T

T

lunes, 2 de abril de 2012

Comenzó la conmemoración de los 125 años de los pueblos alemanes


Gentileza Claudia Lorena Stoessel

Un gran acampe de Alemanes del Volga donde las tradiciones mas arraigadas se pusieron de manifiesto. Kosser, comidas típicas, carros tirados por caballos, música, danzas y hasta el guiso carrero. Marcharon hacia los Pueblos Alemanes y compartieron la santa misa del Domingo de Ramos en el Pueblo San José. Se revivió una de las 45 noches apostados en los terrenos ferroviarios, lugar histórico de la llegada de los primeros colonos. Significativa invocación religiosa del Padre Antonio Vedellini y mensaje central del Presidente del Concejo Deliberante Ernesto Palenzona.
“Coronel Suárez es distinto por esta maravillosa colonización, que nos privilegia por su cultura, fe religiosa e incansable lucha”

Después de un fin de semana con cálidas temperaturas que contribuyeron al éxito del acampe que se organizó bajo la coordinación de Daniel Minig y Wolgadeutsche, con el aporte del área de Turismo de la Municipalidad de Coronel Suárez, quedó la sensación en nuestra población de nostalgia y desde luego los más grandes recuerdos de la profunda incidencia que ha representado para nuestra ciudad la llegada de los primeros colonos fundadores de los Pueblos Alemanes.
A lo largo de todo este año se mantendrán diferentes acontecimientos que han sido declarados de Interés Municipal por la Comuna y el Concejo Deliberante respectivamente, pero el sábado pasado, en las primeras horas de la tarde, se desarrolló un torneo de Kosser, el juego bien típico que refleja un motivo de reunión de amigos y que comenzó con los antepasados.
En los predios ferroviarios ubicados frente a la Avenida 12 de octubre fue desplegada una jornada muy especial con la instalación de stands, comidas típicas, música alemana, no faltó el baile tradicional y resultó muy llamativa la llegada de los carros rusos tirados por caballos, representando el momento histórico en que arriban los primeros colonos y permanecen en el lugar durante 45 días, hasta desplazarse a los asentamientos definitivos en Santa Trinidad, San José y Santa María.
A media tarde del sábado se compartió el acto oficial donde se entonaron los Himnos Nacionales de Argentina y Alemania interpretado por el Coro Las Voces del Corazón y el Maestro Albino Lang en el teclado y se produjo la invocación religiosa que estuvo a cargo del Párroco de Santa María el Padre Antonio Vedellini.
El mensaje central estuvo a cargo del Presidente del Concejo Deliberante de Coronel Suárez Ernesto Palenzona quien destaco la trascendencia de la colonización, el arraigo en nuestra comunidad de sus costumbres y su cultura que nos diferencia de otros pueblos de la región.
Más tarde cada comunidad fue recibiendo la plaqueta recordatoria que habrá de institucionalizarse en cada celebración de Santa Trinidad, San José y Santa María, para lo cual compartieron este momento cada Delegado Municipal, junto a representantes de las instituciones de cada Pueblo Alemán.
Al término del acto protocolar se presentaron los alumnos del Jardín de Infantes del Pueblo Santa Trinidad junto a sus docentes interpretando canciones típicas, mientras otros músicos se sumaban, entre acordeones y violines, interpretando los sonidos incomparables y bien alegres de la música que identifica a los alemanes del Volga.
Todo esto reflejado con atuendos coloridos, bien a la usanza de nuestros antepasados, y acompañados por las danzas tradicionales, las polcas bien acentuadas, hasta presentarse una breve reseña del dialecto alemán, que los mayores aun conservan en las tres localidades.
Fue muy oportuno presenciar la proyección de dos documentales, en los cuales se dieron cuenta de los notables avances y crecimiento experimentado por las Colonias en la actualidad y a pesar de su gran transformación conservando facetas típicas, especialmente en las líneas arquitectónicas; y otro documental comparativo de la realidad que debieron afrontar quienes se quedaron en el Volga.
Cayó la noche y llegó el guiso carrero, con el objetivo de revivir en una sola jornada lo que vivieron los colonos al llegar a nuestras tierras y mostrar a nuestra ciudadanía, sobre todo a la juventud, el espíritu inmenso de lucha, fe y trabajo que la colectividad sigue conservando en esta época, pero admirando siempre los esfuerzos fundacionales de hace 125 años.
El domingo se compartió un buen desayuno bien a la antigua, se partió en caravana hacia Pueblo San José, primera localidad que fue fundada, participando con esta singular postal de la Santa Misa que incluyó la bendición de los ramos a las 9 de la mañana en el Pueblo San José.