T

T

viernes, 13 de junio de 2014

Crecí a la luz de la lámpara a kerosén

Crecí a la luz de la lámpara a kerosén. Su lumbre ilumina mis recuerdos como una estrella perenne que brilla en mi memoria. Veo a mi madre tejiendo medias en las largas noches de invierno; a mi padre leyendo la Biblia; a mis hermanos haciendo la tarea de la escuela… como en un sueño que soñé y en el que fui muy feliz; pero ya no existe ni volveré a soñar. Porque mis padres murieron hace años y yo dejé de ser un niño el día que descubrí qué cosa es la muerte de un ser amado.

1 comentario:

  1. Por suerte guardo dos lámparas de esas que aparece en la fotografía, funcionan perfectamente , pero por estos tiempos se hace difícil conseguir kerosén.......

    ResponderEliminar