T

T

miércoles, 27 de abril de 2016

Restauración de legado cultural en Pueblo San José


Se están restaurando las tres Cruces Rogativas y las imágenes de Cristo de Pueblo San José. Es una tarea que iniciaron dos vecinos de la localidad, Tristán Simanauskas, habitante de la segunda Colonia Alemana desde hace unos años, y Victoria Schmidt, que nació y vive en este lugar.

Todo surgió cuando en una ocasión ambos se detuvieron a ver el deterioro de las Cruces Rogativas, especialmente la que se ubica en la prolongación de la calle San Lorenzo, camino al Balneario Municipal, donde la acción climática y el paso del tiempo habían producido un notable deterioro en la cruz y en su Cristo. 
Le propusieron a la Delegación Municipal desmontar las cruces con sus respectivas imágenes y proceder a restaurarlas. 
Las otras dos cruces están ubicadas en otros dos caminos de salida, o de llegada, según el sentido en que se transite, de la segunda Colonia Alemana: hacia Coronel Suárez y hacia Santa María, a la vera de la Avenida Alemanes del Volga.
Consultados, Tristán y Victoria coincidieron en afirmar que “esto fue una iniciativa propia a partir de ver las cruces, de saber el valor que tienen para toda la comunidad, como espacio público y monumento religioso. Dentro de lo que nosotros hacemos, la arquitectura, la restauración en madera, muebles, surgió la idea de hacer este trabajo en el marco de la Kerb”.
Sobre la importancia de las tres Cruces Rogativas indicaron que “estas cruces están en los caminos de entrada y salida de la Colonia. En los tres Pueblos Alemanes están estas cruces, marcando los límites de cada localidad. Son las que despiden y dan la bienvenida a cada uno que llega y se va de la Colonia. Pero también son cruces que tienen mucha importancia, porque se hacían hacia ellas y se siguen haciendo las procesiones para rogar y pedir por las cosechas. Es decir con un valor ritual, vinculado a la actividad agropecuaria. Pero también, en la cotidianeidad de mucha gente, estas cruces están presentes y hacia ellas concurre la gente a rezar, de manera particular. De hecho se observa que suele haber siempre flores frescas al pie de cada cruz, que la gente va poniendo”.
Explicaron ambos entrevistados que “son tres cruces distintas, con tres Cristos distintos y estados diferentes de conservación, porque se les prestó más o menos atención, y también por cuestiones climáticas”.
Esta restauración se terminará para el 8 de mayo, cuando tenga lugar la Kerb de Pueblo San José. Además de la reparación que se realiza en el taller de Tristán y Victoria, la Delegación Municipal está participando para mejorar el espacio en el que están ubicadas, para poner en valor cada uno de estos lugares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario