T

T

martes, 21 de enero de 2014

La rueca: una herramienta de trabajo con historia milenaria

Mujer hilando lana en rueca tradicional mientras el hombre la acompaña cebando unos  mates (La fotografía refleja la historia cotidiana de las colonias en los tiempos de nuestros queridos abuelos).

Símbolo de los alemanes del Volga

Los pueblos germanos desarrollaron la hilandería desde muy antiguo y fueron ellos quienes llevaron los secretos de este arte a Roma. Nada más natural, pues, que la palabra germánica rukko, usada para designar la rueca, llegara al latín vulgar con las invasiones bárbaras o, tal vez, un poco antes. Los romanos adoptaron así el nombre rucca, que llegó al español hacia 1400 como rueca. Los alemanes del Volga llevaron consigo la rueca a las aldeas que fundaron en Rusia y posteriormente la trajeron consigo al emigrar a la Argentina. Tanto la utilizaron y desarrollaron el arte de hilado de lana, que la rueca es hoy un emblema de trabajo que identifica al pueblo de los alemanes del Volga.

Orígenes de la rueca

Mujer hilando lana hace varios siglos,
con la vestimenta de la época pero
 la típica rueca que utilizan todavía
hoy las mujeres alemanas del Volga.
Los orígenes de la rueca (aparato que permite obtener hilos resistentes, en el que la operaria hace girar una rueda sobre un bastidor uniendo las fibras cortas de lana en un largo hilo continuo, que se enrolla en el uso) se remontan a un instrumento conocido como Torno de hilar, desarrollado en la India alrededor del año 500 a. C. Este aparato fue introducido en Europa en la Edad Media, donde fue modificado su diseño y funcionamiento, dando origen a la rueca clásica, que acompañó las actividades de manufactura doméstica para el procesamiento de diversos tipos de fibras naturales.
En el s. XVI se empleaban dos tipos de ruecas: Jersey y Sajonia.
Los emigrantes germanos que emigraron a las márgenes del río Volga, en Rusia, a finales del siglo XVIII, la llevaron consigo, transformando el hilado de lana en una industria. Y la trajeron consigo cuando vinieron a la Argentina para instalarse en su nueva patria. Resultando que la rueca fue y es una tarea femenina que todavía se continúa utilizando en los pueblos alemanes del Volga. En la actualidad más que una industria, el hilado de lana en rueca es un arte que muy pocas mujeres conocen plenamente.

3 comentarios:

  1. Sr. ha sido muy instructiva su explicación.
    Lo voy a citar en un comentario que puse en mi página de facebook.

    ResponderEliminar
  2. Julio César Melchior22 de febrero de 2014, 22:18

    Muchas gracias Ricardo por visitar mi blog, leer, y por tener la gentileza de citarlo en su página. Abrazo grande.

    ResponderEliminar
  3. Mis bisabuelos eran Alemanes del Volga y mi abuelo Nació en Rusia (alemán del volga) Es agradable leer que mi ascendencia trajo tanto del viejo continente para dar a esta hermosa tierra que les abrió los brazos.

    ResponderEliminar