T

T

lunes, 7 de diciembre de 2015

El colono y la lluvia

Llueve.
Relámpagos cruzan el cielo.
Noche en pleno día.
El colono arando va
la tierra bajo la intemperie.
Caminando está
detrás del arado mancera.

Empapado.
Tiritando.
El frío le cala en los huesos.
Sus pies chapotean en el barro.
Pero no se rinde.

Sigue la huella del surco.
Terco.
Firme en sus convicciones.
Confiado en que su trabajo proveerá,
y que Dios con él está,
protegiéndolo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario