T

T

martes, 1 de abril de 2014

Tuvo lugar en la ciudad La Plata la inauguración de la CATEDRA LIBRE DE LA HISTORIA Y LA CULTURA DE LOS ALEMANES DEL VOLGA

Por Prof. Horacio Agustín Walter
Director de la Cátedra Libre
de la Historia y Cultura 
de los Alemanes del Volga en Argentina

 Con un importante acompañamiento de casi cuarenta personas el marco de la Sala de Sesiones de la Presidencia de la Universidad Nacional de La Plata tuve ayer su día con sabor a historia, cultura y patrimonio de la comunidad volguense.

La Contadora Margarita Hollmann, secretaria de la Cátedra, leyó la resolución de la Universidad creando la CL. Posteriormente el Presidente del Centro Argentino Cultural Wolgadeutsche presentó a los disertantes y deseó suerte en el desarrollo futuro de la misma.
A continuación, el Prof. Horacio Ägustín Walter, director de la CL, acompañándose con distintas imágenes hizo una reseña de la historia de la migración de la comunidad volguense hasta su instalación en Argentina, así como también las consideraciones correspondientes a la "larga caminata" hasta llegar a Rusia, su vida llena de esfuerzo y trabajo en las orillas del Wolga y nuevamente en Argentina, en las distintas provincias. Con la idea de que la identidad es la cultura en constante re-construcción, el disertante mostró cómo los alemanes de Rusia fueron adaptándose a los contextos históricos y sociales a través de su trabajo, su decisión de vivir en aldeas y colonias, separados del resto de los inmigrantes lo que también les trajo un costo negativo que se siente a lo largo del tiempo, justamente por su tardía integración a la sociedad global argentina.
Posteriormente la Arquitecta Cristina Vitalone que ha sido una eficaz coordinadora en el trabajo realizado entre el Centro Cultural Wolgadeutsche y el Lemit y que dió por resultado el libro "Partes de otras tierras en nuestra tierra", explicó las características de nuestro patrimonio intangible que resulta ser el modo del trazado de las aldeas y colonias y la riqueza arquitectónica de las primeras viviendas de los alemanes del Volga. Supo generar la necesaria curiosidad de los presentes incitándolos a observar con una mirada precisa los detalles constructivos y también las futuras investigaciones que deberán realizarse para contener y resguardar el acerbo cultural que han formado nuestros antepasados y que es responsabilidad de sus descendientes, des decir nosotros, de seguir investigando, resguardo y difundiendo estas riquezas.
La despedida de los presentes resultó interesante. Era un mosaico de distintos orígenes y lugares. No sólo asistentes de La Plata o Buenos Aires, sino también de Coronel Suárez, Darragueira, Baradero, Colonia Hinojo, Olavarría y otros lugares, lo que muestra la necesidad de seguir profundizando y la alegría de contar con herramientas culturales como esta Cátedra Libre que comienzó a funcionar ayer. La demanda de nuevas actividades será nuestro desafío en cuanto a programación y organización. Lo haremos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario