T

T

martes, 15 de agosto de 2017

Oración para las madres

Mi madre me dio todo lo que ella no tuvo y más: me dio un universo de colores y un corazón lleno de amor. Me dio el habla alemana y tradiciones germanas. Me dio un cielo de ternura y costumbres cotidianas que heredó de sus padres. Me dio un legado cultural basado en el respeto, el trabajo, la familia y la fe en Dios. Me dio un pasado, me ayudó a construir mi presente y me entregó las herramientas para forjar mi futuro. Me dio todo, absolutamente todo. Por eso mi amor incondicional y mi eterno recuerdo. (Julio César Melchior).

miércoles, 9 de agosto de 2017

La historia de Sofía y sus dos maridos

Sofía enviudó a los veintidós años, cuando su marido murió en un accidente de campo. Llevaban siete años de casados, cuatro hijos y no tenían casa propia porque vivían en la chacra dónde ambos trabajaban. El patrón la despidió y tuvo que regresar a la casa de sus padres en la que además de los once hijos que tenían residían los abuelos y una hermana solterona. Desbordado por la situación su padre buscó una solución práctica al problema: un nuevo marido para Sofía. “No va a ser fácil encontrar a un hombre que te acepte con tus hijos” –le dijo el padre. “Pero yo no te puedo mantener. Somos demasiados y la casa es muy chica”.
Transcurrieron cinco meses hasta que el padre logró convencer a un hombre para que se casara con su hija. Sofía lloraba a su marido mientras trabajaba de la mañana a la noche lavando y planchando ropa para afuera mientras también ayudaba a su madre en los quehaceres domésticos. El nuevo marido resultó ser don Andrés, un flamante viudo de treinta y nueve años y nueve hijos, que buscaba urgente una mujer para criar a su prole.
El padre habló con Sofía. Le explicó que no tenía alternativa. O se casaba con don Andrés o se iba a la calle con sus hijos. Él no podía mantenerlos a todos. Además –agregó- no está bien a los ojos de Dios que una mujer esté sola y sus hijos no tengan un padre.
A los pocos días, Sofía se casó con don Andrés y se fue a vivir a su casa.

sábado, 5 de agosto de 2017

"Lo que el tiempo se llevó de los alemanes del Volga", un libro que además de historia rescata fotografías antiguas

El transcurrir del tiempo se llevó invalorables tesoros de nuestra infancia. Sepultó en el pasado seres, acontecimientos y cosas que nos formaron, marcaron y forjaron nuestra identidad individual y colectiva. Se llevó a nuestros padres, que hoy descansan en el cementerio, a nuestros abuelos, que también murieron hace muchos muchos años, a vecinos, amigos y a un montón de parientes que en la infancia nos colmaron el alma de dicha y buenos momentos. Se llevó tradiciones, costumbres, formas de vida, de pensar, de afrontar la realidad cotidiana y de relacionarnos con los demás. Todas cuestiones que hacen a nuestra identidad como personas únicas y como colectividad. Para recuperar todo lo que perdimos, para volver a vivirlo, para conservarlo de manera indeleble, es que nació el libro “Lo que el tiempo se llevó de los alemanes del Volga”. Un libro que se puede adquirir desde cualquier lugar del país, por correo (comunicándose: juliomelchior@hotmail.com). En él está impreso el tesoro más valioso que tenemos: nuestro pasado, nuestra identidad. ¡No se lo pierdan!



viernes, 4 de agosto de 2017

La historia de la pequeña Elisa

Don José llamó a su hija de catorce años a la cocina para comunicarle que a partir de mañana comenzaba a trabajar en la casa de su compadre don Pedro, cuya esposa estaba embarazada de cinco meses y tenía que guardar cama hasta el día del alumbramiento, lo que la imposibilitaba de alimentar y atender a sus siete hijos.
A la noche, la niña, llamada Elisa, juntó sus poquitas pertenencias y a la mañana siguiente, llorando, se fue a vivir a la casa de don Pedro. Enseguida comenzó a cumplir con sus tareas: cocinar, lavar, planchar, cuidar y vestir a los niños y asistir a la embarazada en lo que le hiciera falta para hacerle más llevaderos los días en cama esperando el alumbramiento de su octavo hijo.
Elisa pasó, sin transición, de jugar a la mamá con su muñeca de arpillera a asumir todas las responsabilidades de un ama de casa.
Pasaron los meses, nació la criatura tan esperada por don Pedro; pero la madre murió en el parto.
Don Pedro quedó devastado, llorando a su esposa, con el bebé en brazos, rodeado de sus siete hijos. Mientras la pequeña Elisa se hacía cargo de todo. Los niños habían aprendido a quererla y si bien lloraban a su madre, se sentían protegidos y cuidados por ella.
Dos meses después de haber sepultado a su esposa, y haber llorado sin consuelo durante días, don Pedro fue a visitar a don José, el padre de Elisa, para pedirla en matrimonio. Don José no lo pensó mucho. Los hijos necesitaban una madre y don Pedro era un buen candidato.
Quince días después,  don Pedro y la pequeña Elisa se casaron. Elisa cumplía quince años y don Pedro había cumplido treinta y uno hacía apenas tres meses.

jueves, 3 de agosto de 2017

Los abuelos inmigrantes

Trajeron en sus baúles
enseres de todo tipo:
ropa, vajilla, retratos;
fe, coraje y esperanza.

En los labios un idioma.
En el corazón a Dios.
En el alma tradiciones.
Y en las manos trabajo.

Trajeron cuerpos fértiles
para una tierra virgen:
la sembraron de trigo
y la poblaron de hijos.

miércoles, 2 de agosto de 2017

Estará a la venta la edición Nº 12 del libro “La gastronomía de los alemanes del Volga”, del escritor Julio César Melchior, a partir del próximo viernes

 Estimativamente hay por lo menos 12 mil libros de las recetas de los alemanes del Volga conteniendo alrededor de 150 elaboraciones probadas en muchas cosas y en años de experiencia culinaria.

“Estoy muy feliz porque cada edición son números importantes, pasan muy pocos meses y ya hay que pensar en una nueva. En esta edición, igual que en la anterior, hemos sumado fotografías para graficar algunas comidas, las que llamamos más comunes entre las tradicionales. El libro contiene algo más de 150 recetas que fueron recopiladas” dijo Julio César Melchior al hablar con La Nueva Radio Suárez, cuando anunció a través de una entrevista que este viernes estará a la venta una reedición de su libro “La gastronomía de los alemanes del Volga”.
En las últimas ediciones ha habido una gran repercusión, como una nueva luz hacia el libro, que no solamente se da a nivel nacional, sino que hay libros que se han enviado al exterior, “me refiero a envíos de 20 o 30 ejemplares. Esto hace que las ediciones sean cada vez más numerosas”.
Informó que el libro sobre la infancia de los alemanes del Volga “también está a muy pocos libros –unos 30- de agotarse. Si bien yo tenía muchas expectativas, porque me gustó mucho cómo quedó, la verdad es que también superó, y más allá de todo, las expectativas que yo tenía sobre este libro. Hace unos meses que lo presentamos y ya está casi agotado. Es raro, pero terminan compitiendo mis propios libros entre sí. Ahora, como salió esta nueva edición, me tengo que dedicar un poco a promocionar este libro, entonces el otro queda un poquito relegado uno o dos meses. Por eso tengo que ir definiendo cuál libro tengo que reeditar”.
En cuanto al libro “Lo que tiempo se llevó…”, que se había hecho la 4ta edición, “también marcha muy bien. Inclusive tengo un grupo de amigos que están planeando reeditar un libro que publiqué en el 2005 que se llamó ‘Historias para leer con el corazón’. Hay una idea de reeditarlo también, pero eso lo vamos a ver más adelante”.
El viernes, entonces, ya se podrán adquirir los nuevos ejemplares del libro que contiene las más espectaculares recetas de las comidas alemanas. Sin lugar a dudas los que ya han sido adquiridos –alrededor de 12 mil- deben estar en las cocinas de muchos hogares de Argentina y el mundo.

martes, 1 de agosto de 2017

El escritor Julio César Melchior anuncia el lanzamiento de una nueva edición del libro “La gastronomía de los alemanes del Volga”

La décima segunda edición, con más de 150 recetas típicas y fotografías de las comidas más tradicionales.

Una vez más como a lo largo de estos últimos ocho años, el escritor Julio César Melchior anuncia el lanzamiento de una nueva edición del libro “La gastronomía de los alemanes del Volga”. 
Un 14 de noviembre de 2009 lanzó la primera edición de esta obra que llevó a miles de familias a compartir algo tan íntimo y representativo como la gastronomía, rescatando recetas y sabores que estaban olvidados y fomentando la celebración de encuentros populares y multitudinarios basados en el arte culinario de esta colectividad. 
A partir de esta valorización los descendientes se vieron atraídos a conocer más sobre sus ancestros, volcándose a la lectura de los cuatro libros que el escritor lleva editados en varias ediciones. 
A partir de hoy podrán encontrar la décimo segunda edición, con más de 150 recetas típicas y fotografías de las comidas más tradicionales, para seguir compartiendo la gastronomía de los alemanes del Volga.