T

T

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Quiero homenajear y agradecer


Por Cintia Wendler
Revista Raíces Alemanas 

 “Yo soy el alma de una raza nueva...
Es muy larga mi historia...
Es inmenso el poema
que los nietos y abuelos de mi raza
tejieron con su sangre y con sus lágrimas...”

Con estas letras claras y sencillas de Mons. Enrique Rau, me permito dirigir mis felicitaciones al periódico cultural Hilando Recuerdos, que  desde hace 5 años viene trabajando con énfasis en el rescate cultural permitiéndose convocar a los hijos de esta raza, pretendiendo modestamente despertar la conciencia de todos los descendientes de nuestro pueblo y cautivar, especialmente en los jóvenes, la memoria sobre nuestra heroica historia que supieron escribir nuestros mayores con esfuerzo y valor.
La memoria guarda el pasado, nutre el presente y sustenta el futuro. Nuestro pasado se escribió con mucho coraje. Es mérito suficiente para revalorizar.
Con el comienzo de este nuevo siglo tenemos el desafío de buscar con creatividad los caminos que nos permitan conocer, conservar y transmitir las enseñanzas de nuestros ancestros, que ayude al hombre a desarrollar su conciencia histórica, que asuma el tiempo en que vive y tenga un profundo sentido de pertenencia a su historia y a su cultura.
Hilando Recuerdos es un claro ejemplo, que ya lleva 5 años transmitiendo, especialmente a las nuevas generaciones de  jóvenes descendientes de Alemanes del Volga, en un momento en el que se les ofrece la propuesta de vivir el instante para lograr el mayor bienestar presente, sin valores que lo sustenten. Felicito a sus responsables por  transmitir especialmente a los jóvenes la convicción de que esta tradición no se reduce al gozo ni al dolor del “hoy” sino que tiene sus raíces en un ayer y se abre en un mañana, a pesar de los horizontes que parecen cerrarse, pues una juventud sin raíces no puede desplegar sus alas.
Quiero homenajear y agradecer  con estas palabras a Julio César Melchior que ha plasmado un espacio para nuestros orígenes, para difundirlos y darles vida a través de los recuerdos que surgen en quienes disfrutamos mensualmente de sus publicaciones;  que continúe con la loable tarea de transmitirlos en libros, periódicos y el espacio informático. E incitarlo a seguir tras las huellas de nuestro querido pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario