T

T

viernes, 21 de octubre de 2016

Comenzaron las obras de reparación del campanario de la iglesia de Pueblo Santa Trinidad


Carlos Weingardt dijo que “en octubre del año que viene se cumplen 100 años de terminación de la Iglesia, y desde 1917 hasta ahora no se le había hecho nada, por lo que el deterioro era muy grande”.

En el frente de la Parroquia Santísima Trinidad, de la primera Colonia Alemana, ya están armados todos los andamios y han comenzado a desmontarse las viejas chapas del histórico campanario para renovar todo la estructura, solucionar el problema de filtraciones y hacer una reparación integral, que se suman a todas las que viene encarando, desde el año 2012 a la fecha, la Comisión Parroquial que se formó con el objetivo de llevar a cabo todas estas obras de reparación y mejoramiento, camino a los 100 años de la inauguración del templo, que se cumplirá en octubre del año 2017.
Consultado Carlos Weingardt dijo a La Nueva Radio Suárez que “en octubre del año que viene se cumplen 100 años de terminación de la Iglesia, y desde 1917 hasta ahora no se le había hecho nada, por lo que el deterioro era muy grande”.
Detallando las obras indicó que “hubo que cambiar todo lo que es techo de la sacristía, altar, nave, casa parroquial. Felizmente hemos podido superar todo eso. Estamos ahora en la parte de la torre campanario, que era lo más complicado, porque no conseguíamos quién lo hiciera. Estuvimos durante mucho tiempo buscando, finalmente conseguimos a una persona. La hace un muchacho de la Colonia y en precio muy acomodado, porque nos ha dicho que le quiere devolver a Santa Trinidad algo de lo que la localidad le ha dado. Están trabajando ya en eso. Sería la etapa final de la parte externa de la Iglesia. Vamos a terminar la torre arriba, vamos a hacer todo el frente y va a quedar terminado por fuera. Después nos queda otra aventura, que es el cielorraso, el que hay que cambiar todo. Han sacado todas las chapas de la torre campanario, están terminando de reparar la estructura de madera, afectada por la gran filtración de agua, por lo que hubo que cambiar parte de las mismas. Se pica todo el revoque en el contorno de lo que es la mampostería del campanario, se pone revoque nuevo y se hace un texturado, color arena, bajando hacia todo el frente de la Iglesia. Va a quedar muy bonito”.
Para terminar estas obras de reparación, y las que aún quedan pendientes y que se proyectan terminar antes de octubre del año próximo, está en marcha un nuevo bono contribución Pro Templo, a un costo de $50, con números de tres cifras y con premios que se sortean el 29 de diciembre por Lotería de la Provincia: una vaquillona como primer premio, como segundo premio un cordero y como tercer premio un lechón. 
“Esperamos recaudar, mínimo, entre 40 y 50 mil pesos, que nos ayudaran a paliar esta obra”, dijo Carlos Weingardt, quien agradeció el acompañamiento permanente de toda la población.

No hay comentarios:

Publicar un comentario