoramente cansado. Los años le pesaban. Tenía que aceptarlo: ya no era joven. Había cumplido setenta. Setenta años y estaba solo. Desdichadamente solo. Como todos. Como nadie. Solo. Su pasado era un recuerdo; su presente un universo de soledad; y su futuro, la nada. Pasado y futuro los había sepultado hacía unas horas en el mismo féretro donde descansaba su esposa. Su existencia actual era una sepultura.
Estaba sentado a la mesa de la cocina, frente a una botella de vino vacía y un vaso a medio llenar. En penumbras. La mirada abismada en sí mismo. La cara roja, perlada de transpiración. De cuando en cuando apretaba las mandíbulas. Único movimiento. Ese y el pestañeo. Únicos indicios de vida. Casi una estatua. Una esfinge inmemorial, eterna, ajena a todo. A las tempestades, al paso del tiempo, a la historia... inmutable. Inexpugnable en su silencio.
Bebió el último vaso de vino, temblorosa y torpemente. De un trago. Brusco y seco. En un gesto desesperado y doloroso. Para retornar a la quietud. Neutra. Estoica.
Transcurrió media hora y la cabeza comenzó a inclinarse sobre la mesa, lenta, inexorable y fatídicamente. Un ronquido profundo y otra vez el silencio. Un silencio absoluto.
A su alrededor, la cocina, a oscuras, reproducía amarillentas fotografías colgadas de la pared: padres, esposa... un hijo... todos muertos. Muertos como él.

miércoles, 28 de septiembre de 2011

Historia de vida de un alemán del Volga


La abuela hacía Kreppel y mientras los freía cantaba y reía. Y yo, observándola,  desde mi inocencia casi idiota de los diez años, me preguntaba, de qué se ríe si somos más pobres que el croto que vi pasar hace unos días rumbo a la nada, con un pedazo de pan duro y una botella de vino rancio en su bolsa de arpillera.
Pero abuela cantaba, contenta, mientras freía Kreppel y llenaba el ambiente de la cocina con olor a fritanga. Sin percatarse en lo más mínimo que yo la estaba observando con atención. Ella estaba en su mundo, dichosa de hacer Kreppel para sus nietos, sin importarle nada más que ese menester tan simple y tan gratificante, según sus sentimientos.
Afuera llovía, caía una lluvia de invierno, melancólica y triste, como  mi alma al descubrir la pobreza en la que vivíamos. Como mi corazón al reprocharle secretamente a abuela su total interés en las cosas materiales, sin importarle demasiado en el lugar en el que vivíamos sino solamente en hacernos felices y darnos de comer.
Sufría mucho. Sufrí mucho en mi infancia. Pero esa tarde, por un minuto, todo mi sufrimiento desapareció cuando abuela me dio un Kreppel, calentito, recién freído por sus tiernas y dulces manos, y me senté a la mesa a comerlo.
En ese instante crucial, mi corazón se inundó de alegría y captó el mensaje que trataba de transmitirnos diariamente, que la felicidad no está en la cosas materiales sino en lo que uno hace y siente.

Los ojos no mienten


Los ojos son el alma. Son la ventana por la que miramos tal cual somos, donde, en momentos de dolor, se ve nuestra imagen, nuestra personalidad. En esos instantes los ojos lloran, expresan, sienten, y nunca mienten.

martes, 27 de septiembre de 2011

Fotografía de tiempos idos de las colonias

Recuerdo de la fiesta de cumpleaños en que Gustavo Streitenberger cumplió 5 años. Junto a él, en tan dichoso momento, sus padres Jorgelina Lauer y René Streitenberger  

La vida es una oportunidad, aprovéchala


La vida es una oportunidad, aprovéchala. La vida es un sueño, hazlo realidad. La vida es un reto, afróntalo. La vida es un deber, cúmplelo. La vida es un juego, juégalo. La vida es preciosa, cuídala. La vida es riqueza, consérvala. La vida es amor, gózala. La vida es un misterio, devélalo. La vida es promesa, cúmplela. La vida es tristeza, supérala. La vida es un himno, cántalo. La vida es felicidad, merécela. 

Desfile de modas en Pueblo Santa María

Organizó la Subcomisión de Hockey. Se presentó la colección primavera - verano con un marco ambiental sumamente atractivo. Fue distinguida Any Resch por su apoyo incondicional y a la Comisión Directiva del Club El Progreso. Miss Primavera Brenda Schneider, Miss Elegancia Micaela Maier y Miss Simpatía Sofía Schwerdt.
(Fuente :http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/) (Fotografías: Fernando Berón)

Vanesa Haffner. Moda, encanto y belleza. Una de las organizadoras
del exitoso evento, pleno de brillo, color y originalidad.
Brenda Schneider.  Elegancia y belleza. Electa Miss Primavera.
Sofía Schwerdt.  Miss Simpatía.  Lució hermosa.

lunes, 26 de septiembre de 2011

Fotografías: se entregaron viviendas en Pueblo San José

Se vivieron momentos especiales y grupos familiares, en su mayoría de gente joven, firmaron la tenencia precaria de las viviendas y recibieron las llaves. El Jefe Comunal, casi con lágrimas en los ojos, reconoció que representó un gran esfuerzo personal que afortunadamente encontró un inmenso respaldo en el Gobierno Nacional, desde la Presidenta hasta el último funcionario comprometido con el plan habitacional que en igualdad de oportunidades se distribuye en el país. Agradecieron Daniel Schwindt, Delegado Municipal, y los adjudicatarios Germán Rogel y Maria Eugenia Verdecchia. Destacaron especialmente el trabajo y calidad de la obra ejecutada por parte de la Cooperativa de Viviendas de Coronel Suárez, que preside Rubén Lambrecht, con la supervisión técnica de Mauro Lambrecht.




OCTAVA FIESTA REGIONAL DE LOS MIL ABUELOS


El Consejo de Adultos Mayores de la Municipalidad de Coronel Suárez informa que el próximo domingo 9 de octubre, en instalaciones del Club Independiente de Pueblo San José, se llevará a cabo la 8º edición de la tradicional “Fiesta Regional de los Mil Abuelos”.
Dicho evento será amenizado por “Fabián, su Grupo y la voz de Silvina”. Habrá esmerado  servicio de cantina a cargo de la Sub-Comisión de Hockey del Club Independiente y servicio de transporte.
 Por inscripciones concurrir al Centro de Jubilados o a la Delegación Municipal.

EXITOSO ALMUERZO ANUAL DEL CENTRO DE JUBILADOS DE SAN JOSÉ

La institución que actualmente preside Héctor Melgor organizo este domingo un multitudinario almuerzo en las instalaciones del Club Germano Argentino, con la participación de unos quinientos comensales. Fuente: http://www.radiociudadnoticias.com.ar/
Mara Mendoza, reina saliente, y presidente del Centro de Jubilados,
Don Héctor Melgor.
Fuente: http://www.radiociudadnoticias.com.ar/
El evento contó con la participación del Coordinador del Consejo de Adultos Mayores, Osvaldo Lezica, el Delegado Municipal, Daniel Schwindt, el responsable de la oficina local de Pami, Fernando Steib y el Subsecretario de Relaciones con la Comunidad del municipio, Néstor Carbini, entre otras autoridades presentes.
Participaron delegaciones de todos los centros de jubilados de la ciudad y los pueblos alemanes y además estuvo presente una numerosa delegación de la localidad de Espartillar.
En el acto protocolar hicieron úso de la palabra el Presidente de la institución Don Héctor Melgor y el Coordinador de Adultos Mayores, Osvaldo Lezica.
Se le entregó un presente recordatorio a la reina saliente Mara Mendoza (Foto). y también se destacó el gesto solidario que hace cuatro años tiene para con el Centro el señor Mario Garralda (Marito).
La comida fue excelente y contó con la colaboración de la gente de Wolga Deutche cuyo presidente Daniel Minich encabezó un entusiasta grupo de colaboradores.
La música que se extendió hasta las primeras horas de la noche estuvo a cargo del Renovado Grupo Energia.

Fotografías Cooperativa Eléctrica San José y su fiesta 50 aniversario.

Se entregaron reconocimientos con el mensaje central del Presidente del Consejo de administración Nicolás Roth. Altos dirigentes cooperativistas compartieron la Cena del sábado pasado. Recibieron distinciones directivos, ex directivos y personal pilares fundamentales del crecimiento sostenido de la entidad, la Cooperativa de los Pueblos Alemanes. Especialmente destacada la gestión del Gerente Diego Schmidt. Actuales dirigentes que componen el Directorio de C. E. L. S. J encabezado por el Presidente Nicolás Roth, el Vice Presidente Héctor José Maier, el Secretario Gustavo Di Batista, el Tesorero Juan Evaristo Kees, Vocales Ricardo Fuhr, Jorge A Streitenberger, Ricardo Werbag y Héctor Dukart. Vocales Suplentes Guillermo Graff, Atilio Krotter y Jorge Modesto Maier, Sindico Titular Gerardo Strevenky y Sindico Suplente Carlos Darío Diel.





Fotografías de la Gran Noche de Gala celebrada en Pueblo Santa Trinidad

Esta fiesta marcó el inicio de las fiestas patronales, Kerb. Fueron distinguidos Nicolás Ulsamer, Norma Gaab, Nicolás Peratz y Tomás Schwab. Excelente cena y baile amenizada por Fabián, Silvina y su grupo. El mensaje central estuvo a cargo del Intendente Ricardo Moccero quien entrego el decreto asignando un terreno para la Agrupación Caballeros en Camino Organizadores del evento. Fotos gentileza de José Luis y Emmanuel Dégele.






María José Gaab es la nueva Reina del Pueblo Santa Trinidad.

Fue electa el sábado en la Noche de Gala que abrió la programación de las Fiestas Patronales 2011. La secundaron Sofía Aragon y Micaela Ruppel como primera y segunda princesa. Noelia Martínez fue proclamada Miss Elegancia. El Intendente y su esposa coronaron a la nueva soberana que el fin de semana será presentada oficialmente en el desfile del domingo de Kerb. Fotos de José Luis y Emmanuel Dégele.
(Fuente: http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/)
María José Gaab, flamante Reina, bailando el vals con el Intendente
Municipal, Ricardo Alejo Moccero.

Momento de coronación de la reina y princesas.

domingo, 25 de septiembre de 2011

Fotografía del recuerdo de los pueblos alemanes

De izquierda a derecha arriba:  Javier Di Batista, Daniel Adam, Patricia Stremel (maestra), Mirta Perez, Fernanda Schneider, Sonia Eberle, María Ester Roth, Liliana Trezer, María del Carmen Resh, María Elena Sieben, Alejandra Scheffer. De izquierda a derecha abajo: Dario Graff, Fernando Schroh, Daniel Baier, Gregorio Streintemberger.

Felicitaciones por recuperar la memoria


 Las personas queridas que ya no están, los valores y sentimientos que nos enseñaron nuestros mayores y las vivencias adquiridas a lo largo de la vida, no se borran nunca si las llevamos en la mente y en el corazón.

A todo eso contribuye Ud. con su valioso trabajo de periodista y de narrador de las historias que preservan la identidad de los alemanes del Volga.
¡Cuánto dieron a este país! Pienso en el sacrificio de esos colonos en la soledad de esas mujeres y en la inocencia de todos, chicos y grandes, ante la indiferencia y el desdén de los argentinos que ya estaban aquí cuando ellos llegaron.
 Felicitaciones por recuperar la memoria y rescatar y cuidar la identidad y la pertenencia de estos colonos volguenses.
  Siga adelante, con sus colaboradores, con el mismo entusiasmo del inicio, aunque a veces sea difícil; vale la pena su esfuerzo, siéntase orgulloso de su trabajo y disfrute de sus merecidos premios.
¡Muchas felicitaciones en este 5º aniversario de Hilando recuerdos! Y que sean muchos aniversarios más...

Catalina Gittlein

sábado, 24 de septiembre de 2011

Niños en la plaza


Un atardecer. Niños rubios en la plaza. Una calesita que gira. Sueños que se truecan en estrellas que caen de la fuente de la luna. Risas como campanadas de cristal. Palabras al viento como pájaros libres. Canto y contento. Imágenes de ayer que desbordan el alma de añoranza y melancolía. Fotografía de nuestro vivir coloniense.

El enamorado


Luna de plata
en el espejo de agua
del arroyito que corre
en lontananza.

Estrellas de oro
en el cristal del cielo
que brilla
en la noche campestre.

Notas de acordeón
que el inmigrante toca:
sílabas alemanas
que al firmamento van.

Enamorado que llora
-¡Oh! Amargas querellas-
sus lágrimas de amor
a la luna y las estrellas.

Los abuelos cuentan su historia


Vivir era una responsabilidad desde el momento que nacíamos. No solamente debíamos ser responsables de nosotros mismos, sino que cargábamos con el peso de toda la familia desde niños. Cada integrante del grupo familiar tenía que aportar lo suyo para el sustento diario. Llevar alimentos a la mesa era toda una odisea. Éramos muchos: hermanos, mamá, papá, abuelos, algunos tíos, todos viviendo bajo el mismo techo.
Nosotros éramos catorce hermanos. Mamá y papá. Dos tías y tíos. Varios primos. Abuelos. Todos sentados alrededor de una mesa de madera grande. Todos sufriendo calladamente la miseria de ser pobres. En una casa donde, a veces, faltaba hasta lo más indispensable. Era duro acostarse y levantarse con hambre. Pero… ¡ojo! ¡Jamás se nos cruzó por la cabeza salir a la calle a pedir limosna! Eso se consideraba indigno para una familia trabajadora y honesta. Era una humillación. Si nos daban, por supuesto, aceptábamos el obsequio; pero pedir nunca.
El dolor me hizo fuerte. El sacrificio me hizo tener más fe en Dios, que nunca nos abandonaba: apretaba pero no ahogaba, siempre nos tiraba un salvavidas. Siempre había una luz al final de la oscuridad. Siempre salimos adelante. Superando mil y una dificultades, incluyendo la muerte de seres queridos. Pero nada ni nadie logró doblegarnos. Trabajamos. Luchamos. Sufrimos. Hicimos mucho sacrificio. Y un día, con tesón, apretando los dientes y el cinturón, logramos sonreír: conseguimos nuestra casa. Mejoramos nuestra vida. Y a partir de allí, a medida que mis hermanos iban creciendo, pudimos darles una vida mejor a mis padres y abuelos.
Así crecí. Me hice hombre. Tengo las manos curtidas, el corazón duro. Trabajo desde los ocho años. No fui a la escuela. No había tiempo. De niño lloré todo lo que tenía que llorar. Nadie me consoló; nadie me abrazó ni me dio ternura. Siempre estuve solo. Solo en el medio de una gran familia que se amaba mucho pero que no lo demostró en ningún momento. Según mi padre, no hubo tiempo para perder en cursilerías, había que utilizarlo para solucionar cuestiones más urgentes, como sobrevivir. Trabajar era lo más importante porque aportaba el dinero para comprar comida.
A simple vista parece que no hubiera tenido infancia. Pero, sin embargo, la tuve. Tampoco puedo decir que fui infeliz porque, a mi manera, fui feliz, muy feliz. Eran otros tiempos, con otros códigos. Recuerdo aquellos años con mucha nostalgia y volvería a vivirlos con mucha alegría. Extraño tanto a mis padres. Las cenas con ellos, con mis hermanos, mis tíos, mis abuelos, sentados alrededor de la enorme mesa de madera, conversando a los gritos, o rezando, o cantando al compás del acordeón. Sí, a pesar de todo, fui muy feliz y muy afortunado de la vida que Dios me dio.

Fotografías del recuerdo de los pueblos alemanes

Cristina Maibach, Gabriel Haberkorn, hijos: Pedro y Claudia Haberkorn, tía Dora e hijo Ariel 
Año 1975. Baile de estudiantes organizado por la Escuela Media Nº2. Reina: Marta Holzmann. Primera princesa: Graciela Root. Segunda princesa: Zuly Analía Graff 
Mirta Schaffer

viernes, 23 de septiembre de 2011

La abuela está de duelo


Los labios un murmullo desgarrador  trocado en un rezo sin esperanza.
Los ojos celestes muriendo en una agonía sin lunas ni estrellas.
El rostro un pergamino de filigranas de angustia, tristeza y llanto.
La abuela Ana está de duelo. Es una sombra sentada frente a la ventana llorando.
La abuela Ana vela la muerte de su amado esposo.

Los pueblos alemanes estarán presentes en la Feria de Turismo de la Provincia


Esto se llevará a cabo el viernes 30 de septiembre, en el predio de la Sociedad Rural, en Palermo, donde tendrá lugar la inauguración de la “Feria de Turismo.

Gisela García, Coordinadora de Turismo
de la Municipalidad de Coronel Suárez.


En esta ocasión se montará un stand recreando una actividad típica y ancestral de nuestros pueblos alemanes, como son las “carneadas”, por lo que se presentará una especie de galpón donde se mostrarán todos los implementos comunes a esta actividad, tales como bateas para amasar la carne, picadoras y otros elementos, entre ellos, el producto final: chorizo seco, morcillas, queso de cerdo, etc. 

 “Es un desafío muy importante, por lo que contamos con el total apoyo del Intendente Municipal Ricardo Moccero y el Subsecretario Néstor Carbini, ya que representa una inversión económica considerable poder estar presentes en este stand, en una muestra que será inaugurada el viernes por el propio Gobernador Daniel Scioli”, informó Gisela García, Coordinadora de Turismo de la Municipalidad de Coronel Suárez.

jueves, 22 de septiembre de 2011

Raíces Alemanas - La enciclopedia histórica que sintetiza la vida germana en la Argentina


Excelente publicación para leer y coleccionar.

Reciba 12 ejemplares, uno por mes, a sólo $120 envío incluido. Además puede ordenar números anteriores que falten en su colección.
Envíen su nombre, dirección y teléfono a Raíces Alemanas, Paraguay 168 (3103), Libertador San Martín, Entre Ríos. Si lo prefiere, envíe los mismos datos por mail a  revista@raicesalemanas.org. También tenemos nuestra tienda virtual: raíces alemanas.dmtienda.com. Nos contactamos con Ud. para hacer los arreglos respectivos y así comenzar a disfrutar de la lectura de nuestra revista.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

Oficios de antaño de los alemanes del Volga: El sastre


Su oficio era el de sastre. Lo ejercía desde muy niño, cuando su padre lo sentó por primera vez frente a una maquina de coser Singer y él apenas tenía fuerza suficiente para hacerla funcionar. Desde ese día aprendió a confeccionar todo tipo de ropa masculina. Tomaba las medidas al cliente: rico, humilde, no importaba, el se las ingeniaba para realizar ropa elegante, para fiestas especiales y ropa para todos los días, apta para el trabajo cotidiano; dibujaba los moldes en el duro papel madera; y finalmente cortaba la tela para coser la prenda. Era un sastre que “trabajaba a medida”, como se decía antes. Eficiente y creativo, en cuanto al manejo de la tela y la creación de la prenda; y fiel y honesto, en cuanto al trato con los clientes. Los tenía en gran número y de todos los niveles sociales.
Trabajaba desde la salida del sol hasta altas horas de la noche. Sus dedos eran hábiles; usaba dedal; y manejaba la aguja y los alfileres con maestría y precisión. Enhebraba la aguja haciéndole un guiño de complicidad y mojando el hilo de coser en la lengua. Luego comenzaba a poner marcha el monótono trajinar de la máquina de coser Singer para transformar los rollos de tela rústica en cientos y cientos de prendas que el uso y los años  gastaron y se llevaron al olvido, dejando, sin embargo, en algún que otro baúl, un traje de novio, un pantalón, una camisa o vaya uno a saber qué prenda, como recuerdo imborrable de su paso por la historia de la colonia. Una historia que nunca lo olvidará.

Foto histórica: Trabajos de albañilería en el antiguo molino harinero de Pueblo San José

La historia de las colonias se construyó en base al esfuerzo cotidiano de hombres que aportaron su trabajo y sacrificio para que las obras pudieran concretarse. Tal el caso de este grupo de empleados que en 1964 realizaron tareas de albañilería en el molinero harinero. Algunos de los que están en la imagen, son: Juan Marcelo Melchior, Andrés Melchior, Mario Besler, Enrique Keller, Bonifacio Hartmann. 

50 Años para una noble institución de servicio de los Pueblos Alemanes

Cooperativa Eléctrica del Pueblo San José. Este viernes a las 19 hs. acto protocolar e inauguración de obras en la sede social. Sábado gran cena y baile con entrega de reconocimientos. Entrevista al Gerente del Consejo de Administración, Diego Schmidt. 
(Fuente: http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/)

Entre viernes y sábado estarán los festejos centrales de las Bodas de Oro de la fundación de la Cooperativa Eléctrica de Pueblo San José.Este viernes está previsto un primer acto de celebración de este aniversario, oportunidad en la cual será inaugurada una nueva sala de reuniones, la que llevará el nombre del primer Presidente, don Salomón Schwindt. Estos nuevos espacios que incorpora la Cooperativa surgen de la remodelación de un antiguo galpón que se usaba como depósito, donde además de la sala de reuniones habrá otros ambientes de servicio para nuevas incorporaciones que proyecta hacer el Consejo Directivo y de Administración, como la fibra óptica y el servicio de televisión a partir de lo que habilita la nueva Ley de Servicios Audiovisuales.Todo esto lo comentó a La Nueva Radio Suárez Diego Schmidt, Gerente de la Cooperativa San José, quien además aclaró que estas nuevas tecnologías están en pleno trámite para lograrlos ante los organismos correspondientes, pero se descuenta que en el mediano plazo serán realidad.Para el acto del viernes estarán presentes Cooperativas hermanas de toda la región y también el Presidente de la Federación de Cooperativas de Internet (NODOCOOP), Guillermo García.El sábado tendrá lugar una cena aniversario en el Club Independiente y habrá además una serie de distinciones y reconocimientos a quienes han pasado por el organismo. En la oportunidad se contará con la presencia del Presidente de FEDECOBA y FECOTEL, Ariel Guarco.

Evaristo Kees, recordando parte de la historia de la Cooperativa Eléctrica San José

Un gran esfuerzo con cincuenta años 
(http://www.lanuevaradiosuarez.com.ar/)

Fue Presidente de este organismo durante dos años, cargo que dejó para ingresar a la planta administrativa de la Cooperativa, luego fue Vicepresidente del Consejo de Administración y actualmente es el Tesorero.Aunque era joven cuando surgió la Cooperativa, recuerda lo difícil que significó: “al organismo que por entonces prestaba el servicio eléctrico no le interesaba los Pueblos Alemanes como plaza comercial, porque representaba una ínfima parte en el consumo mensual de energía eléctrica”, expresó el dirigente y además agregó que “en la Colonia necesitábamos contar con un servicio adecuado, cada vez la gente tenía mayores comodidades en su casa y pretendía acceder a esta mejora. A raíz de ello un grupo de personas tomó la iniciativa de instalar una Cooperativa Eléctrica, contaron para ello con el apoyo y el conocimiento que sobre estas empresas tenía el Sacerdote que por entonces había en los Pueblos Alemanes y con la ayuda de todos se pudo concretar este sueño”.Recordó, entre otras cosas, el esfuerzo que implicó colocar los primeros postes y tirar todo el cableado, porque los medios eran insuficientes y muchas cosas se hacían a través de la fuerza y del ingenio. También rememoró que para las primeras luces en las calles se usó una escalera gigante que tiene la Parroquia San José y que se utilizaba para estos trabajos.Para finalizar sentenció que la Cooperativa Eléctrica “fue una gran empresa que se formó hace 50 años y que hoy esta consolidada, sin deudas y en pleno crecimiento hacia nuevos servicios”

martes, 20 de septiembre de 2011

Los abuelos alemanes


Llegaron a la pampa indómita
buscando  un horizonte nuevo:
levantaron casas de adobe
y sembraron los campos de trigo.

Llenaron el espacio vacío
con hornos de barro,
bombas de agua,
y molinos de viento.

Trajeron tradiciones,
costumbres exóticas,
un habla de consonantes,
y un cantar de nostalgias.

Y fructificaron.
Y crecieron.
Y fueron felices.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Tú tienes el poder de elegir

Lo importante es darse cuenta que siempre eres tú el que tiene el poder de elegir. Tú eliges la manera de comportarte teniendo en cuenta el medio en que vives y los beneficios que esperas obtener de la conducta adoptada

Sprichwörter: Was die Leute vom der Arbeit sagen


Wo die Arbeit zieht ins Haus,
läuft die Armut bald hinaus.

Fang deine Arbeit munter an,
dann ist si auch schon halb getan.

Was du heute kannst besorgen,
das verschiebe nicht auf morgen.

“Morgen, morgen, nur nicht heute!”
sprechen alle faulen Leute.

Auf einen Hieb fällt kein Baum.

Hans Gutgenug, der faule Knecht,
macht seine Sach’ nur halb und schlecht.

………………………………………………………………….
 Refranes: Lo que la gente dice del trabajo

En la casa donde ingresa el trabajo,
la pobreza pronto se marcha.

Comienza tu trabajo con alegría,
y ya estará la mitad de la tarea concluida.

Lo que puedas realizar hoy,
no lo dejes para mañana.

“Mañana, mañana, no hoy,”
expresan todos los haraganes.

Un árbol nunca cae de un sólo golpe.

El peón perezoso
hace sus cosas solamente a medias y mal.

Ya era muy viejecita...

                                                                               Por  José Ángel Buesa
Ya era muy viejecita... Y un año y otro año
se fue quedando sola con su tiempo sin fin,
sola con su sonrisa de que nada hace daño,
sola como una hermana mayor de su jardín.

Se fue quedando sola con los brazos abiertos,
que es como crucifican los hijos que se van,
con su suave manera de cruzar los cubiertos
y aquel olor a limpio de sus batas de holán.

Déjenme recordarla con su vals en el piano,
como yéndose un poco con lo que se le fue;
y con qué pesadumbre se miraba la mano
cuando le tintineaba su taza de café...

Se fue quedando sola, sola... Sola en su mesa,
en su casita blanca y en su lento sillón;
y si alguien no conoce qué soledad es ésa,
no sabe cuánta muerte cabe en un corazón.

Y diré que en la tarde de aquel viernes con rosas,
en aquel “hasta pronto” que fue un adiós final,
aprendí que unas manos pueden ser mariposas
-dos mariposas tristes volando en su portal.

Sé que murió de noche. No quiero saber cuándo.
Nadie estaba con ella, nadie, cuando murió:
ni su hijo Guillermo, ni su hijo Fernando,
ni el otro, el vagabundo sin patria, que soy yo.

Fotografía de los pueblos alemanes (Con nombres y apellidos)

Momento inolvidable vivido durante el año 1987 por la pequeña
Marina Martel, junto a sus abuelos Rosa Rauch y Enrique Martel.
Fue durante la fiesta de su Primera Comunión. 

Fotografía de los pueblos alemanes (Con nombres y apellidos)

5º Grado de la Escuela Nº5, año 1992: Roberto Weinbender, Hernán Schwab, Mariano Beratz, Vanesa Gaab, Erica Berg, Andrea Schwab, Yésica Alarcón, Lourdes Arce, Verónica Denk, Roxana Montedeoca,  Marina Navarrete, Diego Burgos, Mauro Sosa, Emiliano Henrich, Mariano Werbag, Roberto Salvatierra, Juan Cruz Sauer, Martín Ravainera, Mario Ullmann, Walter Seit, Marcela Jungblut. Profesora Matilde de Beltrán. 

sábado, 17 de septiembre de 2011

Tu conciencia lo sabrá


Por José H. Figueira

Dos hermanos vieron a un mendigo que dormía en el atrio de una iglesia.
Uno de de ellos aproximóse al pobre hombre y quiso despertarlo para ofrecerle una limosna.
Su hermana lo detuvo diciéndole:
-No hagas eso, dale lo que quieras; pero deja que ese infeliz duerma tranquilamente.
-¿Y quién le dirá entonces a ese hombre que yo le he socorrido?
-Nadie, pero tu conciencia lo sabrá y eso basta.