T

T

lunes, 23 de febrero de 2015

Procesión, misa y descubrimiento de placas en la Gruta de Fátima


Don Pedro Pin había donado las tierras para establecer la Gruta para la Virgen de Fátima. Sus familiares descubrieron la placa. Hubo un reconocimiento especial para Oscar Baumgaertner quien durante 25 años sigue cuidando la gruta ejerciendo simultáneamente la tarea de sacristán de la parroquia.

Ya avanzada la tarde del domingo llegó el momento donde la comisión pro festejos de los 50 años de la bendición y entronización de la Virgen en la Gruta del Pueblo Santa María se procedió al descubrimiento de placas en memoria y agradecimiento a Don Pedro Pin quien donó las dos hectáreas donde está emplazada la gruta y otra en nombre de la comunidad hacia la gruta.
El descubrimiento estuvo a cargo de Antonia Pin, Hipólito Pin y Mónica Pía, entre otros descendientes mientras que en representación de la comunidad parroquial de Santa María, Doña Ana Sieben de Baumgaertner, junto a Roberto Streitenberger, procedieron al descubrimiento de la placa.
Por otra parte el Padre Antonio recibió otras placas en nombre de la Delegación Municipal del Pueblo Santa María, el Club Social Deportivo y Cultural “El Progreso”, la Unión Padres de Familia del Colegio Parroquial y los familiares de quien en vida fuera Don Eduardo Cumler entregaron una placa en su memoria, ya que por pedido del padre Juan Peter comenzó con el mantenimiento del predio, cuidando las plantas, el lugar, una labor ejercida sin fines de lucro, solo por el amor que le profazara a Nuestra Señora de Fátima. Estuvieron presentes sus hijas Esther y Teresa, acompañadas de otros familiares.
Finalmente llegó el momento de valorar el trabajo desinteresado hasta el presente, y en los últimos 25 años, de Oscar Baumgaertner, quien recibió el reconocimiento con toda emoción, leyendo el texto de la significativa plaqueta como testimonio de su entrega como permanente custodio de la Gruta y el Padre Antonio agregó que simultáneamente ejerce la labor de Sacristán de la Parroquia Natividad de María Santísima.

Tres ejemplares de Hilando Recuerdos de regalo más un mapa con los nombres y la ubicación de las aldeas en el Volga, también de regalo, con la compra de un libro Aprender a vivir.  (Para adquirirlo comunicarse a e-mail: juliomelchior@hotmail.com) Se envía a todo el país.

No hay comentarios:

Publicar un comentario