T

T

sábado, 18 de marzo de 2017

Un libro que rescata las vivencias cotidianas de los alemanes del Volga

El transcurrir del tiempo se llevó invalorables tesoros de nuestra infancia. Sepultó en el pasado seres, acontecimientos y cosas que nos formaron, marcaron y forjaron nuestra identidad individual y colectiva. Se llevó a nuestros padres, que hoy descansan en el cementerio, a nuestros abuelos, que también murieron hace muchos muchos años, a vecinos, amigos y a un montón de parientes que en la infancia nos colmaron el alma de dicha y buenos momentos. Se llevó tradiciones, costumbres, formas de vida, de pensar, de afrontar la realidad cotidiana y de relacionarnos con los demás. Todas cuestiones que hacen a nuestra identidad como personas únicas y como colectividad. Para recuperar todo lo que perdimos, para volver a vivirlo, para conservarlo de manera indeleble, es que nació el libro “Lo que el tiempo se llevó de los alemanes del Volga”. Un libro que se puede adquirir desde cualquier lugar del país, por correo, o personalmente en la ciudad de Buenos Aires. En él está impreso el tesoro más valioso que tenemos: nuestro pasado, nuestra identidad. ¡No se lo pierdan! (Comunicarse: juliomelchior@hotmail.com).

No hay comentarios:

Publicar un comentario