T

T

domingo, 22 de septiembre de 2013

La historia de la abuela Verónica

Doña Verónica dice que le dijeron que tenía que casarse, que esa era su misión en la vida. También dice que sus padres le dijeron que así lo ordenaba Dios y que había que obedecerle. Y agrega que les hizo caso porque los hijos deben obedecer a los padres siempre.

La casaron a los catorce años. Por civil e iglesia. Hubo fiesta durante tres días. La noche de bodas fue frustrante. Lloró las dos semanas siguientes hasta que se resignó o acostumbró, lo misma da. Tuvo dieciséis hijos. Uno detrás de otro. Todavía estaba amantando al último que ya estaba embaraza nuevamente. “José, mi sexto hijo, recién había cumplido los cuatro meses cuando me di cuenta que estaba embarazada otra vez”.
Los hijos eran recibidos como un regalo de Dios aunque el acto de engendrarlos le provocaba disgusto. “Una esposa debe complacer a su marido por más que no le guste ni medio –afirma-. Es la ley de Dios. El hombre manda y la mujer obedece” –sentencia.
De su noche de bodas revela que no estaba preparada. “No sabía lo que me esperaba. Cuando vi que mi marido cerraba la puerta de la pieza con llave me largué a llorar. Tuve miedo que nunca me dejara salir. Tenía miedo que me pegara. Tenía miedo de todo. El era un hombre grande, fuerte, de veintiocho años –cuenta.
 “Casi no me acuerdo de nada de esa noche  –concluye-. Solamente que no quería hacerlo, que tenía miedo y que a mi marido no le importó”.

3 comentarios:

  1. ¡ Qué historia desgarradora ! Cuántas vidas habrán transcurrido como la de Verónica, sumidas en el miedo, la ignorancia, el abandono propio para abocarse a la casa, el esposo, los hijos y el trabajo. Tanto recaía sobre la mujer!! Hasta es inhumano! Y encima satisfacer al esposo en el lecho engendrando hijos, uno tras otro. Fue muy cruel la existencia de aquellas generaciones.

    ResponderEliminar
  2. y pensar q mi abuela me dijo q tambien la hicieron casar sin saber quien iva a ser el marido arreglaron todo ellos ,q barbaro era asi tal cual ........cuanto sufrimiento ......gracias por etiquetarme me encanto me gustan esas historias .....

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias por leer mi trabajo y por sumar vuestras reflexiones y pensamientos, que enriquecen la entrevista.

    ResponderEliminar