T

T

miércoles, 5 de junio de 2013

En el gris del atardecer

En el gris del atardecer
desfallecen los minutos
en melancólicos suspiros,
deshojando las horas
que en pétalos de olvido
lloran tu ausencia.

Mientras mi alma,
huérfana de ti,
liba el amargo néctar
de la rosa del tiempo,
que gime de ayeres
que nunca volverán.

Y mirando el ocaso,
veo irse el día
como el partir de un velero
rumbo a la eternidad,
buscando en el más allá
la felicidad perdida.

2 comentarios:

  1. Cada segundo que transcurre lejos del ser amado, cada caricia que se esfuma en el aire, cada besos ahogado en los labios son pedacitos nuestros que muere... Por eso hay que vivir intensamente cada minuto compartido, cada caricia, los detalles imperceptibles, los que creemos cotidiano. Es un privilegio poder estar al lado de nuestro amor. No sólo el amor romántico sino toda clase de amor. Hermosa poesía que invita a cerrar los ojos y recordar momentos vividos con plenitud y profundo sentimiento....

    ResponderEliminar
  2. Hermoso tu comentario, Mariposa! Es una invitación al amor y al compartir ese amor, único e irrepetible!

    ResponderEliminar