T

T

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Mensajes de amor, paz y alegría hubo en los actos centrales de Kerb


Diario Nuevo Día

Jorge Omar Urban se emocionó al recibir la distinción 
que le otorgó su pueblo por su dilatada trayectoria como 
suboficial de la Armada Argentina
Lo expresaron el párroco Leandro Volpe en su homilía, Omar Urban luego de ser distinguido, Regina Streitenberger, Patricia Maier y el Intendente Palacio en sus discursos.

Con brillo alegría y mensajes de concordia y unión, se desarrollaron ayer por la mañana los actos centrales de las fiestas patronales de Pueblo Santa María, kerb, en recuerdo y homenaje de la madre de Jesús, cuya mediación es siempre motivo de culto.
Primero fue la tradicional misa en el templo parroquial oficiada por el padre Leandro Volpe quien en su homilía abogó por la unión, por la alegría y entender que la responsabilidad para que así sea es de todos, puntualizó que no existe “un pueblo nuestro y un pueblo de los otros”.
La misa cantada por el coro y acompañada de música de una guitarra tuvo un cierre emotivo y brillante con el ingreso de la Banda Municipal de Música Bartolomé Meier que interpretó un himno religioso acompañando al coro.

Distinción a un hijo de Santa María

Tras ello en la plazoleta ubicada frente al templo de la avenida 11 de Mayo el pueblo y las autoridades se reunieron para dar forma al acto oficial de la Kerb. Allí tras entonar el Himno Nacional Argentino y la interpretación del Himno alemán a cargo de la banda de música, fue depositada por chicos de las diversas escuelas una ofrenda floral ante el monumento de la Virgen María. Por su aniversario le fue entregada una placa recordativa al Jardín de Infantes de la localidad.
Luego de ello fue distinguido Jorge Omar Urban, por su dilatada carrera militar en la Armada Argentina de la que se retiró con el cargo Suboficial Mayor, luego de servir en diversos buques y formar parte de la tripulación que estuvo 7 meses en las costas de Kuwait en ocasión de la primera guerra del golfo, entre otros muchos destinos. Además en los lauros de Urban figuran distinciones del Congreso Nacional, del gobierno kuwaití y del rey de Arabia Saudita.
Muy emocionado al agradecer la distinción Urban dijo ser uno más de su pueblo y que se sentía muy halagado por la distinción, además de destacar su permanente compromiso con su tierra natal, de la que acotó que nunca dejó de reconocer, recordar y volver en infinidad de ocasiones, a pesar de que por su profesión militar, estuvo muchos años alejado de Pueblo Santa María.

La fiesta de todos                                                              

Tras el habló la delegada municipal Regina Streitenberger quien en uno de los párrafos centrales de su discurso dijo: “Esta fiesta la hacemos los presentes y cada habitante de Pueblo Santa María que está en sus hogares, para agasajar y recibir a su familia”.
Más adelante destacó que “Omar (Urban), cuando se fue con 16 años a seguir su vocación, no existían los medios de comunicación que hay hoy”.  Puso de relieve el hecho de que Urban haya puesto su vida al servicio de la patria. “Pero vuelve al terruño a cada rato, es un hombre que está acá y es nuestro”.
 Luego comparó esa partida con el que siente cualquier familia, cuando debe enviar un hijo a estudiar fuera de Santa María.  “Que duro es el desarraigo. Nosotros como hijos de nuestro pueblo, una de las grandes cosas que cultivamos es la familia. Es uno de nuestros grandes pilares y enseñar a nuestros hijos. Nos cuesta que se vayan, que se vayan simplemente a estudiar en Bahía Blanca, para los padres es un dolor en el alma.  No me quiero imaginar lo que fue en esa época donde no se contaban con los medios de comunicación que hoy tenemos”.
“Este año en el marco del Bicentenario de nuestra patria creímos oportuno que fuera reconocido”, puntualizó la Delegada Municipal. “El también hizo su aporte a nuestra patria, que hoy es grande independiente  como nuestro Pueblo Santa María, que también lo es”.
“Gracias por venir a festejar el cumpleaños de nuestra madre, que un cumpleaños sola no hubiese podido festejar. Nos ha regalado un día precioso para cobijarnos bajo su manto protector. La fiesta se hace entre todos”, concluyó Streitenberger.

Un día especial

Tras ella fue el turno de Patricia Maier, la directora de la escuela Media Nº 2 que cumple 50 años en 2016. En el núcleo central de su discurso dijo: “Este es un día muy especial para nosotros que somos habitantes de Pueblo Santa María. Por un lado tenemos la alegría de organizar esta fiesta que es símbolo de reunión, de encuentro con gente de otras partes que viene a compartir con nosotros. Muchas veces también es un día de nostalgia  por gente que ya no está“.
Luego de destacar el esfuerzo de instituciones y personas para que la fiesta resulte un éxito y que todos trabajando puedan ofrecer algo especial. “Este año es también particular”, dijo más adelante Maier “Es el Bicentenario de nuestro país que nos albergó, a los alemanes del Volga y que nos dio la oportunidad de vivir, desarrollarnos  y conservar nuestras tradiciones. Le tenemos que agradecer también este espacio  y también destacar a nuestra escuela que cumple 50 años”
Maier cerró su alocución recordando que el 11 de setiembre es el Día del Maestro: “Que tiene esa vocación y la gran responsabilidad de educar a nuestros niños”, también tuvo palabras de agradecimiento para Omar Urban que en 2012 regaló una bandera, que dijo que es izada en ocasiones especiales.

El amor que construye y el odio que destruye

Cerró la lista de oradores el Intendente Palacio quien además de mencionar el día del maestro recordó el 11 de setiembre de 2011 y la caída de las torres gemelas en Estados Unidos. Contrastó el amor y la construcción en la figura de los maestros con el odio y destrucción de aquel hecho. “Esta es fundamentalmente una fiesta religiosa donde las instituciones y la familia se reúnen con el fin de conservar sus tradiciones”. Puso de relieve a Julio César Melchior de quien dijo se encarga de conservar a través de lo que escribe de todas esas tradiciones”.
“Nadie estará en desacuerdo en pensar que a través de la educación y el amor se construye, no sólo este pueblo, sino todos nuestros pueblos”, enfatizó el Intendente. “Creo que es importante que empecemos a hacer carne entre nosotros esto de la unión y de trabajar todos juntos. A quienes no lo hagan así, seguramente vamos a tener que hacérselo entender, porque lo único que hacen es detener el avance. Quienes no lo hacen así están fuera del objetivo que tenemos todos los argentinos. Queremos construir una paz que sea para todos, que la que necesitamos todos los argentinos de hoy en día”.
Finalmente Palacio rescató de la homilía del padre Volpe: “Alegrémonos de estar juntos, estemos alegres festejando este día. Feliz Kerb Pueblo Santa María.

No hay comentarios:

Publicar un comentario