T

T

lunes, 28 de enero de 2013

Un gesto que engrandece a la gente de los pueblos alemanes

Fuente:
 Agradecimiento de Oscar Steimbach. Don José Rollhaiser, conocido trabajador del Cementerio Municipal del Pueblo San José, devolvió $9.000 en efectivo encontrados en la vía pública.

La historia comenzó a escribirse el miércoles, aproximadamente a las 20 hs., cuando se hicieron presentes en la Redacción de La Nueva Radio Suárez el señor Oscar Steimbach y su esposa frente a la angustia de haber extraviado la suma de $9.000 en efectivo que se encontraban en un fajo atados con una bandita elástica y el ticket de la institución bancaria que había entregado ese monto de dinero en efectivo, producto de los trabajos de la cosecha del damnificado.
A partir de ese momento se difundió por nuestra emisora el extravío y hacia las 22 hs., casi con la misma angustia pero con el peso encima de poseer algo que no le pertenecía, llegó a la Radio Don José Rollhaiser, un trabajador municipal que siempre fue orgullo en el Pueblo San José por su contracción al trabajo, seriedad y responsabilidad en el Cementerio de esa localidad.
Venía con la preocupación de tener el dinero en efectivo que había encontrado en nuestra ciudad, en plena vía pública, y lo quería inmediatamente devolver, pero se retrasó por un accidente que un nieto había sufrido recientemente.
Desde la Radio inmediatamente contactamos a la señora de Steimbach, le anunciamos que se quedara tranquila que ya estaba el dinero en buenas manos y que debía concurrir al domicilio particular de Rollhaiser.
Coincidentemente la mujer, que todavía mantenía su angustia, señaló que lo conocía porque son vecinos, ellos también pertenecen al Pueblo San José.
Esa misma noche se produjo la restitución del dinero y en la mañana del jueves entregaron una nota de agradecimiento por la actitud solidaria y el gesto que enaltece verdaderamente a la gente de nuestros Pueblos Alemanes por su honradez y por su actitud en la vida.
Rollhaiser tenía dos preocupaciones: el accidente de su nieto, que afortunadamente fue leve; y llevar en el bolsillo un fajo de dinero que no le pertenecía.
Por la noche, después de las 23 hs., Rollhaiser y la familia Steimbach habían concluido con una jornada complicada.
En el medio de esta historia está la Radio; nos pareció una buena noticia que merece ser contada y muy tenida en cuenta, sobre todo en tiempos donde no abundan gestos de estas características.

No hay comentarios:

Publicar un comentario