T

T

domingo, 27 de marzo de 2011

Tú eres la causa de todo

Nunca te quejes de nadie ni de nada, porque tú, y sólo tú, eres la causa de todo lo que te pasa. Ni digas jamás que la situación está difícil. Lo estará para ti. Hay miles de personas para las cuales no tiene nada de difícil. No digas que el dinero está escaso. Eso será en tu casa. Abunda en muchas partes y lo tienen los triunfadores, los optimistas. No te engañes. Tú eres la causa de todo lo que te acongoja, de tu escasez, de tu mala situación, de tus dificultades, de tus desdichas. La causa de todo lo eres tú. Aprende de los fuertes, de los activos, de los audaces, de los valientes, de los enérgicos, de los que no ponen pretextos, de lo que no conocen las dificultades. Aprende de los que triunfan; sé hombre cabal. Levántate, anímate, apúrate, y ¡triunfa!

No hay comentarios:

Publicar un comentario