T

T

lunes, 10 de diciembre de 2012

RESCATANDO UNA ANTIGUA TRADICIÓN EN EL AÑO DE LA FE


MES DE NOVIEMBRE: “CON FLORES A MARÍA”
Gentileza de Luján Streitemberger
Directora Escuela Parroquial Santa María

 Como todos sabemos el Papa Benedicto XVII convocó a partir del 11 de Octubre de este año hasta el 24 de noviembre de 2013 el Año de la Fe. Dentro de este contexto nuestra escuela Parroquial Santa María, se propuso rescatar una de las tradiciones de nuestros antepasados: “Con Flores a María”. Esta tradición consiste en agasajar a la Santísima Virgen con flores a diario, llevadas en procesión  desde el 8 de noviembre hasta el 8 de Diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción.  Así lo hicimos  cada día con nuestros alumnos y sus familias a los pies de la imagen de la Virgen de Luján que el padre Antonio colocó frente al altar para esta especial ocasión. Colaboraron con nosotros los grupos de jóvenes  de Shöenstatt de Santa María y le agregamos a esta tradición un ejercicio propio de estos grupos: El Capitalario, una grilla donde cada flor que le llevábamos a María durante el mes, cada participación en las misas y grupos de oración del Rosario era registrado con una marca bajo el lema “a Cristo por María” y con el especial pedido a nuestro Señor de la gracia de un aumento en la Fe en los corazones jóvenes de nuestro pueblo. Este Capitalario fue quemado el 8 de Diciembre delante de la imagen de María en la rambla frente a la Iglesia como ofrenda a nuestra Madre luego de la Misa de Precepto.
A pesar de que esta costumbre de llevar flores a María en el mes de noviembre se hacía con regularidad en nuestra escuela, la intención era la participación comunitaria en el Templo,  tal como  lo hacían nuestros antepasados y de este modo no sólo rescatar y revalorizar una hermosa tradición, sino reavivar la Fe que tanto caracterizó a nuestras colonias alemanas.
Tanto el rezo del Rosario como la Misa y posterior quema del Capitalario estuvieron cargados de emoción y sentido Amor a María que nos lleva directamente al Corazón de su Hijo Jesús.







No hay comentarios:

Publicar un comentario