T

T

miércoles, 11 de enero de 2012

Pueblito viejo

Por José A. Morales
Lunita consentida  colgada del cielo  como un farolito  que puso mi Dios  para que alumbraras  las noches calladas  de este pueblo viejo  de mi corazón.  Pueblito de mis cuitas  de casas pequeñitas  por tus calles tranquilas  corrió mi juventud.  En ti aprendi a querer  por la primera vez  y nunca me enseñaste  lo que es la ingratitud.  Hoy que vuelvo a tu lares  trayendo mis cantares  y con el alma enferma  de tanto padecer  quiero pueblito viejo  morirme aquí en tu suelo  bajo la luz del cielo  que un día me vio nacer.