T

T

lunes, 24 de agosto de 2015

Con música, baile y reconocimientos, Pueblo Santa María reconoció al club de todos los vecinos


En el hermoso salón del club, que lució colmado y reluciente, la comunidad entera de Santa María se congregó para darle las gracias a El Progreso, la entidad señera que es la caja de resonancia de las actividades, los sueños y el presente de todos quienes habitan la tercera colonia alemana, Hubo reconocimientos para socios vitalicios y por los 30 años de la Biblioteca Juan Carlos Graff.

Todo comenzó cuando luego de las 22:00 y bajo los sones de la Marcha de El Progreso, ingresaron al gran salón los abanderados y la reina saliente, con su hermoso vestido azul, haciendo juego con la delicada ornamentación del salón donde se celebró la cena que congregó a más de 600 comensales.
Antes del inicio de la cena, el padre Leandro Volpe bendijo los alimentos y destacó el rol del club El Progreso dentro de la comunidad de Santa María.
Una vez más, la cena cumplió con la tradición de los pueblos alemanes, exquisita, muy bien servida y tradicional, destacándose, como siempre, las papas al horno y el fillsen, como sólo los alemanes del Volga lo saben hacer.
Antes del postre y luego de un muy prolongado intervalo, llegó la hora de las palabras, dando inicio a los mensajes el presidente del Club Social, Deportivo y Cultural El Progreso, ingeniero Claudio Holzmann, quien lo hizo acompañado por toda su comisión directiva.
Holzmann destacó el trabajo realizado a lo largo del año, agradeció profundamente a todos quienes se acercan a colaborar de manera desinteresada, especialmente al equipo de cocina y a los mozos que colaboraban esa noche, para quienes solicitó un fuerte aplauso. También agradeció la presencia de las autoridades municipales, dirigentes de otros clubes  y la presencia de autoridades de la Liga Regional de Fútbol y de la Asociación de Patín del Sudoeste.
Se mostró feliz de poder mostrar una entidad fortalecida y saneada, con muchas actividades deportivas, sociales y culturales, destacando que en el presente período se están cumpliendo 30 años de la fundación de la Biblioteca Juan Carlos Graff, que funciona bajo la órbita y en instalaciones del club.
“El presente que vivimos nos llena de alegría”, enfatizó el dirigente, destacando que entre los proyectos, “en un futuro no tan lejano estaremos anunciando que nuestro querido club va a construir la pileta, en un proyecto muy ambicioso que se podrá concertar también gracias a la colaboración de toda la comunidad que compra nuestros bonos”. “La pileta aledaña al campo de deportes es un sueño que Santa María se merece y que trasciende las fronteras del club”, destacó finalmente Holzmann.
En nombre de los clubes hermanos, tomó la palabra Mauricio Marcolini, presidente de San Martín de Santa Trinidad, quien destacó la hermandad entre los tres clubes de los pueblos alemanes, resaltando además el notable crecimiento de El Progreso en los últimos tiempos y la trascendencia de su tarea para Santa María.
A su turno, Ernesto Palenzona dijo estar sensiblemente unido a El Progreso, siendo el club al que más ha concurrido, destacó el campeonato de Primera de 1974 y resaltó que uno de sus hijos es deportista de ese club.
Finalmente en nombre del municipio habló Gustavo Moccero, secretario de Gobierno, quien  recordó que desde que tenía 2 años concurre al club ya que su padre tenía una chacra a pocos metros. Recordó al Nene Fernández, ex deportista del club, destacó la labor comunitaria de El Progreso y enfatizó la importancia de que un club de esas características contenga desde hace 30 años una biblioteca para todos los habitantes de Santa María, Finalmente hizo entrega de un subsidio a las autoridades del club.


Distinciones

Luego del postre otra vez la música de la mano de los músicos de Alpachiri, La Pampa, ataviados con sus característicos gabanes. Los Herederos del Ritmo tocaron mil ritmos distintos, pero ninguno fue capaz de amilanar a una multitud ansiosa de bailar, sin importar si el ritmo era polka, paso doble, fox trot, cumbia o chamamé.
Una alarga entrada para esperar el momento de los reconocimientos que habitualmente realiza el club en su aniversario.
Este año se reconoció a cinco socios que llegan a la categoría de vitalicios por hacer más de 30 años que abonan puntualmente su cuota societaria, siendo ellos Patricia Schamberger, Neida Schmidt, Miguel Resch, José Daniel Streitenberger y David Pfoh, a quienes se les entregó un diploma certificando tal circunstancia. Finalmente los cinco posaron junto a la comisión directiva para beneplácito de los fotógrafos de los medios de prensa presentes en el aniversario.
Luego el club destacó con la entrega de una plaqueta al “trabajo constante” del Grupo de Equinoterapia ‘De corazón’, recibiendo la distinción la presidenta durante siete años, María del Carmen Adam y quien fuese su secretaria, Liliana Maccari.
Un momento especial se vivió también cuando las autoridades del club premiaron a la Biblioteca Juan Carlos Graff por sus 30 años d vida en simbiosis con el club.
Finalmente el Club El Progreso recibió plaquetas recordatorias de parte del Taller Protegido Santa María, de la subcomisión de patín y de la Asociación de Patín del Sudoeste.
Y luego siguió la música y el baile, con todo el mundo en la pista, disfrutando y agradeciendo al club por todo lo que les da y por ser el lugar de los sueños y los encuentros de toda la comunidad.
Para la madrugada quedó la elección de la reina –fue electa Brenda Schneider- que con su belleza representará al club durante todo este período que se inició el sábado por la noche con una fiesta de gran nivel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario