T

T

sábado, 31 de agosto de 2013

Una delegación de Castelli, Chaco, llegó para disfrutar de la Fiesta de la Carneada


Buenos amigos que comparten experiencias y la pasión por la conservación de las más caras tradiciones.

Ya habían estado el año pasado con un numeroso y entusiasta grupo de alrededor de 40 personas que vinieron a disfrutar de la Megafiesta.
Luego, a principios de este 2013, una delegación de la Asociación de Alemanes del Volga de Coronel Suárez viajó hacia Castelli con los integrantes del Coro Las Voces del Corazón, para estar presentes en la Fiesta del Socio que llevan a cabo sus pares de Castelli y actuar en el marco de esa celebración.
Así se han fortalecido las relaciones y para participar de la Fiesta de la Carneada han llegado a los Pueblos Alemanes cuatro integrantes de la Asociación de Castelli, que visitaron La Nueva Radio Suárez.
Abelino Prester, Tesorero; Luis Pagliari, Secretario; Luis Masson, Vocal, y Carlos Kass, Vicepresidente de la Asociación Alemanes del Volga de Castelli, contaron cómo se gestó la entidad que tiene 36 años de historia y que reúne a los descendientes de quienes hace poco más que 80 años llegaron hacia esta zona del Chaco en busca de mejorar sus expectativas.
Relataron que la inmigración interna desde las colonias alemanas de La Pampa y parte de Buenos Aires, pero sobre todo las localidades pampeanas de Alpachiri, General Campos, Macachín y otras poblaciones, se dio en el marco de una gran sequía que afectaba a toda esta zona.
Fue en el año 1930 cuando familias enteras se trasladaron por tren hasta donde llegaba la punta de riel o por carros hasta la Provincia de Chaco, buscando llegar a Castelli. 
En el trayecto las familias que iban en carros tuvieron una terrible travesía, deteniéndose para aprovechar la oportunidad de trabajo en las cosechas, de algodón por ejemplo, donde laboraban todos: hombre, mujer y los niños, por lo menos los mayores. 
Había nacimientos en el trayecto y en muchos casos la muerte de algún niño al que le faltaba asistencia médica, incapaz de soportar las condiciones en las que se vivía. 
Entonces se producía el velatorio y el entierro muy cerquita del camino por el que estaban circulando, apenas unos metros adentro, en el campo.
Esta es la historia de muchas familias que hoy viven en Castelli y que disfrutan del resultado del trabajo de los abuelos y padres, sabiendo que el secreto radica en seguir trabajando siempre, marchando hacia adelante.
En honor a todas estas familias, y para preservar las tradiciones y la cultura, hace algo más de 30 años se creó la Asociación de Alemanes del Volga de Castelli.
La institución es muy activa, produce cinco fiestas al año y por su organización esta institución es una de las mejores en su tipo del país.
Estarán presentes este sábado en la Fiesta de la Carneada en el Pueblo San José como invitados especiales y para ello conforman un gran lazo de amistad con dirigentes locales de las comunidades de los alemanes del Volga.

1 comentario:

  1. Uia los veo con los ojos caidos le cayo algo mal jajajjaja

    ResponderEliminar