T

T

lunes, 26 de diciembre de 2016

Somos familia

Diseminados por el mundo pero unidos por un pasado que nos marcó indeleblemente, somos la prueba fiel del inquebrantable espíritu de lucha de nuestra gente, nuestros abuelos, tatarabuelos, choznos, que entregaron todo, hasta su vida, sin claudicar jamás, a pesar de todas las adversidades que tuvieron que afrontar. Porque ellos estaban forjados en el duro hierro de la voluntad, el sacrificio, el trabajo, el tesón y esa cuota de fe y alegría que dejaba su huella por donde pasaban.
Por eso somos familia, porque tenemos el mismo origen, la misma fuerza. Porque llevamos impregnados los olores a infancia, a hogar, a amor incondicional, a unidad, a hermandad.
Y porque somos familia, y como toda familia, tenemos nuestras costumbres, nuestras tradiciones, nuestras tristezas, nuestras alegrías, y los ojos puestos en el ayer que nos dio la vida, la identidad, la idiosincrasia, que nos formó y que no podemos ni debemos borrar.
Sigamos luchando por un mañana en familia, en el que nadie olvide, como nosotros no olvidamos nuestras raíces, para que orgullosos, sigamos tejiendo las ramas del árbol de la vida. (María Rosa Silva Streitenberger).

No hay comentarios:

Publicar un comentario