T

T

domingo, 22 de marzo de 2015

Persecución a los alemanes del Volga


Bibliografía:
Stéphane Courtois, 
El Libro Negro del Comunismo
“Capítulo 12. El reverso 
de una victoria”, 
Ediciones B (2010), p. 287-291
http://es.wikipedia.org/wiki/
Alemanes_del_Volga
Los alemanes del Volga era una etnia característica de la Unión Soviética al descender de los colonos germanos que trajo a Rusia la Emperatriz Catalina la Grande para que poblaran las zonas vacías del inmenso territorio ruso. De cultura puramente alemana o prusiana, estos inmigrantes se integraron desde el principio con la sociedad rusa, aprendiendo el idioma, pero manteniento el alemán también. Nunca hubo problemas, ni durante la Primera Guerra Mundial que prestaron el apoyo a los rusos contra la Alemania del Káiser Guillermo II, ni en la Revolución Bolchevique. De hecho, fue dentro de la etapa bolchevique cuando Vladimir Lenin aprobó la fundación de la República Autónoma de los Alemanes del Volga en 1924, área junto al Río Volga habitada por 370.000 germanos. Pero fuera del Volga todavía se dispersaban otro millón más de alemanes repartidos por Moscú, Leningrado, Voronezh, Stalingrado, Saratov, Krasnodar, Ordzhonikidze, Stavropol, Cisacaucasia, Georgia, Crimea y en especial Ucrania donde habitaban 390.000 siendo la colonia mayoritaria. Justo antes de la Segunda Guerra Mundial, eran 1.427.000 los inmigrantes alemanes que vivían en la URSS.

Con la invasión de Alemania a la URSS en 1941, Iósif Stalin obsesionado ante una “quinta columna” que trabajase para el Tercer Reich de Adolf Hitler en la región del Volga, ordenó que todos los alemanes del Volga e inmigrantes diseminados por la URSS fueran arrestados y deportados a gulags. Como excusa el Politburó redactó un texto en el que se consideraba a la operación “medida humanitaria preventiva”. Comenzaba la trágica persecución étnica de los alemanes del Volga.
Catastróficamente mientras el Ejército Rojo era derrotado en todos los frentes, aquello no impidió que el jefe de la NKVD, Lavrenti Beria, junto al vicecomisario Iván Serov, aparecieran en la región del Volga con 14.000 soldados dispuestos a cambiar las vidas de los habitantes de la zona. Sin dar más explicaciones, entre el 3 y 20 de Septiembre de 1941, 446.480 alemanes del Volga fueron sacados a la fuerza de sus hogares y encerrados en 230 trenes de 50 vagones, entre los que había 2.000 hombres, mujeres y niños por cada uno. El viaje vía ferroviaria duró de seis a ocho semanas muriendo millares por el camino. El destino final fueron los gulags de Omsk, Novossibirsk, Barnaul y Krasnoyarsk, todos ellos en Siberia. Sobrevivirían pocos al infierno helado.
Aquel mismo Septiembre de 1941, también se procedió a deportar a los inmigrantes alemanes de las principales ciudades rusas. En Ordzhonokidze se deportaron a 77.570 personas, en Rostov a 38.288, en Krasnodar a 38.136, en Zaporozhie a 31.320, en Moscú a 9.640, en Gorky a 3.162 y en Tula a 2.700.
Entre las ciudades previstas a vaciar estaba Leningrado, urbe en la que Beria tenía la intención de deportar a 96.000 inmigrantes alemanes y finlandeses. Pero ocurrió un milagro para esta gente, ya que cerca de allí las tropas alemanas cruzaron el Río Neva, cortando de este modo el único ferrocarril por el que podían ser deportados. La solución de la NKVD fue deportarlos por vía fluvial, pero sólo se pudo hacer con 11.000 alemanes, ya que la flota germano-finlandesa bloqueó las puertos, haciendo imposible el traslado. Gracias a aquellos acontecimientos se salvaron la mayoría, aunque de los supervivientes muchos perecerían en el asedio de Leningrado bajo las armas alemanas, las de sus propios compatriotas.
Para Octubre de 1941 las deportaciones se extendieron a los lugares lejananos. Más de 100.000 alemanes sufrieron la represión de ser deportados por el aparato soviético en Ciscaucasia, Georgia, Armenia, Azerbayán y Crimea. Para el año 1942 ya habían sido enviados a gulags en Siberia y Kazakhstán más de 894.000 personas.
Dentro del Ejército Rojo se expulsó y arrestó a todos los oficiales y soldados cuya nacionalidad fuese alemana del Volga. Miles de soldados alemanes del Volga que habían combatido valientemente a las tropas de Hitler en los primeros días de la “Operación Barbarroja”, fueron represaliados sin piedad. A todos ellos se los deportó a batallones de trabajo y castigo que operaban en las zonas esclavistas de Vorkuta, Kotlas y Kemerovo. Fue Cheliabinsk la región que más soldados alemanes del Ejército Rojo fueron internados, más de 25.000 que trabajaron como esclavos en fábricas metalúrgicas.
Como no se avisó a las autoridades soviéticas en los gulags de que iba a llegar un inmensa cantidad de millares de personas, no existían alojamientos preparados para ellos. Cuando descargaron a los prisioneros en los gulags de Siberia, se los hubo de albergar en barracas, establos o al aire libre, pues no había ni barracones convencionales títipos de campos de concentración. Esta mal estado de las intalaciones mató por frío o enfermedad a decenas de miles de alemanes del Volga. Los principales gulags en los que murieron tantos alemanes del Volga fueron Novossibirsk con 116.612 presos, Omsk en Altai, Alma Ata en la frontera con China y Chelyabmetallurgstroy que fue uno de los más duros.
Un total de 1.209.430 alemanes del Volga fueron deportados durante la Segunda Guerra Mundial, es decir el 82% de la población total de esta etnia, pereciendo cerca de 1 millón de ellos en campos de concentración o ejecutados.
Hasta 1955 los supervivientes alemanes del Volga permanecieron en gulags. Ese año el Presidente Nikita Jruschov denunció los crímenes de Stalin sobre los alemanes del Volga en el mismo Politburó de Moscú. A todos se les pidió perdón formalmente y se les liberó, aunque no se les devolvieron las antiguas propiedades. No sería hasta la caída de la URSS a finales del siglo XX, cuando la nueva Rusia indemnizaría económicamente a los supervivientes y los reconocería oficialmente como víctimas de un genocidio.

Bibliografía:
Stéphane Courtois, El Libro Negro del Comunismo. “Capítulo 12. El reverso de una victoria”, Ediciones B (2010), p. 287-291
http://es.wikipedia.org/wiki/Alemanes_del_Volga

No hay comentarios:

Publicar un comentario