T

T

lunes, 16 de junio de 2014

Julio Cesar Melchior presentó su libro “Aprender a vivir, reflexiones para el alma”


La propia historia de vida de un hombre que hoy en la plenitud de su vida encuentra el amor y la realización personal a través de la literatura. Fue la escritora Graciela Schmidt Robilotta la encargada de leer párrafos del nuevo ejemplar y de destacar la superación personal y de qué manera enfrentó y se sobrepuso a los obstáculos.

Llegó el gran día, Julio Cesar Melchior, el desatacado escritor del Pueblo Santa Maria, presentó el sábado pasado su libro “Aprender a vivir, reflexiones para el alma” con un acto cultural que contó con el patrocinio del Instituto Cultural de la Municipalidad de Coronel Suárez.
Su Presidenta Laura Schrohn brindó calidas palabras de bienvenida para luego iniciarse el acto propiamente dicho, donde Julio Cesar Melchior presentó el octavo libro de su autoría, el cual está dividido en varios capítulos, ya que es una obra literaria que no pertenece a sus pensamientos habituales, porque las anteriores ediciones siempre estuvieron vinculadas con investigaciones sobre la historia y las costumbres de los alemanes del Volga.
Este libro tiene breves reflexiones donde hacen alusión a la superación, el creer en uno mismo, de qué manera se fueron superando cada uno de los obstáculos que en sus 48 años de vida debió sortear, los sufrimientos, su discapacidad, hasta que en 1993 comenzó a publicar y consolidó lo que hasta ahora es una parte fundamental de su vida, su crecimiento personal, la trascendencia local, regional y nacional, todo ello a través de la expresión literaria donde se ganó un espacio en su propio pueblo primero y después la trascendencia.
Hasta que llegó inclusive el amor, lo que cambia sustancialmente y fortalece una trayectoria exitosa, dejando atrás una historia de vida donde dolores, tristezas, pasiones, fueron cabalmente reconocidas hasta lograr la superación, por eso “Aprender a vivir, reflexiones para el alma”, un libro que tiene que ver con las distintas etapas del autor en las cuales uno acentúa el propio análisis que ha hecho Julio al ser entrevistado por La Nueva Radio Suárez el sábado pasado en los “Pueblos Alemanes y su gente”, donde señalaba que “uno muchas veces cree que no tiene nada, pero sin embargo no se da cuenta que lo tiene todo, o por lo menos tiene lo suficiente como para salir adelante y desarrollarse como persona”.
Nada mas apropiado resultó para la presentación oficial del libro contar con la presencia de la escritora Graciela Schmidt Robilotta, quien no solo formuló un análisis de la obra literaria con la lectura de algunos pasajes de su nuevo libro, sino que también reafirmó sus convicciones sobre la superación personal y la inmensa voluntad para afrontar las dificultades que la vida nos propone.
Ante un recinto colmado de la Sala Bicentenario del Mercado Municipal de las Artes, el acto formal de presentación se inició con palabras de bienvenida y emotivas de Laura Schrohn, Presidente del Instituto Cultural de la Municipalidad de Coronel Suárez y luego no faltaron la entrega de presentes por parte de la Asociación Descendientes de Alemanes del Volga y la Asociación Germano Argentina representadas por Juan Hippener y Hugo Schwab, mientras el concejal Claudio Holzmann entregó el Decreto del Concejo Deliberante sobre la declaración de interés Municipal la presentación del libro y por otra parte un instrumento similar se le hizo llegar al escritor por parte del concejal Carlos Robein ya que en el orden legislativo Ricardo Moccero presentó una adhesión similar.
Se leyó una carta de su hermana Claudia Melchior quien le hizo entrega de un presente recordatorio de este momento inolvidable y se paso a compartir el acto que fue seguido atentamente por numerosos asistentes, entre ellos, referentes de la cultura local y del Pueblo Santa María encabezados por el Delegado Municipal Jorge Gregorio Streintenberger y la Bibliotecaria Patricia Mellinger, entre otros.
Julio cerró el encuentro con emocionadas palabras, firmó ejemplares de su libro, se presentó en la apertura una representación de la Escuela Municipal de Música con dos excelentes ejecutantes de Chelo mientras quedaron flotando en el aire algunas frases de la introducción del propio escritor al afirmar que “Esta obra nació desde el alma y para el alma. Es una obra para leer con el corazón y los sentidos a flor de piel. Para disfrutar, reír, llorar y aprender. Para reencontrarnos con nosotros mismos y volver a ser felices con lo que somos y tenemos. Para Volver a tener sueños y creer en el amor. Para entender quiénes somos y para que estamos en esta bendita tierra”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario