T

T

miércoles, 30 de noviembre de 2011

Para ser feliz no hay que depender de los demás


El que yo sea feliz o no, no depende de los demás, sino de mí.  Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad. Yo determino ser feliz en cada  situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de alguna persona, cosa ó circunstancia sobre la faz de esta tierra, yo estaría en serios problemas.