T

T

martes, 3 de septiembre de 2013

Las llaves del abuelo

Las llaves quedaron sobre la mesa
sin las manos cálidas del abuelo,
que se fue de viaje a la eternidad
tras el camino de sus ancestros.

Las dejó solitarias y frías
en aquel amanecer de invierno,
cuando yo aún era un niño
y no entendí qué cosa es la muerte.

Autor: Julio César Melchior

No hay comentarios:

Publicar un comentario