T

T

jueves, 18 de julio de 2013

Chistes que me contaron los abuelos

Fuente: Revista Creo
¿Quién vio el pájaro del cura?

Aprenda a preguntar correctamente

Un sacerdote aficionado a la ornitología tenía doce pájaros.
Todos los días los soltaba para que volaran y éstos siempre regresaban a sus jaulas.
Pero un día sólo regresaron once, así que el cura, decidido en la misa del domingo preguntó:
-¿Quién tiene un pájaro?
Todos los hombres se levantaron.
-No, no me expliqué bien. ¿Quién ha visto un pájaro?
Todas las mujeres se levantaron.
-¡No, no! Lo que quiero decir es: ¿quién ha visto mi pájaro?
Todas las monjas se levantaron.

…………………………………………………………………………………….

El paisano y el policía

Hablar no es lo mismo que comunicarse

Llega un paisano al bar de las colonias y dejada atada a su perra a un árbol.
Al instante una jauría de perros se arremolina a su alrededor tratando de conquistarla.
En medio de un concierto de ladridos, gruñidos, mordiscos y aullidos, un policía entra la bar y pregunta por el dueño de la perra.
El paisano, que se estaba tomando un vaso grande de ginebra, levanta la mano y dice:
-¡Yo!
-Su perra está alzada –dice el policía.
-No puede ser, yo la dejé en el suelo –responde el paisano.
-Quiero decir que está en celo –insiste el policía.
-No puede ser, yo jamás le di motivos, no siquiera miro a otras perras –contesta el paisano sediento.
-Digo que está caliente. ¿Me entiende? –dice el policía.
-No, no lo entiendo, me fijé de dejarla a la sombra –contesta enojado el paisano.
Exasperado, el policía exclama:
-Òigame, su perra quiere tener relaciones sexuales.
El paisano responde:
-Pues… ¡Adelante, mi hijo! Siempre quise tener un perro policía.

…………………………………………………………………………………….

Por si la cita fracasa
Una excusa con elegancia

Un conocido caballero de las colonias, ya entrado en años, se reunía con sus amigos a tomar mate todos los sábados a la misma hora. No faltaba nunca. A las cuatro en punto estaba sentado en su silla. Era el primero en llegar a la casa de Hans.
Un sábado no llegaba y no llegaba…
Sus amigos comenzaron a preocuparse… Hasta que por fin apareció Peter y les comunicó un mensaje de Hans:
-Amigos, Hans me dijo que lo perdonen por la demora. Es que se encontró con una antigua amiga que hace muchos años que no ve. Me dijo que les comunicara que si puede, dentro de dos horas estará con nosotros, y si no puede, dentro de diez minutos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario