T

T

miércoles, 3 de febrero de 2016

San Blas, la tradición de tener nuestras gargantas bendecidas: una costumbre ancestral

Para los habitantes de los pueblos alemanes hoy se lleva a cabo una importante celebración litúrgica: la fiesta de San Blas, la tradición de tener nuestras gargantas bendecidas. Para ello, el sacerdote consagra dos velas, por lo general con una oración, y luego coloca las velas en una posición cruzada en la garganta de la persona que está siendo bendecida. San Blas es el santo de las personas con enfermedades de la garganta y era conocido por su don de curación milagrosa. Salvó la vida de un niño que se ahogaba al trabársele en la garganta una espina de pescado. Este es el origen de la costumbre de bendecir las gargantas el día de su fiesta. Murió mártir en el siglo IV.

No hay comentarios:

Publicar un comentario