T

T

miércoles, 11 de mayo de 2016

Historia de la fundación de Pueblo Santa María

Fue fundada el 11 de Mayo de 1887 por un grupo de 24 familias y una persona soltera. Se conserva en la memoria colectiva que los colonos habían mensurado primeramente solares ubicados en cercanías del arroyo Sauce Corto y que una creciente del cauce de agua les demostró que se encontraban en una zona proclive a inundaciones periódicas. Por lo que decidieron trasladarse unos quinientos metros más allá del lugar, sobre una loma de piedra. Donde edificaron sus casitas de adobe y erigieron una nueva localidad. Las familias fundadoras –nativas de la aldea Kamenka- fueron: Juan Reser / Bárbara Roth; Juan Graff / Ana María Detzel; José Meier / Cristina Minnig; José Schneider / Catalina Reser; Jacobo Fogel / Cristina Schmidt; José Schroh / Catalina Sauer; José Streitengerger / María Legmann;  Federico Streitenberger / Elisa Gertner; José Meier (h) / Catalina Melchior; José Schneider (h) / Ana Roth; Juan Schneider / Elisa Quitlain; Miguel Schneider / Ana Roht; Juan Schneider / Catalina Reeb; Juan Dailoff / María Walter; Nicolás Walter / Catalina Minnig; José Schmidt / Susana Walter;  Jacobo Schwindt / Bárbara Bahl; Antonio Schwindt / Catalina Maier; Miguel Siebenhardt / Cristina Schneider; y Juan Maier; Nicolás Hasper; Gottlieb Schneider; Jacobo Schermer; Juan Schwindt -de quienes se desconoce el nombre de sus esposas-; y Jorge Streitenberger, que era soltero.
Los habitantes construyeron una capilla de madera en el año 1888, en el solar donde un año antes se había levantado una cruz de madera, al pié de la cual se reunían los colonos y rezaban. Periódicamente venía el padre Luis Servert de Colonia Hinojo para atender espiritualmente a los habitantes de la colonia. Y desde 1890 a 1896 fueron asistidos por los padres lazaristas.
El 1º de agosto de 1897 llegan y toman posesión de la parroquia los padres misioneros de la Congregación del Verbo Divino. El fundador de la congregación, reverendo Arnoldo Jannsen, los envió para que se ocuparan de la atención de los alemanes del Volga. Eran los padres Enrique Eichleitner, Aster y Antonio Ernst.
En ese momento se da comienzo a la construcción del nuevo templo, bajo la advocación de la Natividad de María Santísima. Se levantó en el mismo lugar donde estaba la de madera. El altar mayor fue construido por dos señores holandeses siguiendo un estilo romano. La construcción se llevó a cabo en los galpones del solar de la señora Catalina Reeb de Schneider.
La piedra fundamental fue colocada en el año 1897 y al año siguiente, el 8 de septiembre, día de la Natividad de la Virgen María, fue bendecida por el primer obispo de la ciudad de La Plata, monseñor Juan Terrero Escalada. Se entronizó el majestuoso altar y los dos altares laterales.
Al poco tiempo los pobladores solicitaron la intermediación del sacerdote para crear la escuela de carácter religioso donde educar a sus hijos. Este se dirigió al Pbro. Jannsen, pidiéndole que enviara hermanas religiosas de la Congregación para que se hicieran cargo de la escuela. El sucesor de Jannsen se pone en contacto con la superiora general de las hermanas misioneras del Espíritu Santo en Holanda, quien desina a las Hnas. Bonaventura para superiora, Concepción para la enseñanza y Práxedes para los trabajos de cocina y de la casa.
El 5 de abril de 1910, 207 niños hijos de colonos empezaron a estudiar el idioma alemán en tres aulas que la comunidad había construido para ello, ahí se educaba hasta cuarto grado, a cargo de tres hermanas misioneras Siervas del Espíritu Santo, creándose así la escuela parroquial de carácter religioso. Más tarde, para completar el cuerpo de religiosas,  llegaron las hermanas Matilde, Beatriz Manuela y Luisa. Para cubrir la falta de aulas tuvieron que alquilar propiedades a los  vecinos. Los primeros años la enseñanza se impartía hasta cuarto grado y 100 alumnos se preparaban para recibir los sacramentos de la comunión y confirmación.

Si desea más información, puede adquirir el libro “Historia de los alemanes del Volga”, del escritor Julio César Melchior, de donde fue extraído este texto. (Comunicarse a: juliomelchior@hotmail.com)

No hay comentarios:

Publicar un comentario