T

T

sábado, 11 de mayo de 2013

Don Miguel Detzel, carpintero de toda la vida



“Todo lo que tengo se lo debo a la gente de mi pueblo”. Distinguido en el aniversario de Santa María. Sus cuatro hijos orgullosos recibieron el reconocimien


Desde muy chico hizo los trabajos que para la gente de esos años era común: juntar maíz y girasol. 
En esos años la labor se hacía a mano y por la época del año en el que tenía lugar las manos se ponían rojas, se helaban por el frío.
Luego fue al Servicio Militar, le tocó hacerlo en Comodoro Rivadavia. Ostenta de esa época el orgullo de haber sido dragoniante, que es una categoría destinada para los soldados de mejor conducta. 
Cuando tuvo la oportunidad de elegir entre quedarse o irse eligió, como dice ahora, “la libertad”, así llegó de regreso a Santa María.
A los 23 años había empezado con la carpintería. Pudo tener lo indispensable: martillo y tenaza y algún otro implemento, pero no mucho más que esto.
De manera que todo lo hacía a mano. Luego recibió la ayuda de su concuñado, el que le brindó la posibilidad de comprar algunos implementos, como la cepilladora, para poder anexar mejores equipos para la tarea manual que constituyó el trabajo de su vida.
Es una muy buena persona, muy querida por la gente de Pueblo Santa María. Muchas de las puertas, ventanas, bancos, sillas, mesadas y otros muebles que hay en las viviendas de la localidad han salido de las manos de este hombre, que a sus 88 años sigue conservando todavía una fuerza y una vitalidad increíble.
El viernes por la mañana la Delegación Municipal de Santa María le otorgó la distinción que cada año se entrega a diferentes personas de la comunidad. 
Lo recibieron sus 4 hijos, algunos llegados de diferentes lugares para estar presentes en el acontecimiento.
Miguel Detzel no pudo concurrir porque su salud está un poco afectada con los primeros fríos del otoño.
En la entrevista con La Nueva Radio Suárez agradeció, mandó un saludo “a toda la barra” y dijo que “todo lo que tengo se lo debo a la gente de Santa María”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario