T

T

jueves, 15 de septiembre de 2016

Se llevó a cabo el 1º Encuentro Histórico cultural de los descendientes alemanes

Por Horacio Walter

El 1º Encuentro Histórico cultural de los descendientes alemanes, organizado y llevado a cabo por el grupo de Raíces Alemanas de Tandil (RAT) fue realmente un evento lleno de sorpresa. En un ambiente de sierras y cielo azul, los participantes fueron llegando de a poco de distintos lugares. Tuvo su punto de inicio en la exposición de obras pictóricas correspondientes a la Colección de “mundos posibles” de Karina Schwerdt en la Casa de la Cultura. Delicadas pinturas que partiendo de la realidad de una imagen se tornan difusas hacia mundos del sueño, de la fantasía, de una imaginación rica que va llenando los espacios de la tela con una suave y precisa coloración de los óleos.

La presencia de autoridades municipales y el acompañamiento de RAT y el público presente marcó esta primera sorpresa en cuanto valoró la calidad artística de esta joven pintura volguense.
El salón Blanco de la Municipalidad nos recibió primero con su central grupo escultórico de mármol y luego con sus largas escaleras para llevarnos un espacio donde los objetivos de la organización iban a lograr su cometido: Un salón, al mejor estilo de los salones europeos, brindó el ambiente adecuado para la palabra y la reflexión.
Así se sucedieron las distintas exposiciones del Prof. Horacio Agustín Walter (La Inmigración de los Alemanes del Volga) y el Dr. René Krüger (¿qué pasó con los alemanes del Volga y sus aldeas en Rusia?) que fueron seguidas con respetuosa atención por un auditorio que colmó ó la capacidad del mismo.
Rostros de serena emoción, ojos asombrados por el conocimiento de lo que fueron los procesos históricos que se vivieron, caras asintiendo a los expositores como recordando historias propias o parecidas, con orígenes de distintas comunidades como las que representaron la asistencia de la tarde.
La jornada del sábado arrancó nuevamente con una charla del Prof. Walter (La Comunidad Volguense: su identidad y sus costumbres), seguida por la presentación de un hermoso libro “Del Río Senguer a Tandil”. En esta parte de la tarde la representación dramatizada y con momentos musicales, de los textos del libro creó el clima necesario para la emoción, el silencio y algunas furtivas lágrimas que se escaparon entre los presentes. La madre y el padre acompañados de su hijo lograron una exquisita representación de lo que significa una historia familiar de sacrificio y de trabajo, hermoso legado del que la familia se siente orgullosa.
La tarde cultural quedó cerrada por la conferencia del Dr. Krüger sobre la Evolución del dialecto alemán del Volga en Rusia y en Argentina. Las cuatro conferencias marcaron los momentos más importantes de la historia de la migración volguense con todas sus características de violencia, esfuerzo, trabajo y esperanza, movidos por una inquebrantable fe en creer que vivir mejor siempre fue posible. El análisis de la migración, su instalación en ambos lugares (Rusia y Argentina) y el desarrollo de las comunidades en las mismas con el correlato de migraciones internas; la temática de la historia de debieron vivir los que se quedaron en Rusia y aspectos de la vida y costumbres que hacen a la identidad de la comunidad alemana del Volga resultaron el marco necesario para la reflexión, para el diálogo, para los interrogantes y para los descubrimientos de la propia identidad en el caso de muchos de los descendientes volguenses que participaron del Encuentro.
El mismo se cierra con una magnífica cena donde las más de doscientas cincuenta personas degustaron las exquisiteces alemanas con un primer plato de salchichas, puré y chucrut preparadas al mejor estilo germano.
Luego la bondiola a la miel acompañada del clásico Füllsen volguense sorprendieron a los comensales.
La cerveza, la música, la danza a cargo del conjunto “Alle Jüng” y el acordeón de Ricardo Horbath matizaron la alegría y los cantos de todos, conjuntamente con la emoción por los regalos sorteados y la acreditación de los diplomas a todos los invitados a participar de este primer encuentro.
La sorpresa mayor la llevó el propio grupo de Raíces Alemanas de Tandil que fueron sobrepasados por los propios acontecimientos que ellos mismos crearon. Una respuesta total de la comunidad tandilense, así como la participación de gente que vino de La Plata, Olavarría, Chillar, Necochea, Mar del Plata, Buenos Aires, Coronel Suárez, Colonia Hinojo y muchos otros lugares. El acompañamiento de las autoridades municipales a través de su Intendente el Sr. Miguel Lungui y del Secretario de Cultura Sr. Ernesto Ricardo Palacios, quienes se hicieron presentes en los actos de inauguración y clausura del Encuentro.
La complacencia por haber logrado los resultados esperados se transformó en la convocatoria a un nuevo encuentro a celebrarse en Tandil en una nueva fecha. La idea de que un “largo camino se inicia con pequeños pasos” quedó cumplida y a la espera de una nueva posibilidad de encuentro donde la cultura, la gastronomía, la emoción, los libros y las pinturas, las historias familiares con el encuentro de personas que hablaban nuevamente sus propios idiomas y dialectos cerraron un hermoso broche estas dos jornadas de trabajo, alegría y emoción. Cuando consideramos que era hora de irnos, la media luna en el cielo lucía brillante de alegría y orgullo. Se entregaba por completo y agradecida a los amigos de Raíces Alemanas de Tandil y su gente que habían logrado lo que se habían propuesto. 
El clima, con un sol radiante y un cielo azul acompañaron la riqueza de estas jornadas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario