T

T

lunes, 8 de diciembre de 2014

Valor de los recuerdos

Niño: Los recuerdos de tu familia y de tu escuela te seguirán toda la vida, te hablarán al oído, se te presentarán ante tus ojos y se revivirán en tus sueños.
Cuando seas mayor de edad y estés triste, los recuerdos infantiles, como aire fresco y puro, acariciarán tu rostro, enjugarán tus lágrimas y te darán un beso maternal en la frente.
Y se estás alegre, tu placer aumentará con los gratos recuerdos del pasado…
Siembra, pues, ahora, niño, querido, semillas de bondad y amor, para recoger más tarde flores de gratitud y cariño que alegrarán el jardín de tu vida.

Fuente: El texto fue extraído del libro que nuestros abuelos usaban en segundo grado en la escuela primaria, en la década del treinta. El autor es José H. Figuera.

No hay comentarios:

Publicar un comentario