T

T

lunes, 22 de febrero de 2016

Gran acto de devoción mariana en la Gruta de Fátima de Pueblo Santa María


Como todos los años se renueva la fe y la esperanza. La procesión partió desde la Parroquia del Pueblo Santa María. La misa se ofició en la Ermita ubicada en el acceso a la tercera Colonia. Se cumplieron 51 años de la bendición.

En una jornada donde la temperatura acompañó bajo un cálido sol, se cumplió una ceremonia muy sentida como todos los años en el centro Mariano donde se honra a la Virgen de Fátima, ubicado en el acceso al Pueblo Santa María.
Minutos antes de las 18:30 hs. los fieles fueron llegando desde diferentes sectores de nuestra ciudad, los Pueblos Alemanes y la zona rural para dar la bienvenida mas afectuosa a la procesión que había partido a las 17:30 hs. desde la Parroquia Natividad de María Santísima, llevando la imagen de la Virgen secundada por los jinetes y en especial los chicos que concurren a equinoterapia “De Corazón” del Pueblo Santa María y otros emprendados mas los fieles que en una extensa caravana acompañaron a la Virgen desde el templo en Pueblo Santa María hasta la ermita en el ingreso a la localidad.
Los feligreses con gran emoción dieron la bienvenida a la Virgen y el Sacerdote junto al Coro Parroquial Santa María se dispusieron a iniciar la santa misa que como siempre tiene la sagrada finalidad de dar gracias a Dios por los frutos recibidos, las benditas lluvias, las cosechas y todos los beneficios recibidos para las familias.
Este año “A Jesús por María” se conmemoraron los 51 años de la bendición de la Gruta de Fátima, cuya ceremonia se llevó a cabo el 21 de febrero del año 1965, recordando los motivos de su construcción e impulso que brindó el Padre Juan Peter para responder a la generosidad del Señor y orar por abundantes lluvias en una época donde las sequías predominaban en nuestra zona.
Una vez reciba la virgen y ubicada junto al altar el sacristán Oscar Baugartner recibió al padre Leandro Volpe quien presidió la celebración que se inició con las lecturas del día que estuvieron a cargo de los fieles y el acompañamiento del Coro Parroquial.
El Sacerdote en su prédica señaló que “es necesario ser agradecidos a Dios y a María Santísima, Madre de Dios y Madre nuestra”.
Luego en su homilía el Padre Leandro expresó que “Es buena cuando aprendemos a descubrir algo que no hemos hecho nosotros, por lo cual hay tantas cosas que no las hacemos nosotros y que brillan y que son buenas, por lo cual es meritorio cuando aprendemos a disfrutarlas, cuando valoramos que algo que hicieron otros para nosotros, es necesario decir gracias” señaló el sacerdote.
Luego avanzado en las lecturas del día para enfatizar que “Cuando miramos el fruto del trabajo nuestro y en el fondo descubrimos mas el trabajo de Dios que de nosotros, decimos gracias, gracias porque voz y entonces descubrimos que no podemos todo , por eso reafirmar la experiencia, la intersección de la Virgen que nos escuchó y es el momento de decir gracias, como ocurrió hace 51 años , con la experiencia de la lluvia que se asemeja a la vida corriente donde es necesaria la presencia de Dios, por eso aprendemos a decir gracias”.
Luego el sacerdote se refirió a la “fe la necesidad de ver algo más brillante todavía que es la presencia de Dios, por eso es importante cuando aparecemos abrumados, apabullados por las noticias, es importante ver la realidad con otros ojos, con los ojos de Dios y que triste que se pone todo cuando empezamos a pensar que en la vida, solo estamos nosotros”.
Finalmente el Padre Leandro exhortó para que “Cuando miremos nuestro trabajo también tengamos cuidado, no creamos que nos sabemos todo y nos olvidamos de Dios, no nos olvidemos de la parte que le corresponde que es la mejor , aprender a mirar la vida con ojos de fe , la vida tiene luz, empecemos a decir gracias desde lo cotidiano, porque la vida cotidiana tiene luz, tiene sombras sin duda pero sobre todo luces” reflexionó para continuar con la consagración eucarística y la bendición de las espigas junto a los frutos de la tierra que fueron levantados en mano por la feligresía que acompañó la santa misa en acción de gracias en la gruta de la Virgen de Fátima en una jornada extremadamente calurosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario