T

T

sábado, 19 de septiembre de 2015

El testamento de abuela

En largas noches de invierno abuela llenó mi alma de historias. Las colmó de palabras en alemán. De poesía y belleza. De recuerdos y añoranzas. De tristezas y alegrías. De sueños y esperanzas. Me regaló su universo de niña en un océano de palabras. Las sembró en mi alma para que las escriba. Para que las vuelva a sembrar en la eternidad de los tiempos. Y así lo hago. Ese es mi destino. Y estas páginas son sus memorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario