T

T

jueves, 16 de marzo de 2017

Pueblo Santa María protagonista de un documental para Canal Encuentro sobre los alemanes del Volga en la Argentina


Juan Carlos Roht, Presidente de Club El Progreso y  propietario
de Mi Bar, un negocio tradicional de la comunidad, y la
periodista Ana Cacopardo, durante la conferencia de prensa.
Juan Carlos Roth fue anfitrión del equipo de grabación del Canal Encuentro.

Hace un mes atrás Santa María se revolucionaba con la presencia de un equipo periodístico del Canal Encuentro, que concurrió a realizar todas las filmaciones para un documental sobre los alemanes del Volga en la Argentina, centrados en la tercera Colonia Alemana. 
Faltaban apenas unos pocos días para la Strudel Fest y esto constituía un adicional no previsto perfecto, grandioso y muy bienvenido.
Juan Carlos Roth, vecino de Santa María de toda la vida, fue quien se constituyó en el anfitrión para la recorrida que inició primero la productora general de ese ciclo de cuatro documentales, la prestigiosa periodista Ana Cacopardo. 
Muy bien elegido, si se toma en cuenta que desde su juventud Juan Carlos era un encarnizado defensor de Santa María y quien hoy analiza que “si nos dicen un pueblo cerrado, y producimos todo esto, llamando la atención de mucha gente que viene a conocernos y queda admirada de cómo somos, bienvenido sea entonces que nos digan cerrados”.
El programa todavía no tiene fecha precisa de emisión en el Canal Encuentro, pero hace unas horas atrás Ana Cacopardo anticipó a Juan Carlos que sería para fines del mes de abril, comprometiéndose a realizar anticipadamente la comunicación de la fecha, una vez la misma quede establecida por el canal.
Consultado Juan Carlos Roth sobre cómo vivió esos días, siendo anfitrión de todo un equipo de trabajo de filmación, aquí están algunos pasajes de la entrevista.
“Ana me llamó, contactada por Julio César Melchior. Luego me volvió a llamar y hasta después me dio vergüenza, porque tuvo que explicarme quién era, y cuando la googlie vi que tenía un Martín Fierro y todo. Después me llamó la atención su sencillez, también todo el despliegue que hubo, haber podido llevarla a distintos lugares y haber visto cómo se metió entre la gente, cuando como quien dice estudiaba el panorama. En una oportunidad la dejé en la casa de Eduardo Maier y luego volví a trabajar en mi autoservicio. Ella vino después, se metió en el bar, tomó un fernet y charló con la gente, algo que me sorprendió mucho”.
Entre los lugares que visitó en esa primera recorrida por Pueblo Santa María fue la peluquería de Alicia Schneider, estuvo con el grupo de teatro que presenta “El Tartufo” en alemán, también visitó el Museo Parque La Palmera, donde entrevistó a Julio César Melchior, y por supuesto también a la familia Meier.
Más adelante el Presidente de El Progreso y propietario del bar más característico del barrio La Manchurria de Santa María dijo que “cuando vino el equipo de filmación dedicaron al bar y a mí más de cuatro horas y media. Hubo mucho trabajo de producción, de charla. Debo haber subido y bajado las persianas del bar muchas veces, para que la tomaran de diferentes ángulos, desde adentro y desde afuera. Capaz que con el trabajo de edición quedan apenas cinco minutos, o ni eso siquiera, pero el trabajo para hacerlo fue enorme, con dos cámaras, dos micrófonos, una pantalla para iluminar. Al día siguiente, cuando se filmó la actividad dentro del bar, con el partido de Schafskopf, que debe ser el único lugar en el país donde se realiza este juego, ahí le deben haber dedicado casi una hora, tomando desde arriba, desde abajo, desde todos los ángulos”. 
Quienes aceptaron el convite para este partido fueron cuatro vecinos de Santa María: Carlos Urban, Jorge Graff, Juan Graff y Oscar Busch. 
“Había invitado a más, pero algunos se rehusaron, seguramente les daba vergüenza saber que iban a ser filmados”.
Juan Carlos Roth dice que los productores, camarógrafos y periodistas se fueron muy contentos con la visita y por la atención recibida por toda la gente de Santa María.
Recuerda también que hubo cosas inesperadas, que también sumaron, como el día viernes de la Strudel Fest, cuando en Mi Bar el acordeonista Gonzalo Berger junto a un grupo de visitantes a Santa María se pusieron a bailar. Ocurrió lo inesperado y que sumó a todo lo que se estaba filmando para el programa”.
“Fue una buenísima experiencia”, resume Juan Carlos Roth.
Los italianos de Mar del Plata, los lituanos de Berisso, los gallegos de Avellaneda y los alemanes del Volga de Pueblo Santa María, “si uno se pone a pensarlo es muy fuerte para nuestro pueblo todo esto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario