T

T

sábado, 28 de febrero de 2015

Receta e imágenes de Maultasche de ricota y pasas de uva, plato típico de los alemanes del Volga.


Tradicionales en el tiempo de Cuaresma. Doña Norma los hace riquísimos.

Usar harina 0000, huevos, una pizca de sal y agua en cantidad suficiente como para lograr una masa parecida a la de los fideos caseros. El secreto es darle una buena amasada hasta que quede bien firme. Dejar descansar. Estirar la masa, cortar rectángulos y rellenarlos con ricota, pasas de uva y una cucharadita de azúcar, y cerrarlos como si fueran piroks. Apretar bien los bordes para que no se abran durante la cocción.
Una vez cocidos, colocar en una fuente, agregarle crema de leche casera y pan en dados y cebolla, fritos.
Y a disfrutar de esta manjar bien alemán del Volga. Se recomienda acompañarlo con leche.





martes, 24 de febrero de 2015

Así molían el trigo los colonos alemanes en el Volga...

Los colonos alemanes al instalarse en las riveras del río Volga y sus afluentes, y generar mediante sus cosechas un excedente de trigo, pensaron en crear su propia industria harinera. Así recurrieron a los molinos harineros medievales aunque modificándolos en su clásica estructura. Adaptaron la construcción al medio en el que vivían y a la necesidad imperante en la región edificando una torre coronada por una estructura rotativa de madera en la que el eje soportaba toda la maquinaria superior, de donde partían cuatro aspas, con una longitud de entre 3 y 9 metros, elaboradas con vigas de madera. La energía generada por  el eje al girar, se transmitía, a través de un sistema de engranajes, a la maquinaria ubicada en la base de la estructura. Una vez más el ingenio de los colonos logró superar la negligencia del Imperio zarista.

La historia de estos románticos molinos harineros que indefectiblemente asociamos a las locuras del admirable personaje creado por Cervantes, el Quijote de la Mancha, se remonta a siglos lejanos, más exactamente a la época de los persas, quienes en el siglo VII ya poseían este tipo de molinos, formados por alas montadas sobre un palo vertical, cuyo extremo inferior movía una molienda. Luego se difundieron por los países árabes y fueron llevados a Europa por los cruzados (aunque otros investigadores opinan que fueron los mismos árabes quienes los introdujeron en Europa).
El molino de torre se desarrolló en Francia a lo largo del siglo XIV. Consistía en una torre de piedra coronada por una estructura rotativa de madera que soportaba el eje del molino y la maquinaria superior del mismo. Más adelante, todo el edificio se construyó de ladrillos. Generalmente de la parte superior sobresalía un eje horizontal. De este eje partían de cuatro a ocho aspas, con una longitud de entre 3 y 9 metros. Las vigas de madera se cubrían con telas o planchas de madera (en los primeros se usaron velas de barcos). La energía generada por  el eje al girar, se transmitía, a través de un sistema de engranajes, a la maquinaria ubicada en la base de la estructura.
Se los usaba para moler el grano, además de bombeo de agua en tierras bajo el nivel del mar, aserraderos de madera, fábricas de papel, prensado de semillas para la obtención de  aceite y triturado de todo tipo de materiales. 

FÜLSEN CASERO CON MANZANAS


INGREDIENTES:
1 kg. de miga de pan
Leche tibia
10 cucharadas de azúcar
3 huevos
2 manzanas verdes
100 grs. de crema
1 banana
50 grs. de pasas de uva

PREPARACIÓN:
Poner en remojo el pan sin la cascara,en la leche tibia. Deshacer con un tenedor, agregar 3huevos batidos, las 2 manzanas peladas y cortadas finas, la crema, las pasas de uva y 1 banana cortada. Mezclar bien. Colocar en una fuente alta para horno, cocinar en horno moderado, para saber si está listo introducir un cuchillo, si sale seco ya está. Debe quedar dorado.
Se acompaña con carne asada y papas al horno.




Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo más un mapa con los nombres y la ubicación de las aldeas en el Volga, también de regalo, con la compra de un libro Aprender a vivir.  (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

lunes, 23 de febrero de 2015

Procesión, misa y descubrimiento de placas en la Gruta de Fátima


Don Pedro Pin había donado las tierras para establecer la Gruta para la Virgen de Fátima. Sus familiares descubrieron la placa. Hubo un reconocimiento especial para Oscar Baumgaertner quien durante 25 años sigue cuidando la gruta ejerciendo simultáneamente la tarea de sacristán de la parroquia.

Ya avanzada la tarde del domingo llegó el momento donde la comisión pro festejos de los 50 años de la bendición y entronización de la Virgen en la Gruta del Pueblo Santa María se procedió al descubrimiento de placas en memoria y agradecimiento a Don Pedro Pin quien donó las dos hectáreas donde está emplazada la gruta y otra en nombre de la comunidad hacia la gruta.
El descubrimiento estuvo a cargo de Antonia Pin, Hipólito Pin y Mónica Pía, entre otros descendientes mientras que en representación de la comunidad parroquial de Santa María, Doña Ana Sieben de Baumgaertner, junto a Roberto Streitenberger, procedieron al descubrimiento de la placa.
Por otra parte el Padre Antonio recibió otras placas en nombre de la Delegación Municipal del Pueblo Santa María, el Club Social Deportivo y Cultural “El Progreso”, la Unión Padres de Familia del Colegio Parroquial y los familiares de quien en vida fuera Don Eduardo Cumler entregaron una placa en su memoria, ya que por pedido del padre Juan Peter comenzó con el mantenimiento del predio, cuidando las plantas, el lugar, una labor ejercida sin fines de lucro, solo por el amor que le profazara a Nuestra Señora de Fátima. Estuvieron presentes sus hijas Esther y Teresa, acompañadas de otros familiares.
Finalmente llegó el momento de valorar el trabajo desinteresado hasta el presente, y en los últimos 25 años, de Oscar Baumgaertner, quien recibió el reconocimiento con toda emoción, leyendo el texto de la significativa plaqueta como testimonio de su entrega como permanente custodio de la Gruta y el Padre Antonio agregó que simultáneamente ejerce la labor de Sacristán de la Parroquia Natividad de María Santísima.

Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo más un mapa con los nombres y la ubicación de las aldeas en el Volga, también de regalo, con la compra de un libro Aprender a vivir.  (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

Una procesión que marchó como hace 50 años


Con promesas renovadas y gratitud por los beneficios recibidos. Una hermosa carroza portando la imagen de la Virgen de Fátima recorrió todo el trayecto desde la Parroquia Natividad de Maria Santísima hasta la Gruta. Emocionante acompañamiento y cálida recepción del pueblo de Dios reunido multitudinariamente en el acceso al Pueblo Santa María.

Los relojes marcaban las 17.30 horas cuando la procesión comenzó a marchar desde frente al templo del Pueblo Santa María contando con la numerosa presencia de fieles, jinetes, estandartes y alegorías mientras se interpretaban alabanzas en acción de gracias por los beneficios recibidos en los últimos 50 años. En cuanto a la procesión todos los esfuerzos estuvieron orientados para organizarla de manera tal que fuera lo más parecida posible a la primera, la original de hace 50 años atrás que significó una significativa movilización de fieles.
Es por eso que acompañaron a la carroza gran cantidad de fieles donde podía apreciarse que había sido ornamentada por “Goyo” Streitenberger, los pastorcitos, las familias y los agricultores con maquinarias agrícolas tanto antiguas como actuales conformando una postal emocionante que se extendía a lo largo de toda la Avenida de acceso al Pueblo Santa María hasta llegar a la gruta.
Para la multitud que se acercó con gran recogimiento se había preparado para entregar a cada familia una bolsa que en su interior contenía una espiga, un rosario, una estampita alegórica a los 50 años y un prendedor de la Virgen de Fátima.
La llegada de la procesión fue recibida con pañuelos en alto, aplausos y un fervor que realmente contagiaba y era demostrativo de toda la devoción que genera la Virgen de Fátima en los fieles y la profunda entrega de la población religiosa de Santa María y la zona que se concentro en todo el predio que como siempre presentaba condiciones optimas de mantenimiento en toda la amplia parquización, la gruta en si misma con grandes recuerdos espirituales y hacia el fondo sobresalía más destacado que nunca la enorme leyenda identificatoria del Pueblo Santa Maria.

Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo más un mapa con los nombres y la ubicación de las aldeas en el Volga, también de regalo, con la compra de un libro Aprender a vivir.  (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

Imponente muestra de fervor y devoción a la Virgen de Fátima


A 50 años de la bendición y entronización de la imagen en el acceso al Pueblo Santa María. Emocionante procesión desde la Parroquia de la colonia hasta la gruta con un acompañamiento multitudinario. Una muestra inclaudicable de fe. Concelebraron la misa en acción de gracias el Cura Párroco de Coronel Suárez Diego Kessler, el Padre Antonio Vedellini y el Padre Alejandro enviado por la Congregación del Verbo Divino hasta pascua, hubo bendición de espigas y una inmensa gratitud por los frutos recibidos en estos 50 años. El marco natural que rodea el lugar y la inmensa concurrencia de fieles le incorporó un eslabón más a la extensa cadera de fervor religioso que en Santa María se confirma desde hace 50 años. “Le pedimos a la vez al señor que nos muestre los caminos, guíame por los senderos, los caminos de Dios representan recorrerlos y aceptarlos”, afirmó en su homilía el Párroco Kessler.
 
Una inmensa comunidad religiosa proveniente de distintos lugares de la región acudieron en la radiante tarde soleada del domingo hacia la Gruta de la Virgen de Fátima ubicada en la intersección de la rotonda de acceso al Pueblo Santa Maria conformando una manifestación de fe que se multiplicó a medida que avanzaba la tarde y llegaba la procesión portando en carreta a la imagen de la Santa Madre secundada por un significativo acompañamiento que marcaba el inicio de un momento histórico con fuerte contenido espiritual.
En la Gruta el Padre Antonio Vedellini junto al Coro Parroquial preparaba la celebración religiosa en acción de gracias, el sitial de privilegio que ocuparía la imagen mientras los ¡¡¡Viva la Virgen de Fátima!!! se repetían a modo de recepción por la inmensa cantidad de fieles que compartieron este día que significaba además de la veneración, recordar a aquellos pioneros que hace 50 años creyeron, se esforzaron y motorizaron este verdadero Centro de Fe a las puertas mismas del Pueblo Santa María.
La historia que se ha recopilado, tras los documentos que quedaron de la época, de los vecinos más antiguos y sus descendientes, indica que con la sequía de los años 61 y 62 los colonos de esa época fueron a ver al padre Juan Peter por una solución ya que la situación se tornaba cada mas critica para su sustento por lo cual él propio sacerdote tan vinculado al quehacer general del Pueblo Santa Maria propuso hacer tres procesiones y la construcción de la gruta como acción de gracias.
Después de la tercera procesión llegó la tan esperada lluvia y por ende había que cumplir la promesa contraída por la gente. 
Fue así que Mateo Hippener, padre del conocido Juan, diseño la gruta y el Párroco Peter fue a pedir la donación de las dos hectáreas a Pedro Pin que accedió gentilmente.
Quien la construyó fue Pedro Schmidt y luego la pintó Salvador Schneider por lo cual ese trazo característico de Salvador, quien fue el autor de la ultima pintura del templo de Santa Maria, Hinojo y de San Miguel Arcángel, entre otras iglesias hoy es visible y conmueve a todos quienes deseen contemplar esas figuras tan personales del artista de Santa María, fallecido hace varios años atrás.
Semanas antes de la gran convocatoria que se llevó a cabo el domingo pasado Oscar Baumgaertner, quien desde hace 25 años esta al cuidado de la Gruta recordaba que “hace unos años atrás recibimos en donación una corona original de Nuestra Señora de Fátima traída también desde Portugal al igual que la Virgen en su momento”. 
También aclaró que “la Virgen elegida fue la de Fátima porque el padre Peter era muy devoto de ella y al pasar por Portugal gestionó la replica que hoy tenemos el privilegio de contarla entre nosotros”. 
En su llegada a la Argentina tuvo que ser cortada a la altura de la cabeza, en la aduana, ya que por ese entonces ya se hablaba de drogas, y para verificar que en su interior no contenía ningún tipo de sustancias, se la abrió y luego se la reparó como se encuentra en la actualidad. También en su base se puede observar una pequeña ampolla de vidrio que atestigua que dentro de su base hay tierra de Portugal”.
Fue imponente apreciar la cantidad de fieles que se reunieron en la celebración, superior en cuanto a la presencia popular que en años anteriores, seguramente porque la motivación de los 50 años movilizó a vecinos de los tres Pueblos Alemanes, de la amplia zona rural de Santa Maria, de la ciudad de Coronel Suárez por lo cual desde la tarde temprano comenzaron a llegar vehículos de toda la zona por las rutas de acceso a la gruta.
Fue una jornada de fiesta, de renovación de las promesas y agradecimiento por los frutos recibidos todo enmarcado en esta celebración de los 50 años, donde hoy muchos de los descendientes de aquellos visionarios que contribuyeron efectivamente para levantar este verdadero monumento a la fe y la esperanza, participaron de este agradecimiento con profunda devoción.
En la homilía de la celebración litúrgica el Párroco Diego señaló que “en la misma línea en que la Virgen nos pidió por la conversión del mundo y por los pecadores, hoy el salmo nos recuerda y le pedimos a la vez al señor que nos muestre los caminos, guíame por los senderos, los caminos de Dios representan recorrerlos y aceptarlos”.
“La historia de nuestra vida, tiene que ver con la historia de la fe, que es allí donde uno la entiende de verdad, ya que el misterio del hombre se entiende sobre la historia de Cristo, por eso hoy vivimos tan desorientados por que dejamos de lado la historia de la fe, dejamos de entenderla a la luz de la historia de Cristo, por eso María le alcanza a Nuestro Señor Jesús para que podamos alcanzar de parte del padre todas las cosas que necesitamos, pero para eso necesitamos convertirnos, sobre todo en este tiempo de la cuaresma, el tiempo de la conversión, por eso las cenizas son mecanismos de la penitencia con tres sujetos fundamentales que son la conversión, la el ayuno, la limosna como un camino que nos llevara a vivir en plenitud esta fiesta que es la consistencia de nuestra Fe”.
El Padre Antonio secundado por el emotivo coro parroquial de Santa María que sumo sus voces y entrega a la santa misa, dejo en su mensaje final tras el acto protocolar donde además de rescatar las lecturas de la jornada, enfatizando en la solidaridad, la fe y retribuir como modo de compensar a la santa madre, sus bendiciones con gestos de caridad, de ayuda al prójimo, estrechando todas las manos de manera fraternal que además nos fortalecerá nuestro espíritu.
El Padre Antonio resaltó entonces que “en coincidencia con este tiempo de cuaresma donde cada uno deberá abrir aun mas los corazones dando paso al nuevo Cristo que se nos hace presente renovando el misterio pascual, una nueva oportunidad para redimirnos y entregarnos, tener en cuenta que el murió por nosotros y nuestra actitud en este sentido, es de gratitud como hoy queda demostrado con esta verdadera multitud que nos acompaña” dijo el sacerdote para luego bendecir los recordatorios como signo de reconocimiento por los frutos recibidos.
Antonio Vedellini al agradecer a todos los presentes y quienes colaboraron para organizar los actos celebratorios de los 50 años recordó que ya la Virgen de Fátima cuando se presentó a los tres pastorcitos que provenían de familias humildes quienes después de haber compartido la misa fueron a cuidar el rebaño y allí mientras rezaban el rosario se apareció la Virgen María y en esos mensajes, quiero rescatar algo, la conversión de los pecadores del mundo, hoy el mundo ofende mucho a Dios y hoy mucho más que en aquel tiempo” dijo el sacerdote cerrando la jornada.
Para luego agregar que “se está diluyendo la fe, por eso el Papa nos pide que recemos en familia el santo rosario, por la conversión de los pecadores y oración por el Papa”.
“No seamos indiferentes nos dice el Papa Francisco en el mensaje de pascua, por eso respondiendo al pedido de nuestra madre celestial recemos por todos nuestros hermanos”.
Tras consagrar la eucaristía y estrecharse en la paz fue distribuida la santa hostia masivamente con los ministros entre la muchedumbre que se agolpo frente a la gruta mientras las personas mayores o impedidas que se encontraban ubicadas en vehículos se les llevaba la comunión hasta esos lugares.
Al concluir la misa con esta emotiva celebración, se produjo la desconcentración de la multitud en un atardecer atípico, con la entrada ya del sol, con el paisaje natural que posee todo el entorno donde hasta las sierras se veían nítidas, cristalinas, casi transparentes, con los rayos de sol que se iban agotando entre los campos vecinos como impartiendo un manto imponente de protección que le Virgen una vez contiene como signo verdadero de la fe.
Cada uno se fue en paz dando gracias a Dios.

Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo más un mapa con los nombres y la ubicación de las aldeas en el Volga, también de regalo, con la compra de un libro Aprender a vivir.  (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

jueves, 19 de febrero de 2015

martes, 17 de febrero de 2015

Distinguida por su historia de vida inspiradora

Por Lucila Tosolino
De la Redacción de UNO
Positiva. Realizó la Primaria 
con la ayuda de sus compañeras, 
en la Secundaria la operaron, 
se recuperó y decidió ingresar 
a la Facultad.
 Yanina Gabriela Michel, de 31 años, vive en Villa Elisa. Padece una atrofia muscular espinal desde que nació . Ahora está a una materia de conseguir el título de abogada en la UNL

En la vida hay personas que dejan huellas por cosas que hacen e impactan en la sociedad.
Alguna veces son logros científicos o deportivos; pero hay casos que se trata de una superación personal, como es la historia de vida de Yanina Gabriela Michel, de 31 años, quien se topó con varios obstáculos y logró superarlos, cayó varias veces y se pudo volver a levantar.
Yanina nació en Villa Mantero, a unos 50 kilómetros de Concepción del Uruguay, y a los siete meses de vida le diagnosticaron atrofia muscular espinal, tipo II.
Durante los siguientes 30 años de su vida, ella y sus padres, le hicieron frente a la enfermedad y hoy está a una materia de recibirse de abogada en la Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).
La historia de vida de Yanina llegó a las manos de ALPI, una asociación civil sin fines de lucro que se dedica a la rehabilitación de personas con discapacidad motriz, y ellos seleccionaron a la mujer de Villa Mantero que desde 2002 vive en Villa Elisa, como una de los 10 Héroes Reales de todo el país, otorgándole el Premio Bienal 2015 de ALPI.

Elegida

En diálogo con UNO, Yanina explicó que este reconocimiento le da una alegría muy grande: “Estoy muy contenta. Saber que soy una de los 10 ganadores del premio que otorga ALPI cada dos años me enorgullece mucho”.
El reconocimiento que da ALPI es para personas con discapacidad física que con esfuerzo y superación personal han logrado diferentes objetivos.
La mujer de 31 años relató que en 2013 participó de los premios ALPI pero no ganó. “Pero este año sí gané y estoy muy feliz. Ahora estoy esperando que en marzo venga a Villa Elisa un equipo de ALPI porque van a grabar una jornada de mi vida y luego me voy a Buenos Aires con mi prima, Jessica Schaaf, para que me otorguen el premio”, contó Yanina y agregó que la entrega de premios se hará en el Hotel Hilton en donde le darán una medalla, un diploma y 10.000 pesos.
Respecto a cómo es la selección de los ganadores dijo que “uno tiene que comunicarse con la gente de ALPI y contarles la historia de vida. Dar detalles de qué hace y qué le interesa hacer. Es importante que el ganador esté inserto en la sociedad y tenga un compromiso”.

Una historia en primera persona

Yanina se desplaza en silla de ruedas motorizada, debido a su patología, y trata de desarrollar una vida de máxima independencia a pesar de que requiere de asistencia permanente porque tiene muy poca fuerzas por lo que realiza mínimos movimientos en brazos y manos.
Sobre cómo comenzó la batalla diaria con su enfermedad ella relató: “Todo empezó a los 7 meses de vida cuando me diagnosticaron atrofia muscular espinal, una enfermedad genética neuronal caracterizada por la pérdida del músculo esquelético, causada por la progresiva degeneración de las células del asta anterior de la médula espinal, y a consecuencia de esto al tener un año de vida, las posibilidades de seguir con vida, según criterios médicos, eran muy pocas. Los doctores afirmaban que no podría seguir viviendo debido a que la enfermedad estaba avanzando muy rápidamente y terminaría debilitando mi sistema respiratorio y muriendo por asfixia”.
En ese momento sus padres tomaron una decisión clave y decidieron hacer un gran esfuerzo económico. “Como mi estado de salud era cada vez más delicado, mis padres decidieron comenzar un tratamiento de medicina alternativa de celuloterapia, inyecciones de células embrionarias de origen animal”, explicó Yanina.
El tratamiento implicó para sus padres un gran sacrificio económico porque el tratamiento era caro y tenían que viajar periódicamente a Buenos Aires para acompañarla.
“Después de algún tiempo, el tratamiento, comenzó a dar resultados favorables y así fue como lentamente fui mejorando, y se hacía notorio porque estaba físicamente mejor ya que podía quedarme sentada sin caerme por ejemplo”.
La joven detalló que durante su niñez tuvo que realizar de manera intensiva sesiones de kinesiología, debía seguir con el tratamiento de celulotrerapía y usar elementos ortopédicos.
“A pesar de necesitar asistencia permanente para todos los actos elementales, traté de desarrollar una vida lo más normal posible. Así que comencé mis estudios primarios y utilizaba, para poder desplazarme, una silla de ruedas no motorizada, por lo cual necesitaba de la ayuda de mis compañeros de clase, no solo para salir a los recreos, sino que ellos también me ayudaban para organizar mis útiles de estudio y estaban siempre conmigo. Logré finalizar mis estudios superando diversos obstáculos, y el premio de esta etapa de mi vida fue cuando recibí la bandera en séptimo grado. Fue un orgullo para todos”, apuntó
“Cuando ingresé al colegio secundario, seguía teniendo los mismos amigos de la primaria, lo cual fue muy ventajoso para mí, por su compañerismo, pero además ya utilizaba una silla de ruedas motorizada, que me había otorgado el Ministerio de la Nación, lo cual favoreció significativamente mi independencia”.

La recaída

Señaló que cuando empezó a cursar el segundo año del secundario comenzaron los problemas: “Empecé a sufrir severos problemas respiratorios y tuve que abandonar el cursado regular en clases, porque necesitaba usar oxígeno. Con el objetivo de no perder el año escolar, rendía libre los exámenes, cada vez que había mesa examinadora, gracias a que el rector del colegio me brindó la posibilidad de hacerlo bajo esa modalidad. Logré mi objetivo”.
La futura abogada prosiguió con su historia: “En enero de 1998, enfrenté una intervención quirúrgica de columna en el Hospital Garrahan de Buenos Aires. La operación tenía un riesgo del 70% de probabilidad de no superarla. Según la perspectiva de los cirujanos, podía llegar a estar tres meses en Terapia intensiva para mi recuperación, pero como soy una persona de mucha fe solo necesité de una semana y media de internación y en sala común y luego pude regresar a mi casa”.
Casi sin perder tiempo, al año siguiente de la operación, pudo volver al colegio y, además, empezó a cursar inglés en una academia particular. “En este tiempo realicé más sesiones de kinesiología en ALPI. Viajé a Buenos Aires una vez a la semana, durante un año para hacer la rehabilitación, siempre viaje en colectivo, porque mi padre no podía llevarme en auto. En el colegio me justificaban las faltas por los viajes. Así que después que terminé en ALPI, hice kinesiología en el agua de un club de Concepción del Uruguay”, contó y agregó que en el año 2000 terminó la escuela secundaria y por tener el mejor promedio fue nuevamente abanderada.
“Luego de terminar la escuela tuve que decidirme por una carrera universitaria y elegí Abogacía, pero la facultad que tenía más cerca estaba a unos 50 kilómetros en Concepción del Uruguay. Es privada y mis padres no podían pagarme los estudios, así que decidí inscribirme en la UNL, pero como no podía quedarme a vivir en Santa Fe, decidí estudiar en mi casa y rendir los exámenes libres y solo cursé cuatro materias que eran obligatorias”.

Recuperación

“En 2002 me mudé con mi familia a Villa Elisa y ahí conocí a una joven abogada, recibida de la UNL, quien estuvo dispuesta a ayudarme con las materias porque me era muy difícil sola”, dijo Yanina al tiempo que explicó que una vez en Villa Elisa su padre murió y su madre enfermó gravemente de la columna.
La ganadora del Premio Bienal 2015 de ALPI expresó que este año su propósito es recibirse de abogada luego de rendir en marzo la última materia que le queda: Derecho Internacional Privado. “La práctica profesional la hice en el Juzgado de Faltas de la Municipalidad de Villa Elisa, lo cual es muy bueno porque modificaron el edificio a fin de hacerlo accesible para que entren personas discapacitadas”.
Ahora tiene otra meta más, quiere y sueña con que su título sea un instrumento al servicio de las personas con discapacidad: “Amo ser una guerrera de los derechos y beneficios que nos corresponden en esta sociedad y que tantas veces son vulnerados, lesionados y desconocidos con total arbitrariedad. Hace cuatro años que integro, como secretaria, la comisión directiva de la asociación civil sin fines de lucro: Hogar rural de Villa Elisa: Camino a la Integración, cuyo objetivo es realizar distintos tipos de actividades con personas con discapacidad de cualquier tipo”.

La institución

ALPI es una asociación civil sin fines de lucro que se dedica a la rehabilitación de personas con discapacidad motriz. Ayuda en el proceso de rehabilitación de niños, jóvenes y adultos que sufren algún tipo de deficiencia motora por enfermedad o accidente.
En sus 72 años de vida, más de 2.500.000 personas han sido beneficiadas por este centro de salud y educación, ya que cuenta con la Escuela de Altos Estudios, donde se dictan las carreras terciarias: Enfermería Profesional, Técnico Superior en Instrumentación Quirúrgica, Analista en Administración de Empresas y Analista de Sistemas de Información.
Para destacar y reconocer a estos niños, jóvenes y adultos, ALPI organiza un premio especial cada dos años al reconocimiento de una labor destacada por el esfuerzo, la superación personal y la inserción social de quienes hayan tenido que enfrentar una discapacidad motriz.
El premio consiste en una medalla, un diploma especial otorgando el título de Héroes ALPI, 10.000 pesos y la reproducción de un vídeo sobre la historia de vida como motivación para quienes enfrentan la misma situación.
ALPI creó este premio con el objetivo de concientizar y promover la inclusión de personas con discapacidad en diferentes ámbitos. A través de este reconocimiento, se dan a conocer diez historias de vida, cuyo proceso de rehabilitación les permitió superar las barreras sociales. Tanto así, que estos potenciaron sus vidas aportando de alguna forma a una misión especial, realmente inspiradora.

lunes, 16 de febrero de 2015

Imágenes de La Casa del Fundador, un lugar con historia

Un lugar hermoso para visitar y estar en contacto con la historia y la cultura de nuestros abuelos, los alemanes del Volga. Ubicada en Pueblo Santa María, en el Partido de Coronel Suárez, en la Provincia de Buenos Aires, La Casa del Fundador es un orgullo, una evidencia clara de cómo se rescata y preserva el legado cultural en todos sus aspectos. Los invitamos a visitarla. Daniel Minig, realizador de esta brillante idea, además de propietario, los recibirá maravillosamente y los agasajará, haciéndolos sentir como en casa, reproduciendo un ambiente fiel a lo que era el hogar  (rodeados de la historia, la gastronomía, la cultura, las costumbres, las tradiciones, la forma de trabajar) de nuestros queridos padres y abuelos alemanes del Volga.
¡No dejen de visitar este lugar para encontrarse con la historia de los alemanes del Volga!





Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo más un mapa con los nombres y la ubicación de las aldeas en el Volga, también de regalo, con la compra de un libro Aprender a vivir. Se adquieren por correo, por el sistema de contra reembolso, es decir, que recién pagan al momento de tener todo en sus manos. El costo, incluidos los gastos de envío que cobra el correo para entregárselo en domicilio, es de $255. Envíenos su dirección postal y ya mismo se lo despachamos. (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

IMÁGENES DE LOS VITRALES DE LA IGLESIA DE COLONIA HINOJO QUE ESTÁN CUMPLIENDO 100 AÑOS



 Por Rolando Hess


Nuestro reconocimiento a todas las familias que, con mucho sacrificio y una enorme fe en Dios, construyeron tan hermosa iglesia.









Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo más un mapa con los nombres y la ubicación de las aldeas en el Volga, también de regalo, con la compra de un libro Aprender a vivir. Se adquieren por correo, por el sistema de contra reembolso, es decir, que recién pagan al momento de tener todo en sus manos. El costo, incluidos los gastos de envío que cobra el correo para entregárselo en domicilio, es de $255. Envíenos su dirección postal y ya mismo se lo despachamos. (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

domingo, 15 de febrero de 2015

TROS TROS TRILLIE

Por Universo Volga
Jorge Alberto Gareis Lechmann

Tros tros trillie
der bauer hat ein fihllien
des fihllien kandt net lofen
pum pum
der falled in der groben

Tros tros trillie
der bauer hat ein fihllien
des fihllien kandt net lofen
reiten über den grobe
pum pum
fallen hinein
und muss bersofen.

Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo con la compra de un libro Aprender a vivir, más un mapa con las aldeas del Volga, también de regalo!!!
 
Hilando Recuerdos rescata la historia, cultural, tradiciones, costumbres, recetas, fotografías antiguas… (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

viernes, 13 de febrero de 2015

Información del Taller Protegido de Pueblo Santa María


Tras el objetivo de terminar la primera etapa de la sede propia. Viviana Sáez, la Presidenta del Taller Protegido de Pueblo Santa María, informó que ya están nuevamente en actividad, desde hace unas semanas, luego del receso de verano en el mes de enero.

“Este año nuestra actividad como Comisión Directiva está abocada a generar fondos para ver en qué momento podemos trasladarnos a la sede nueva. Tenemos operarios en lista de espera, que quieren ingresar a nuestra Taller, pero en donde estamos actualmente no tenemos espacio físico. Por otra parte, las metas para este año es seguir trabajando como lo vienen haciendo, seguir con los diferentes talleres, para que se sigan insertando socialmente” expresó Viviana Sáez, Presidente de la Comisión Directiva del Taller Protegido de Pueblo Santa María.
En estos momentos se está terminando de colocar las aberturas en el interior de la nueva sede, en lo que constituye la primera etapa de la obra. 
También en los primeros días de este año se recibió un subsidio de 16 mil pesos por parte del Concejo Deliberante, “la idea con ese dinero es comprar todos los pisos para lo que queremos terminar. Los sanitarios los hemos pedido por un subsidio del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, que estamos esperando”. 
La primera etapa de la obra consta de un aula taller bien espaciosa, una cocina, depósito, y sanitarios. “Hemos adherido a una rifa de la localidad de Olavarría, que nos ha permitido contar con algunos recursos, más las actividades que venimos haciendo. También pensamos organizar un bono contribución que estaremos ofreciendo a la comunidad” contó la Presidenta del Taller.
El objetivo es poder terminar las instalaciones este año y a fin de este 2015 o principios del año siguiente, poder trasladarse a las nuevas instalaciones.

Oferta exclusiva del mes de febrero y hasta agotar stock: tres ejemplares de Hilando Recuerdos, un mapa con el río Volga y el detalle de todas las aldeas fundadas en sus márgenes, de dónde un día partieron nuestros ancestros rumbo a América, y un libro Aprender a vivir, reflexiones para el alma. Hilando Recuerdos trae al presente el pasado, la historia, cultura, tradiciones, costumbres y fotografías antiguas de nuestros queridos abuelos. En el mapa podemos ubicar de qué aldea salieron. Y en el libro Aprender a vivir, reflexiones para el alma, podemos encontrar experiencias de vida, lecciones para conocernos, etc. Un mundo que forma el legado de los alemanes del Volga. No se lo pierda!!! Se agota!!!

Centro de Jubilados de Pueblo Santa María


En marzo, asamblea para renovación de autoridades. En abril el almuerzo anual.

Aurelia Adam es la dinámica Presidente del Centro de Jubilados de Pueblo Santa María, acompañada por un activo grupo de colaboradores, que han constituido una de las más bellas sedes de jubilados en todo el distrito. 
Tan linda se ve, que cuando hoy, cuando concurren afiliados al Centro a hacer diferentes trámites y los invita a presentarse en una lista para conducir la entidad, le responden “mejor seguí vos, mirá que lindo tenés el Centro de Jubilados”.
En el mes de marzo está prevista la asamblea para la consideración de la Memoria y Balance del período anterior y para la renovación de autoridades “espero que se presente alguna comisión, pero si no sucede tendremos que seguir los mismos” dijo ante la consulta de la Radio. Indicó que “seis años de presidenta es suficiente y 12 años en total en el Centro, ya suman muchos años”.
Actualmente, este centro de jubilados, cuentan con los servicios de pedicuría, los bolsones de alimentos que ofrece PAMI y que están recibiendo alrededor de 69 beneficiarios. Por otra parte, están previstos los talleres de la Memoria, y Caminata, los que comenzará en el mes de marzo. “Quiero que este año nos den también computación. El año pasado lo dieron, pero se llevó a cabo en el NAC, y la gente quiere hacerlo en nuestra sede”, según informó.
Para el mes de abril, como todos los años, está previsto el almuerzo anual, que convoca a representantes de todos los centros de jubilados, y gente de la tercera edad que se reúne en una comida y posterior baila para toda la tarde.

Oferta exclusiva del mes de febrero y hasta agotar stock: tres ejemplares de Hilando Recuerdos, un mapa con el río Volga y el detalle de todas las aldeas fundadas en sus márgenes, de dónde un día partieron nuestros ancestros rumbo a América, y un libro Aprender a vivir, reflexiones para el alma. Hilando Recuerdos trae al presente el pasado, la historia, cultura, tradiciones, costumbres y fotografías antiguas de nuestros queridos abuelos. En el mapa podemos ubicar de qué aldea salieron. Y en el libro Aprender a vivir, reflexiones para el alma, podemos encontrar experiencias de vida, lecciones para conocernos, etc. Un mundo que forma el legado de los alemanes del Volga. No se lo pierda!!! Se agota!!!