T

T

sábado, 7 de febrero de 2015

Carlos Opel, tras 44 años de trabajo, se jubiló como Jefe de Correo


Luego de 44 años de trabajo en el Correo Argentino. Ingresó como cartero a los 18 años. Recuerdos de la época donde las tecnologías de la comunicación no existían.

El viernes Carlos Opel cumplía su última jornada laboral en el lugar en el que ha estado 44 años. 
“Se cumple un ciclo de la vida, se cierra una etapa, habrá que pasar a descansar, dejándole lugar a los muchachos más jóvenes”, dijo a La Nueva Radio Suárez ante la consulta.
Recuerda que ingresó, como cartero, cuando tenía 18 años. En esos tiempos se gestaban continuamente anécdotas. 
Las cartas se repartían como ahora, en bicicleta, pero en ese momento la mayor cantidad de calles eran de tierra y a pesar de la lluvia el reparto se hacía igual, protegido apenas con las botas y las capas que brindaba el Correo a sus empleados.
“Eran otras épocas. No había Internet, ni teléfonos celulares, todo era por correo. Me acuerdo de llevar las cartas y las reinas de las abejas, que teníamos que tener cuidado que recibieran aire, por lo que no podíamos llevarlas en la cartera”.
Después de cartero pasó a ser operador de sistema, es decir, telegrafista. Cuando se recibía un telegrama había que correr a entregarlo. 
Se recibían diversas piezas en oportunidad de fallecimientos y también para los casamientos. 
En esas ocasiones solían recibir 100 o 200 telegramas que entregaban al final de la jornada laboral, después de reunidos unos cuantos. 
Vivió la época en que las cartas eran perfumadas, cuando los novios fortalecían su relación a través de este tipo de correspondencia. 
Recuerda también que hubo épocas en que llegaban a recibirse hasta 1.500 telegramas por mes o más, según los acontecimientos que se iban produciendo en la ciudad.
Desde la recuperación de la democracia, uno de los momentos cruciales de mayor trabajo en las oficinas del Correo está relacionado con todo lo que rodea al acto eleccionario, por lo que hay mucho trabajo por realizar antes, durante y después de cada comicio.
Carlos Opel, despidiéndose de una labor que desempeñó a lo largo de 44 años en el Correo Argentino, dice que “tuve la suerte de haber estado siempre rodeado de muy buenos compañeros, tanto cuando ingresé como ahora que me voy. Me voy contento”.

Obsequiamos tres ejemplares de Hilando Recuerdos con la compra de un libro Aprender a vivir!!! No deje pasar esta oportunidad!!! Enviamos a todo el país. Comunicarse a juliomelchior@hotmail.com.

No hay comentarios:

Publicar un comentario